Economía

Gobierno trabaja con empresarios petroleros para evitar despidos masivos por bajas en los precios
Autor: Redacción EL MUNDO
28 de Enero de 2015


“Ante crisis del petróleo, protejamos al máximo a los trabajadores”, dijo el ministro Garzón. “Frente a la crisis la mejor manera es dar la cara, buscar alternativas y socios para salir de ella”, enfatizó.


Gobierno, empresarios y trabajadores del sector petrolero, dieron hoy los primeros pasos hacia lo que sería un gran acuerdo, que haga frente a la situación que en zonas de producción y explotación de hidrocarburos se está generando como consecuencia de la caída del precio del crudo.


Para el ministro, Luis Eduardo Garzón, dicho acuerdo debe tener tres elementos claves: primero, el trabajador y su empleo; segundo, mantener la producción para que no disminuyan los recursos de los programas sociales y tercero, incluir el compromiso social con las regiones.


“Hagamos todo lo posible por que esto no repercuta en el mundo de los trabajadores, son 110 mil trabajadores de la industria del petróleo, y eso hay que cuidarlo hasta lo máximo posible”, dijo Garzón.


Agregó: “Para nosotros es muy importante hacer una propuesta al interior del Gobierno, es una especie de salvamento, parecida a la que se dio con el sector del café y al mismo tiempo con las regiones. Es una iniciativa donde parlamentarios, Gobernadores y Alcaldes nos tienen que ayudar”.


Subrayó: “no permitiremos que el trabajador sea el más damnificado con una situación de estas, hay una voluntad de sindicatos y empresarios en la vía de construir iniciativas, y hay gente que ha dicho que incluso harían pausas en materia laboral para evitar los despidos”.


El ministro Garzón, anotó que es importante mantener al máximo el millón 20 mil barriles que hoy produce Colombia, puesto que programas sociales como Familias en Acción, Jóvenes en acción y Colombia Mayor, dependen muchísimo de esa producción.


A su turno, el presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros, Campetrol, Rubén Darío Lizarralde, anotó “lo más importante de la convocatoria que hizo el ministro Lucho Garzón es que todos los actores que estamos en este proceso y en esta situación nos sentemos a anticiparnos a un problema de fondo que se puede dar en los próximos meses”.


Agregó: “Aquí hay muchas propuestas. Hoy llegamos a un escenario donde cada uno presentó su visión sobre el problema, inclusive hubo trabajadores y representantes de la CGT, que llegaron a plantear que estaban dispuestos a congelar beneficios temporalmente con tal de contribuir a que el impacto sea el menor posible.” 


“Nosotros también planteamos que estábamos dispuestos a hacer palanca en el sector rural que permita el desarrollo económico y social, no solamente en actividades que tengan que ver con el tema petrolero, sino que tengan que ver con el tema de la agroindustria y del ecoturismo”, finalizó Lizarralde.


A su turno, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Energética Nacional, Uten, Alex Ivan Ortiz Bueno, dijo “en el caso específico de Pacific Rubiales vamos a evitar el despido de trabajadores haciendo algunos ajustes administrativos. Lo segundo, es que ante cualquier circunstancia hemos planteado que si tenemos que hacer alguna pausa la hagamos con el objeto de que se garantice el trabajo”. 


El vicepresidente de la USO nacional, Edwin Palma, anotó “se analizaron todos los factores que rodean la reducción del precio del barril del crudo y los impactos en materia laboral que esto podría generar. Nosotros sentamos nuestra posición en defensa de la clase obrera de la industria petrolero y no compartiremos ni despidos masivos, ni reducción de derechos laborales”.


El ministro finalmente dijo que el Gobierno prevé hacer una reunión en los próximos días en la que también participarán el Ministerio de Minas y energía, la Asociación Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, y Sindispetrol, entre otros.