Nacional

Involved in Caquetá’s crime would be five
Implicados en crimen en Caquetá serían cinco
16 de Febrero de 2015


La Policía está detrás de otros tres delincuentes vinculados a la masacre de cuatro niños en Caquetá.


Foto: Cortesía 

Una de las hijas mayores de la familia Vanegas Grimaldo, dijo que reconoció a Vega García y que tenía un lavadero cerca de su casa.

La audiencia de legalización de captura, formulación de imputación de cargos y medida de aseguramiento en contra de los dos presuntos asesinos de los hermanos Vanegas Grimaldo, de 4, 10, 14 y 17 años de edad, en Caquetá, se realizó ayer y ninguno de los imputados se allanó a los cargos.  


El fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, explicó que los delitos que se les imputarán a los dos hombres, Cristopher Chávez Cuéllar, de 42 años, y Edison Vega García, de 25, son homicidio agravado, porte ilegal de armas, hurto agravado y concierto para delinquir.


“La pena a la cual se exponen los autores de estos hechos puede llegar hasta 50 años de prisión y se conoce que se les pagó la suma de 500.000 pesos”, agregó el fiscal y señaló que el móvil es una disputa familiar por un lote de 400 metros precedida de agresiones mutuas en semanas anteriores.


Fracaso de la política criminal


Según señalan las autoridades, alias El Desalmado, como se le conoce a Chávez Cuéllar, residía en compañía de su compañera sentimental y tres hijastros, los cuales quedaron a disposición del Icbf para realizarles el restablecimiento de sus derechos. El hombre, quien no se encontraba en su casa al momento de su captura, habría enterrado en el patio de esta la moto en la que huyó con sus cómplices después de perpetrado el crimen, la ropa que usó ese día, un arma y el papel que Édison Vega García le había dado con las instrucciones.  


El prontuario de Chávez incluye tortura, violación y asesinato a una mujer, caso por el que en 2004 fue condenado a 40 años de prisión, pero un juez de Neiva lo dejó libre cuando había cumplido 10 años de pena. Según un comunicado de la Fiscalía, frente a los cuestionamientos sobre el hecho de que uno de los capturados por el asesinato de los niños en Caquetá ya tuviera una condena por homicidio, acceso carnal violento y desaparición forzada, el fiscal aseguró “que en temas de resocialización, la política criminal en Colombia es un fracaso”.


En este sentido, Montealegre aseguró que la solución no es el aumento de penas sino la resocialización. “Tenemos que lograr más eficacia en las investigaciones, de tal forma que las penas que se impongan efectivamente, se cumplan. Yo creo que este caso trágico de la muerte de los cuatro niños, el 4 de febrero, muestra que es mejor la vía de una justicia que actúa de manera eficiente y pronta; que logremos rápidamente el esclarecimiento de los hechos, con una articulación de todas las autoridades judiciales”, afirmo Montealegre.


El otro sicario


De otro lado, Vega García fue quien le entregó un papel a Chávez Cuéllar con los nombres del menor de 17 años y de Jairo Vanegas, pues al parecer, la intención no era matar a los cuatro menores. La Policía dice que Vega García fue contactado por el autor intelectual y que este, a su vez, ubicó a los sicarios.  


Inicialmente Chávez Cuéllar y otro sicario ubicaron al hijo de 17 años de la familia Vanegas Grimaldo, y este lo condujo hacia la casa, donde creía que estaría su padre.  Allí sus hermanos menores le dijeron que tendrían que esperarlo y cuando pasó media hora Chávez Cuellar perpetró el múltiple crimen, del que salió vivo uno de los hermanos, de 12 años y su tía, que sufría retardo mental.


Ahora, los esfuerzos de la Policía están centrados en capturar a los otros implicados y al autor intelectual, de quien se dice es un comerciante que habría ordenado asustar a la familia Vanegas Grimaldo para quedarse con  el predio y ubicar allí un asadero y un lavadero de carros.



Satisfacción vs Demanda

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el presidente Juan Manuel Santos expresó que la captura del primero de los responsables, Christopher Chávez Cuéllar, alias “El Desalmado”, fue posible gracias a la labor de la Policía. La ciudadanía, que se había volcado a las calles la semana pasada para marchar en contra del crimen y pedir la pronta captura de los asesinos, agradeció a Santos y a las autoridades la celeridad con la que se está resolviendo el caso.  Por su parte, el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino llegó a afirmar que debería ser considerada la pena de muerte para los autores de este tipo de crímenes. Mientras tanto, la abogada Miryam Pachón anunció que interpondrá una demanda contra Palomino por omisión de la Policía en el caso.