Economía

After unemployment, unemployment compensation pay went to housing
Después de desempleo, cesantías fueron para vivienda
14 de Febrero de 2015


El 16 de febrero es el último plazo para que los empleadores consignen las cesantías de sus empleados.


Redacción Economía


economia@elmundo.com


Las cesantías nacieron hace más de 20 años como un instrumento para la protección del trabajador que queda “cesante”, es decir desempleado. Según la Asociación Colombiana de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos), durante 2014, a corte del 31 de diciembre, este fue el fin del 35,4% de los retiros de esta prestación social, equivalente a $1,2 billones, los cuales, en su mayoría, han beneficiado a trabajadores de bajos ingresos. 


En total, el año pasado los empleadores consignaron $3,46 billones. De estos, un 25,9% ($898.425 millones) fueron utilizados para construcción o mejoramiento de vivienda. A este uso le siguió compra de vivienda con un 21,6% ($746.759 millones), y por último financiación de estudios para el afiliado o su familia con un 9,1% ($315.742 millones). 


En los últimos diez años es la cifra más alta destinada a fines educativos.  La inversión en educación creció un 10% en relación a los retiros de 2013.


El 8% restante se destinó a otros retiros autorizados. 


Ahorro y crédito


“Sé que por razones de la necesidad muchos colombianos retiran sus cesantías en función de la educación o la vivienda. Creo pertinente y sano decirles a los trabajadores que ojalá las ahorren en función de una situación de calamidad que significa el despido”, declaró el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, durante la Semana del Ahorro que se cumplió en enero pasado. 


“Las cesantías son un gran aliado del ahorro y, por tanto, del trabajador que ve rentar este dinero pero que también le permite contar con una protección en momentos de dificultad laboral”, aseguró el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro Trujillo.


La líder del programa de Bienestar Financiero de Old Mutual, Clara Inés Guzmán, afirmó que “el destino de los recursos en los casos que no se requieran por situación de época cesante, educación o vivienda, debe estar orientado a fomentar el ahorro a largo plazo, dado que pueden generar una rentabilidad importante, para luego ser usados en objetivos superiores para el empleado”.


El presidente del Fondo Nacional del Ahorro (FNA), Augusto Posada Sánchez, anunció que a través del Acuerdo 2055 del 2015, la entidad ha dispuesto que quienes tengan sus cesantías en la institución, o aquellos que las trasladen, ya no necesitarán esperar seis meses para ser sujetos de crédito de vivienda y educativo.


 “Para nosotros, esta es una forma de devolver la confianza que deposita cualquier colombiano al elegirnos como su fondo de cesantías”, comentó Posada Sánchez. 


Este sábado y domingo el FNA abrirá sus oficinas desde las 8 a.m. hasta las 4:30 p.m. para recibir las solicitudes de afiliación y traslados de cesantías.  


Dado que este año el 14 de febrero coincidió con el día sábado, el plazo para que los empleadores del país consignen a los trabajadores es el próximo lunes 16 de febrero. Se estima que entre enero de 2014 y esta última fecha vayan a ser consignados $3,7 billones. 



Propuesta de sistema

El Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario propone crear un sistema de prestaciones económicas contributivas por desempleo que ampare a los trabajadores despedidos que buscan reintegrarse a una nueva relación laboral. Para este centro académico, la creación del seguro de desempleo genera beneficios para la economía como el mantenimiento del poder adquisitivo de los desempleados involuntarios, que posibilita el consumo de los afiliados que pierden su empleo. Para Iván Daniel Jaramillo, director del Observatorio, este sistema debe amparar a los trabajadores en situación de desempleo involuntario (despedidos sin justa causa), prever la obligatoria inscripción en el Servicio Público de Empleo y el seguimiento de los programas de capacitación y reentrenamiento para la búsqueda de una nueva vinculación.