Economía

Imports will mitigate demand and price of rice
Importaciones subsanarían demanda y precio de arroz
16 de Febrero de 2015


El ministro de Agricultura solicitó a la Superindustria hacer un seguimiento al comportamiento de los valores del grano.


Foto: Cortesía 

Según la verificación de inventarios hecha por la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC) a la industria arrocera, hay 290.215 toneladas de arroz blanco para consumo almacenadas, por lo que no se justificaría ninguna escasez.

"No nos van a inundar de arroz”, sentenció Rafael Hernández, gerente general de Fedearroz en noviembre de 2012 ante el anuncio del Gobierno Nacional de importar 250.000 toneladas de arroz, 160.000 provenientes de Estados Unidos, como parte de los contingentes acordados en el Tratado de Libre Comercio (TLC) que entró en vigencia en mayo de ese año.  Por su parte, 90.000 toneladas ingresarían desde Perú, Bolivia y Ecuador, entre marzo y mayo de 2013, “en momentos en que ha terminado la cosecha grande arrocera de Colombia”, reseñó entonces el Ministerio de Agricultura, el cual explicó que las compras se debían a los problemas climáticos y fitosanitarios que redujeron en más de 20% el área y la producción de arroz nacional. 


Dos años después, tras una reunión del Consejo Nacional del Arroz se determinó que todos los actores de la cadena le cederían la vocería al mismo Ministerio, hoy presidido por Aurelio Iragorri Valencia, al conocerse que más de 80.000 toneladas de arroz importado entrarán al país en los próximos meses para suplir la caída que se espera en la producción por cuenta de la disminución de área sembrada de más de 60.000 hectáreas impactadas por el fenómeno de El Niño, de acuerdo con el mismo gerente de Fedearroz. 


Los contingentes están repartidos así: 63.131 toneladas, como parte del aprobado para este año en el marco del TLC con Estados Unidos, y unas 25.000 que se importarían de Ecuador, bajo los acuerdos de la CAN.


El ministro Aurelio Iragorri Valencia explicó que hubo una disminución de 8% en los inventarios de arroz en este año, “nada anormal para la época”, y que hay garantías de abastecimiento para los próximos 45 días.


“Con los inventarios existentes, que son inferiores a los históricos, el ingreso de producto por la cosecha de ‘mitaca’ y las importaciones por TLC con Estados Unidos y el contingente aprobado de Ecuador, esperamos asegurar un adecuado abastecimiento, sin afectar los precios del producto”, afirmó el ministro Iragorri Valencia. 


Especuladores


El ministro señaló que hay una gran cantidad de comercializadores que son los que, en su concepto, vienen aprovechándose de una supuesta escasez, “que nunca fue cierta”. 


“No existe justificación alguna para el incremento de precios, que ha sido del 32%. Pasamos de $2.400 a $3.300 en el mercado y no es por escasez sino por especulación de algunos comerciantes y personas que han acaparado ese arroz a final de año, y en las últimas tres semanas le han hecho tres incrementos al consumidor”, declaró Iragorri Valencia. 


En ese mismo sentido se pronunció Rafael Hernández, quien aseguró que “los arroces los estamos colocando en el mercado, pero yo creo que en algún eslabón de la cadena hubo especulación”. 


Según el informe del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) del mes de enero, el precio del arroz de primera registró un aumento debido a la disminución de la oferta desde Tolima, donde el verano afectó los cultivos. A lo anterior se sumó la  menor producción en la mojana sucreña y los Llanos Orientales. 


De acuerdo con la publicación del Dane, esta situación se registró en los 31 mercados donde se comercializó el producto durante enero. En Medellín el incremento fue de 27,53% y el kilo se comercializó a $3.048.


El ministro de Agricultura indicó que en una carta enviada por Fedearroz e Induarroz, los mismos gremios expresan que hay suficiente producto. “Esto es cuestión de unos cuantos comerciantes que solamente quieren valorizar su inventario, pero generar esos precios es inaudito”, reafirmó. 



Caída de rendimientos

Reportes de Dignidad Arrocera aseguran que desde 2013 los rendimientos han caído entre 20% y 35%. “Los países vecinos tienen costos más bajos, el contrabando sigue permeando las fronteras y tenemos un precio sin posibilidad de competir en mercados internacionales”, afirma el comunicado de los arroceros.