Economía

Obama would invest more in Colombia
Obama invertiría más en Colombia
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
10 de Febrero de 2015


Después de la crisis financiera de los Estados Unidos, los aportes de ese país a Colombia cada año se fueron disminuyendo.


Foto: Cortesía 

El presupuesto de Estados Unidos estaría aforado en US$3,99 billones.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, pidió cerca de US$10 millones más para la lucha contra el narcotráfico en Colombia. En total, la inversión del Gobierno estadounidense en Colombia ascendería a US$288 millones, lo que marca un cambio en la tendencia que se venía presentando la década pasada.


En el presupuesto se mantienen en el mismo nivel los rubros de lucha contra el narcotráfico en US$117 millones y la ayuda militar directa en US$25 millones.


Armando Estrada Villa, exministro del Interior, recordó que “estas ayudas que Estados Unidos le da a Colombia parten del Plan Colombia que fue un acuerdo entre Clinton y Pastrana con la intención de que Colombia combata el narcotráfico”.


Estrada Villa explicó que ese presupuesto, aunque ya el Plan Colombia no exista como tal, tiene dos orientaciones: la militar, que se utiliza para dotar al Ejército para lucha antinarcóticos y después fue a fortalecer los escuadrones contraguerrilla, ya que se conocía que la guerrilla colombiana se financiaba a través del narcotráfico; y la segunda, el enfoque social que ha servido para construir casas de justicia y para implementar justicia.


Esta inversión que el país norteamericano hace en Colombia de ninguna manera obliga al país a atender cuestiones políticas de Estados Unidos. el exministro ejemplificó con la votación positiva de Colombia ante el ingreso de Venezuela al Consejo de Seguridad de la ONU, cuando el voto americano era en contra.


Los compromisos que asume Colombia frente a esos US$288 millones, en caso de ser aprobados por el Congreso americano, consisten en dejarse asesorar de Estados Unidos en el combate contra las drogas y comprar su armamento en los Estados Unidos, mejor dicho ejecutar el presupuesto conforme a las instrucciones del país del norte, aseguró Estrada Villa.


El exministro también indicó que Estados Unidos se beneficia porque gracias a la lucha antidrogas, Colombia le provee menos sustancias alucinógenas que son perjudiciales para su población.


“Aunque Estados Unidos ayuda a muchos países del mundo normalmente disminuye el presupuesto de inversión cuando empiezan a alcanzarse algunos logros, y ese fue el caso de Colombia, que pasó de ser el primer proveedor de cocaína a ser el segundo o el tercero. Además, la situación fiscal de Estados Unidos se deterioró entre 2007 y 2008 y apenas se está recuperando”, reveló Estrada Villa.


Desde hace años, el proyecto presupuestario anual de Obama se queda en una mera declaración de intenciones y todo apunta a que esta vez ocurrirá lo mismo, dado que los republicanos controlan desde enero las dos cámaras del Congreso y ya han expresado su oposición al plan del presidente.



México sería el nuevo Colombia

Pese a los progresos en la lucha contra los poderosos cárteles de la droga mexicanos y para actuar en las raíces de la violencia y la desigualdad en Centroamérica, el aumento del consumo de heroína en Estados Unidos podría ser un revés en una guerra a la que Washington dedica millones de dólares.


El subsecretario de Estado de Estados Unidos para la lucha contra el narcotráfico, William Brownfield, aseguró que “crisis es la palabra correcta” para describir el aumento del consumo, del tráfico y la producción de heroína en América.


Brownfield recordó que el consumo de heroína en Estados Unidos ha aumentado un 65 % y es un problema en zonas del país en las que no tenía presencia significativa, mientras que el 95 % de toda la heroína consumida en la nación es producida en Latinoamérica, especialmente en México.


Estados Unidos tiene previsto dedicar en el ejercicio fiscal 2016, que comienza en octubre, una cifra récord de más de US$1 millón en Centroamérica y México, con la intención de luchar contra el narcotráfico, la violencia, la pobreza y frenar así los flujos de inmigración ilegal y drogas.