Economía

The money may not be enough
La plata podría no alcanzar
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
19 de Febrero de 2015


La Superintendencia de Sociedades decretó liquidación judicial a los bienes de 57 entidades colombianas y extranjeras del Fondo Premium en el caso Interbolsa.


Twitter: @olgarendonm


En total serán liquidados bienes, haberes, negocios y patrimonios por valor de $516.800 millones que serán usados en reparar a 1.028 afectados por la captación ilegal del Fondo Premium, filial de Interbolsa.


Luego de acudir a los recursos necesarios como la conciliación y la intervención de los patrimonios, la Delegatura para Procedimientos de Insolvencia decidió que era momento de liquidar todos esos bienes para conseguir los más de $320.000 millones que adeuda el Fondo Premium, pero lo preocupante es que aunque el valor de los bienes a liquidar supera el monto necesario para la reparación, el 50% de esos activos son de muy difícil recuperación, según Alejandro Revollo Rueda, quien hasta ayer fungía como interventor del caso y hoy es liquidador del mismo.


Según Revollo Rueda, la mitad de los recursos que entran en la liquidación son deudas de terceros con el Fondo Premium, algunas con compañías en el exterior y otras con empresas que entran en el programa de liquidación, la mayoría de ellas no tienen ningún tipo de soportes ni garantías como pagarés, incluso no aparecen en los estados financieros de esas empresas.


Además, como el liquidador aseguró, los bienes procurarán venderse con las reglas del mercado, pero muchas veces la rapidez de estos procesos hace que se vendan por debajo del precio estipulado en principio.


“Se trata de deudas registradas en los estados financieros por concepto de cuentas por cobrar, que en su mayoría obedecen a préstamos efectuados entre socios, entidades intervenidas, en liquidación voluntaria y especialmente entre compañías vinculadas que datan de años atrás”, explicó Revollo Rueda.


 El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, explicó que la ley es clara en definir el orden de prelación para el pago con el resultante de la liquidación que se divide en dos grupos, la primera es la “Masa de liquidación” en donde se incluyen los impuestos, las deudas laborales y la jubilación financiera; el segundo grupo es la “No masa” que son los afectados por la captación ilegal, estos últimos tienen prelación sobre los primeros.


“Los afectados, los inversionistas que son los que entregaron los recursos confiando en que iban a ser bien invertidos tienen la prelación que garantiza sus recursos en la medida en que los activos alcancen para reparar a las víctimas”, concluyó el superintendente.


Los activos serán inventariados por Alejandro Revollo Rueda para lo que tiene plazo de dos meses, en adelante empezarán la enajenación de los mismos y si no es posible en su totalidad se pagará en especie, explicó Reyes Villamizar.



El Estado deberá responder

”Creemos que con la liquidación pueda pagarse por lo menos el capital, dudamos que pueda cubrirse los intereses. Lo que no está muy claro es con qué eficiencia va a actuar la Fiscalía con esas medidas cautelares”, dijo el abogado de las víctimas Jaime Granados, quien se refirió al viaje al exterior del señor Víctor Maldonado y de su probable ausencia el 25 de febrero a la audiencia de imputación de cargos.


Alberto Donadio, autor del libro El cartel de Interbolsa, quien por años le ha seguido la pista al caso ha advertido en repetidas ocasiones que “lo más grave es que en quince años la gente que demandó por Premium le van a tener que pagar lo que no haya recuperado por la liquidación, más el lucro cesante de $330.000 millones, más los intereses calculados durante tres años, eso es una cifra a la que hay que ponerle muchos ceros. Esas demandas siempre las ganan las víctimas, pero el Consejo de Estado se está demorando quince o 20 años para responder”.


La Superintendencia aseguró que todavía podrán incluirse víctimas del Fondo Premium que hagan los respectivos trámites para acreditarse como tal.