Economía

Expensive dollar becomes evident in supplies
Dólar caro se siente en insumos
Autor: Duván Vásquez
29 de Enero de 2015


Colombiatex de las Américas 2015 culmina hoy con más de 500 expositores que exhiben lo mejor de los materiales y maquinarias de ese sector manufacturero en el mundo.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

Los hilos de algodón modal es uno de los insumos que ahora más se demandan en el sector textil y la confección, porque da mejor tacto a las telas.

Colombia sólo produce el 20 % del hilo demandado por la industria textil y de la confección, lo que genera que los empresarios deban importar casi la totalidad de los insumos requeridos.


Por tal motivo, Colombiatex de las Américas se convierte en el escenario propicio para que los compradores nacionales identifiquen y se abastezcan de los hilos, telas, maquinarias y químicos con los que desarrollarán su mercancía.


Sin embargo, en esta versión 27 de la feria pasa algo particular con el precio de los insumos -teniendo en cuenta que los negociantes son cerca de 10.000 compradores nacionales e internacionales y la moneda de negocios es el dólar-, hay un incremento considerable de cerca del 15 % en relación con los valores de hace unos meses, ya que esta divisa está revaluada frente al peso.


Entonces, por cada dólar que deba pagar un confeccionista para importar, deberá poner más pesos ya que hoy US$1 equivale a $2.350 en promedio. 


Pero no son sólo los importadores nacionales los que se preocupan por la devaluación del peso sino también los exportadores internacionales. 


Richard Stern, de Albatross de Estados Unidos, participa en Colombiatex con una máquina quita manchas de aceite y/u óxido de las prendas, en el proceso de lavado que hacen los confeccionistas con su mercancía.


Este artefacto cuesta US$1.000 con todos sus accesorios químicos. Es decir que hace unos meses costaba menos de $2 millones, pero hoy vale casi $400.000 más. Es precisamente eso lo que preocupa al estadounidense Richard, que haya una disminución de las ventas porque el colombiano importador le saldrá más costoso por la actual tasa de cambio.


“Estamos tratando con los distribuidores locales, que manejan la venta al público de estos productos, para que mantengan lo más apretado posible el valor para compensar la baja en el peso colombiano. Sí se daña un poquito el bolsillo del confeccionista, pero igual son necesarios estos productos por el costo beneficio”, aseguró el representante de Albatross.


El alza en los precios no es sólo una percepción, ya que Gloria Arcila, de la importadora Único SAS de Bogotá, al igual que muchos empresarios del sector textil y confección, ha notado que “sí hay aumento en todo, entre un 10 y 15 %”. Sin embargo, los nuevos valores no variarán el plan de compras de su empresa, porque es consciente de que ha habido incrementos a nivel de prendas y de insumos. Entonces, “desafortunadamente el consumidor final es quien realmente siente el aumento en los precios”, dijo Arcila, al explicar que esos pesos de más se los trasladarán al ciudadano de pie.



¡A sacar provecho!

La directora Ejecutiva de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (Ccca), Carolina Blackburn, no desconoce el efecto del dólar caro. “Es probable que exista una preocupación y la tasa de cambio es cambiante. Si bien en este momento eso puede estar ocurriendo, eso puede variar rápidamente”.


Entonces, “tenemos  que aprovechar este escenario para seguir haciendo producción y seguir con reinvención de esa entrada adicional”, afirmó la directora de la Ccca. Sin embargo, admitió sobre el incremento de los insumos que “no podemos negar que eso pueda trasladarse al consumidor final, eso es posible. Pero como esto está existiendo, en este momento hay incentivo para las exportaciones”.