Economía

Inflation surpassed the expectations
La inflación sobrepasó las expectativas
10 de Febrero de 2015


El aumento del IPC en enero estaba previsto en un 0,55 %.


El 2015 comenzó con una inflación ligeramente por encima de las expectativas, tanto del Banco de la República como de expertos financieros, con una variación mensual de 0,64 % que llevó la anual a 3,82 %, la mayor desde 2011. La sorpresa del mes se originó en el rubro de alimentos, que si bien suele aumentar de manera notoria en el mes, lo hizo por encima de lo habitual. 


Con un repunte de 1,5 % mensual, contribuyeron con dos terceras partes (0,43 % de la inflación total) y superaron la variación mensual promedio del mes desde 2005 (1,2 %). Dentro de los alimentos se destacó el arroz que con una variación mensual de 10,9 % aportó 0,16 % a la inflación del mes. Así mismo, el almuerzo con un aumento de 1,0 %, aporte de 0,7 %, y la papa, incremento del 11 %, contribución del 0,7 %, incidieron de manera notoria. 


En segundo lugar resalta el grupo de transporte, con una variación de 1,1 % mensual y 0,14 % de contribución, a pesar del descenso en el precio de la gasolina (-1,1 %, -0,3 % de aporte). Vehículos, bus y buseta aportaron en conjunto trece puntos base. De estos, se destaca el incremento de 1,5 % en vehículos, el segundo de tal magnitud en igual número de meses, una clara muestra de la transmisión de la devaluación a los precios.


Con esto, el conjunto de bienes transables presentó en el mes una variación de 0,43 % y contribuyó con 0,10 % a la inflación, de los cuales la mitad fue exclusivamente por vehículos. Teniendo en cuenta una devaluación significativa en los últimos meses, el impacto de la tasa de cambio sobre los precios parece seguir contenido. En efecto, la inflación anual de transables ascendió a 2,3 %, cuando un año atrás era 1,6 %.


Proyecciones


“Yo creo que la política monetaria en este caso, en este momento, tendría que guiarse es por lo que ocurra con inflación, más que lo que ocurra con crecimiento”, afirmó el codirector del Banco de la República, César Vallejo, al enfatizar que estimular la actividad local a través de las tasas de interés sería erróneo, porque dispararía la inflación.


Investigaciones Económicas (IE) del Banco de Bogotá ha estimado que con una devaluación adicional de 5 % a 10 %, la inflación de transables marcaría un pico de 3,5 % a 4 %, lo que representaría entre 0,40 % y 0,50 % más de inflación total. En todo caso, estos escenarios parecen algo excesivos e IE proyecta una tasa de cambio que se recupera a $2.315 al cierre del año, gracias a una mejora en los precios del petróleo.


Según los investigadores, en el corto plazo se harán evidentes las consecuencias de la devaluación sobre los precios, lo cual probablemente limitará el accionar de la política monetaria al mantener la inflación en la parte superior del rango meta (2 % a 4 %). 


“El comportamiento de las expectativas será clave, pues estas han replicado el comportamiento de la inflación y se mantienen altas”, estableció el informe de IE. 


Por el contrario, según los mismos investigadores de la entidad, en febrero terminará de revertirse por completo el efecto de la final del fútbol colombiano en Medellín y Bogotá realizada en diciembre, lo cual podría reducir la inflación del mes en hasta -0,10 %. Así, IE mantiene su escenario central de estabilidad en la tasa de interés del Emisor hasta el cierre de este año, si bien reconoce que un bajo crecimiento abre la posibilidad a un recorte de la misma, que de darse sería de reducida magnitud.



Expectativas del Emisor

Durante la presentación del “Informe de política monetaria y rendición de cuentas”, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, señaló que para los primeros meses del 2015 espera un comportamiento de la inflación en el país similar al observado el año pasado, pero confía en que durante el segundo semestre del año ese indicador baje de manera gradual de nuevo al 3 %, luego de que en el 2014 se situó en 3,66 %. “El análisis de la situación económica actual y sus perspectivas han sugerido que el aumento de inflación observado en meses anteriores es en buena parte transitorio y que las presiones de demanda se mantendrán contenidas en los meses venideros. Además, aunque las expectativas de inflación han aumentado, este movimiento ha sido moderado y se encuentra cerca del punto medio del rango meta”, planteó Uribe.