Economía

Colombia, the U.S.’s ample pantry
Colombia, la amplia despensa de Estados Unidos
Autor: Federico Duarte Garcés
5 de Febrero de 2015


Según el embajador norteamericano Kevin Whitaker, las exportaciones colombianas hacia su país alcanzan los US$20.000 millones.


Foto: Giuseppe Restrepo 

 El día de mayor consumo de aguacate en Estados Unidos es en el Super Bowl. 

"Si nosotros logramos que el producto 81 sea el aguacate nos ganamos la lotería”, afirmó de manera rutilante el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, en referencia a una lista de 80 productos agropecuarios con accesibilidad al mercado estadounidense en virtud del Tratado de Libre Comercio (TLC) implementado con este país. Lo dijo al final del recorrido del embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, por los cultivos de la compañía Flores Esmeralda del municipio de La Ceja. Allí estuvo el diplomático para comprobar, en sus palabras, “la productividad de los colombianos”.


“Dicen que los TLC han sido perjudiciales para el país. Pues en el sector agropecuario crecimos en un 5 % y ahora con el tipo de cambio vamos a crecer mucho más”, aseguró Iragorri. Según el ministro, Colombia pasó de vender 245 a 255 productos agropecuarios a Estados Unidos, entre los que se destacan los más tradicionales como el café en primer lugar y el banano en tercer puesto. En el medio de ambos se encuentran las flores.


“No hay otro producto en el mundo que se precie de tener el 80 % de la participación del mercado entre los importados del principal mercado del mundo”, destacó Jairo Cadavid, director de Producción de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), quien perfila un incremento de alrededor del 3 % de las exportaciones durante el año pasado, a la espera de la cifra de los reintegros a conocerse entre la última semana de marzo y la primera de abril. 


En 2013, las exportaciones de flores al país norteamericano sumaron US$1.334 millones, lo cual corresponde al 75 % del total de las ventas externas de dicho producto hacia esa nación.    


Mercado de tradición


“¿Cuántos tallos salen en San Valentín?”, preguntó el embajador a su paso por el área de gerberas. “500 millones”, respondió el presidente de Asocolflores, Augusto Solano, lo que equivale a un millón y medio de cajas. 


Este año se celebra el aniversario 50 del primer envío de flores de Colombia a Estados Unidos. En ese entonces las ventas no superaron los US$20.000. De acuerdo con el ministro de Agricultura, en los próximos días se van a exportar para la celebración de esta festividad un aproximado de 500 millones de pétalos de flores. 


“La producción de flores, a diferencia de otros productos, no es estacional, es todo el año”, comentó Solano, quien indicó que aun cuando el Día de las Madres se produce entre el 10 % y el 15 % de las ventas, el día pico es San Valentín. Para este dirigente gremial, la ligera recuperación económica de los estadounidenses supone un incremento en las ventas de este año.  


Las flores llegan en camión hasta Miami, y hay una red de distribución de empresarios americanos que se encargan de cubrir por carretera durante cuatro o cinco días hasta la última ciudad de Estados Unidos. “No hay otro producto que cubra la geografía de este país como lo hacen las flores. No lo hay”, sentenció el director de Producción de Asocolflores.  


Nueva incursión 


En mayo de 2014, al cumplirse dos años de la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo -con cifras del Dane- reseñó que durante este tiempo 1.689 empresas nacionales incursionaron por primera vez a este mercado.


“Ya incursionamos con productos nuevos como son los pescados, lo cual tiene una implicación muy importante en el tema de seguridad alimentaria en el país”, destacó Aurelio Iragorri, antes de señalar el crecimiento de casi el 10 % durante los últimos quince años tanto en Estados Unidos como Europa de productos tropicales como el mango, la piña o el aguacate. 


De este último, destacó que de ingresar a Estados Unidos, a falta del certificado fitosanitario de exención de la mosca de la fruta que no se halla en el país americano, se multiplicarían las áreas de este fruto, el cual generaría la demanda de 1.000 millones posibles consumidores. Hasta ahora casi todo el aguacate lo compra en Centroamérica y México, y lo produce en California. 


De allí es originario Loren Stoddard, quien desde hace tres meses está radicado en Colombia como parte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid). Él, al igual que Iragorri, considera que ahí hay un potencial muy grande. 


“Uno ve cómo esa empresa, la del aguacate, tiene un gran futuro, que afectará positivamente no solamente al departamento de Antioquia sino al Eje Cafetero y a unas zonas muy deprimidas por la violencia como son los departamentos del Cauca, Caquetá, Huila, donde se ha demostrado que la calidad del aguacate Hass en los países desarrollados es el de mayor proyección comercial”, planteó el ministro. 


Durante los últimos cinco años, el cultivo de esta variedad de aguacate ha aumentado en 121 %, al pasar de 4.200 hectáreas sembradas a 10.500. Entre todas las variedades de la fruta, Colombia es el quinto país con el mayor índice de producción en el mundo.




Visita fructífera

Tal como lo resaltó el ministro de Agricultura, el recorrido del embajador estadounidense por la empresa Flores Esmeralda no se habría dado sin la invitación de una de sus jóvenes trabajadoras, Ximena Agudelo. Al darse cuenta de su visita a Antioquia, Ximena le escribió para que se diera cuenta de lo que allí se hace para enviar una flor de muy buena calidad a Estados Unidos, “para que crezca la economía de nuestro municipio y país”. Kevin Whitaker quedó conmovido y agradecido por “explicarme lo que es su situación y cómo ha mejorado las condiciones de vida, no solamente de ella sino de la familia”.