Economía

Coal production inreases while sales decrease
Producción de carbón aumenta mientras sus ventas disminuyen
Autor: Lina María Mejía Zea
15 de Febrero de 2015


La producción de carbón en el 2014 alcanzó 88,5 millones de toneladas. Sin embargo, la demanda por este mineral en el mundo está en declive por la desaceleración económica de China y las nuevas reservas encontradas por Estados Unidos.


Twitter: @linamejia04


A pesar de que el 2014 fue altamente provechoso para el sector del carbón que  incrementó su producción en un 3,6 % más que en 2013, algunas carboneras del país como la Cuenca de Sinifaná tienen altas reservas de este recurso almacenadas en sus bodegas por falta de ventas, pues nada más en ese sitio han disminuido entre el 50 y 60% en dos años, reveló Rubén Darío Cano, secretario General de la Confederación Nacional de Mineros de Colombia (Conalminercol).


Parece paradójico que la producción aumente mientras las ventas disminuyen, pero todo se debe a la necesidad de acelerar la explotación de reservas antes de que aparezca una nueva prohibición internacional del uso de carbones en las fábricas que están utilizando este mineral para la generación de energía a través de las carboeléctricas, proceso que es altamente contaminante para el medio ambiente, explicó Cano. “Se está hablando de reducir la producción y quema de carbón para evitar un mayor grado de contaminación que se produce con estos materiales fósiles, es decir, la idea es ir sacando esos carbones”, contó el secretario de Conalminercol. 


Según Rubén Darío Cano, las minas se están quedando con su explotación de carbón lo que afecta directamente a las personas porque disminuyen sus ingresos. “Se han tenido que cerrar minas porque económicamente ya no es rentable el trabajo, se está quedando la producción”, apuntó Cano.


El carbón suministra el 25 % de la energía primaria consumida en el mundo, proceso que es altamente contaminante por liberar óxidos de azufre y nitrógeno, además de diferentes partículas de elementos pesados como el mercurio. 


Alta producción 


Sin embargo, Natalia Gutiérrez Jaramillo, presidente de la Agencia Nacional de Minería (ANM), resaltó que una mayor producción de carbón permite generar mayores ingresos para el país desde el punto de vista de regalías e impuestos que permiten recursos para educación, salud e infraestructura. “También es importante porque estamos aprovechando la dotación de recursos naturales que tenemos. La explotación minera trae generación de valor económico en términos de empleo, además de demanda de bienes y servicios a empresas locales y nacionales”, destacó la funcionaria. 


Por otro lado, fue posible lograr una producción de 88’577.980 toneladas en 2014,   gracias a una mejor actividad laboral en la principal mina carbonera del país, Cerrejón. Todo porque en los años 2012 y 2013, la compañía estuvo afectada por jornadas de protesta con un cese de actividades por parte de los trabajadores que pararon sus labores durante 60 días aproximadamente, lo que disminuyó el nivel de explotación que se tenía presupuestado en esos años, contó Rubén Darío Cano. 




Usos del carbón

Cerrejón, ubicada en La Guajira y considerada la más grande del mundo a cielo abierto, es la principal mina de carbón que hay en el país, es por esto que por medio de su sitio web relató cuáles son los usos más importantes de este mineral. 


“Algunos de sus más importantes usos corresponden a la generación de electricidad, la producción de acero y la fabricación de cemento. En términos generales existen dos tipos de carbón: el carbón térmico que es utilizado principalmente en la generación de energía y el carbón de coque o carbón metalúrgico que se utiliza principalmente en la producción de acero. Otros usuarios importantes de carbón son las refinerías de alúmina, los fabricantes de papel y las industrias farmacéuticas. Varios productos químicos pueden ser producidos a partir de los subproductos del carbón. El alquitrán de hulla refinado se utiliza en la fabricación de productos como el aceite de creosota, naftaleno, fenol, y el benceno. El gas de amoníaco recuperado de los hornos de coque se utiliza para fabricar sales de amoníaco, ácido nítrico y fertilizantes agrícolas. Adicionalmente los sub-productos del carbón son utilizados como componentes para jabones, aspirinas, disolventes, colorantes, plásticos y fibras, como el rayón y el nylon”.