Política

Jaramillo challenges Vélez
Jaramillo desafía a Vélez
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
29 de Enero de 2015


Sería toda una sorpresa que el hijo del gran Jaime Jaramillo Panesso derrotara dentro del uribismo al exsenador por la candidatura a la Alcaldía de Medellín.


Cuarenta y cinco años después que el versátil Jaime Jaramillo Panesso fuera elegido por la Anapo concejal y congresista, lo que se podía hacer al mismo tiempo, a uno de sus hijos lo picó las ganas de seguir sus pasos electorales.


Y precisamente el respetado y admirado Jaramillo Panesso, a sus 76 años y resistiendo los embates y los achaques en su salud, fue ayer hasta la sede del Centro Democrático a acompañar la inscripción de su hijo Juan Fernando Jaramillo Galvis como precandidato a la Alcaldía de Medellín dentro del proceso que se adelanta en el uribismo antioqueño.


Por el estado de salud su papá, afectado de Parkinson, no pudo subir al tercer piso de esa sede política y desde una habilitada carpa y pantalla instalada en las afueras, siguió su matrícula como aspirante ante las directivas del CD, que es una de las varias sorpresas que se han registrado en ese movimiento que escasamente va a cumplir un año de gestación jurídico-electoral.


Y la irrupción de Juan Fernando Jaramillo en el complicado juego electoral es toda una novedad. Y lo es porque hasta ayer carecía de una hoja de vida como candidato y eso que ya tiene 49 años de edad.


Sin embargo, él mismo explicó que aunque nunca ha sido candidato a nada, desde hace más de veinte años ha estado trabajando en política electoral detrás de bastidores.


“A mí me ha tocado empujar los buses de muchos otros candidatos y ahora me toca empujar el mío propio o mi proyecto”, cuentan que expresa él mismo en forma coloquial.


Con Uribe y Ramos


Y puede tener hasta razón, toda vez que ayer reveló lo que muy poco se sabía, que trabajó en las campañas electorales de Álvaro Uribe Vélez y Luis Alfredo Ramos Botero.


En efecto, en su discurso escrito para su matrícula reveló que fue jefe del debate en Medellín en la campaña de Uribe Vélez a la Gobernación de Antioquia en 1995 y luego en las dos que lo llevaron a la Presidencia de Colombia en el 2002 y en el 2006.


Y que también estuvo vinculado al proyecto que llevó a la elección de Ramos Botero en el 2008 a la Gobernación de Antioquia.


Por todo lo anterior, reconoce que sus tres grandes maestros en política han sido su padre, Uribe Vélez y Ramos Botero, además de agregar que también trabajó para otros aspirantes, cuyos nombres no develó.


Y en desarrollo de esa labor proselitista en favor de otras opciones recorrió calles, barrios, corregimientos, los mismos que desde hace tres meses y medio comenzó a visitar por su cuenta para sus propios intereses electorales y para preparar una propuesta programática basada en los pilares del uribismo.


Y tras escucharlo se puede aceptar que este abogado de la Universidad Autónoma Latinoamericana sabe de política, conocimientos que consolidó, además de la brega en el propio barrio, con sus estudios de especialización en análisis político y de Estado, y con la maestría que hoy cursa en estudios políticos en la UPB.


La academia es otra de las facetas que con orgullo resalta en su formación personal e intelectual, toda vez que ha incursionado en las aulas de universidades públicas y privadas de la ciudad como profesor y catedrático.


Rememoró y precisó que se inició en política en 1985 en el Sector Democrático, que fundó Uribe Vélez como disidencia del guerrismo, donde fue jefe de juventudes para luego liderar actividades políticas y sociales multiplicando el polémico  pensamiento del expresidente, con el cual ajusta trabajando 25 años.


Por Uribe Vélez fue cónsul de Colombia en Panamá y de  Ramos Botero asesor de relaciones políticas en su Gobernación, durante la cual participó de forma activa en la discusión de temas de gran calado para la región como el diferendo limítrofe entre Antioquia y Chocó por el corregimiento de Bajirá, la aprobación del proyecto del Túnel de Oriente y del megaproyecto de las Autopistas de la Montaña.


Hoy es asesor de la Comisión Séptima de la Cámara en temas de salud y de algunos hospitales públicos de Antioquia.     


Y desde ayer quiere ser candidato uribista a la Alcaldía de Medellín y con los apoyos que dice tener por dentro del Centro Democrático intentar la muy complicada faena electoral de desafiar y vencer al favorito precandidato, el exsenador Juan Carlos Vélez, y lograr la nominación, que sería todo un palazo político.



Líneas de acción

Hacia la seguridad, la educación, la salud y la movilidad, Juan Fernando Jaramillo orientará fundamentalmente su accionar de gobierno.


Propone acantonar a la Policía para atacar las economías ilegales y combatir el microtráfico, al tiempo que resucitaría las controvertidas redes de cooperantes.


En educación crearía la red preescolar más importante de América Latina.


Su proyecto en salud es salvar a Savia Salud y producir un revolcón en los servicios de Metrosalud.


Y en movilidad piensa construir dos grandes circunvalares y dos cables más.