Mundo deportivo

“I would do it again”
“Lo volvería a hacer”
29 de Enero de 2015


La Unión Ciclista Internacional (UCI) consideró probado en 2012 que Armstrong consumió y distribuyó sustancias dopantes y lo despojó de los siete Tours de Francia que ganó entre 1999 y 2005, y lo suspendió de por vida.


El exciclista estadounidense Lance Armstrong, apartado de por vida de la competición por haberse dopado, dijo que “probablemente” volvería a hacerlo. 


“Si tuviera que competir en 2015, no, no lo haría otra vez, porque no creo que sea necesario. Si volvemos a 1995, cuando el dopaje estaba completamente generalizado, probablemente volvería a hacerlo”, afirmó Armstrong, de 43 años.


En su primera entrevista desde que confesó el uso de sustancias prohibidas, hace un año, el exciclista relató que su “caída” desde entonces ha sido “dura”.


“Querría cambiar al hombre que hizo aquellas cosas. Quizás no su decisión, pero sí el modo como actuó”, sostuvo el estadounidense. 


“Cuando tomé aquella decisión, cuando mi equipo tomó esa decisión, cuando el pelotón al completo tomó aquella decisión, fue una mala decisión y en un momento inoportuno. Pero ocurrió”, se lamentó el exciclista.


Una dura frase


Para muchos de los admiradores de Lance Armstrong sus últimas declaraciones no han caído muy bien, pues aunque fue un gran ídolo no deja de ser delicado lo que hizo.


El entrenador de la selección Colombia de ruta, Carlos Mario Jaramillo, opinó que “como seguidor de él para mí esa frase es muy dura, porque siendo la persona tan grande que fue no deja de ser una declaración un poco grave. Con lo que dijo pareciera que hubiera hecho las cosas conscientemente”.


El seleccionador nacional manifestó que “las ganas y ansias de ganar lo llevaron a hacerlo. Él veía que todo el mundo hacía eso, entonces por eso también lo hizo. Se dejó llevar por los demás, ya que para poderles ganar tenía que ayudarse, porque limpiamente no le ganaba a los que se dopaban”.


¿Qué los llevaba a hacerlo?


Para el exciclista Martín Emilio “Cochise” Rodríguez los ciclistas llegaban al dopaje por las ganas de ser protagonistas y de llegar al éxito.


“Considero que buscando la popularidad, la fama y por la parte económica los deportistas han hecho cosas fuera de lo normal, para obtener contratos y otras cosas. Los deportistas para buscar medallas olímpicas y de grandes competencias siempre buscaban refuerzo con el doping”. 


Según “Cochise”: “En mi época ni siquiera existían muchas cosas para el dopaje como las hay en la actualidad. Escasamente uno se tomaba una pastilla para el dolor de cabeza, sin que diera muestras en el control antidopaje. Pero ese tema del doping viene desde hace mucho tiempo, siempre ha existido”.


Sin embargo aseguró que “en la actualidad se ha controlado mucho eso, ya hay mucha tecnología para controlar el dopaje. Anteriormente muchos lo hacían y buscaban la forma de que no lo notaran, pero cuando Armstrong confesó que lo hacía llevó a que la UCI y la Usada pusieran mucho más cuidado con ese tema”.