Economía

Years of envisioning will bear fruit
Años de proyección darán fruto
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
28 de Enero de 2015


En España el clúster de confección y moda se da en Galicia, comunidad autónoma costera que limita con Portugal.


Nosotros siempre hemos visto hacia el exterior porque tenemos el mar adelante”, fue la conclusión de Alberto Rocha, secretario General de la Confederación de Industriales Textiles de Galicia (Cointega), en su videoconferencia acerca del Clúster de Moda de España.


Según Rocha, a Galicia le ha costado 40 años posicionarse como el mayor productor y exportador de confecciones de su país. Con una historia a cuestas de no ser la zona más rica, por el contrario, con fama de agricultores y campesinos, algunos dirían ovejeros. Simplemente allí, como en el Medellín de hace unos años, todas las señoras sabían fabricar una prenda de principio a fin.


Entre las décadas de los 60’s y los 70’s, Galicia sufrió una transformación interesante, que como explicó Rocha, pasaron de las costureras a las tiendas y de un momento a otro la gente ya no iba a que le tomaran las medidas para hacerse una blusa o un pantalón, sino que iba a los almacenes a medirse las que ya habían hechas. “Así inició nuestro proceso de industrialización”, dijo Rocha.


Hacia los años 90’s, el low cost (bajo costo) fue muy predominante, las pocas marcas que existían ya debieron hacer frente a la preferencia de las personas de comprar muchas prendas más baratas; lo que hizo que la gente tuviera acceso a indumentaria que no tenía anteriormente.


Y eso poco a poco fue convirtiéndose en un Clúster, sin apoyo del Gobierno sino con tesón y con mucha adaptación, recordó Alberto Rocha. Las empresas empezaron a subcontratar en países de bajo costo y fueron apareciendo nuevas compañías que aportaban al sector desde el aprovisionamiento, la producción y los puntos de venta.


“Nos adaptamos al mercado siempre. No hubo proteccionismo sino que mirábamos hacia otros países que lo estaban haciendo eficientemente y veíamos qué cosas teníamos que ajustar”, indicó Rocha.


Los productos gallegos se imponen en Francia, Italia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Grecia, Polonia, Bélgica, Países Bajos y a otros 18 países de América, Europa, Asia y África.


Mientras que “la cadena de abastecimiento es de proximidad,  en los países de nuestro entorno, que configuran una especie de cinturón industrial del sector textil-moda gallego, con una especial relevancia del caso de Portugal, que es el país donde más se están incrementando las compras”, aclaró Rocha.


Ahora los gallegos producen colecciones muy cortas para todo el mundo. Se han hecho ágiles a la hora de entregar y eso los volvió competitivos. “Nosotros buscamos que la gente que vaya a un almacén donde se exhiba nuestras marcas, si le gustó algo se lo lleve, porque si vuelve no lo encuentra”, concluyó.


De vuelta a Medellín


En todo caso, la adaptación, la creatividad, el fomento empresarial y el aprovechamiento de las oportunidades, fueron palabras repetidas en la conferencia del representante gallego, que según Luz Adriana Naranjo, directora de Transformación Estratégica del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), son muy inspiradoras para Medellín y “nos hace pensar que vamos por el camino correcto”, indicó.


Aunque las cifras de comercio exterior del sector textil colombiano no fueron muy alentadoras el año pasado, Naranjo manifestó que “eso sí es lo que tenemos que aprender de los gallegos, ellos miran para afuera, nosotros todavía estamos mirando para adentro, atendiendo la demanda local, y eso no es malo, sino que para crecer ya tenemos que salir”.


Y es que el clúster en Medellín tuvo una reducción del -9,76 % en las exportaciones a noviembre de 2014 con respecto a las del mismo periodo del 2013, alcanzó sólo US$405 millones mientras que el sector textil de Galicia crece a una tasa del 8 % anual, incluso en 2012 registró una variación del 15 %.


El sector en Colombia, por su transformación, tiene un problema, aseguró Naranjo: “Aún no sabemos si queremos ser manufactureros o retailer y en esa medida, desde la experiencia gallega, podríamos pensar en tercerizar parte de nuestros procesos en Perú o México donde la producción es más barata”.


Según Naranjo, esto podría generar que el sector sea más competitivo y transformar esos empleos que hoy son de operarios por más empleos y más calificados desde lo comercial en los puntos de ventas.


Según el Dane, el Clúster Textil, Confección, Diseño y Moda representa el 2,6 % del PIB departamental, y el 17,5 % del valor agregado de la industria antioqueña. Sólo en el área metropolitana se generan 121.000 empleos. 


Finalmente, Luz Adriana Naranjo explicó que “la enseñanza de Galicia es que en cualquier parte se puede construir una industria fuerte, y Medellín tiene todo para hacerlo y crecer, ese tesón, esa pujanza y esa creatividad la podemos aprovechar para hacer de este clúster uno increíble”.




Clúster de Medellín

Luis Felipe Hoyos Vieira, vicealcalde de Desarrollo Económico, Internacionalización, CTi y Alianzas Público Privadas de Medellín, indicó que el sector tiene que repensarse para poder competir, “no podemos seguir pensando que vamos a tener un mercado protegido y un mercado seguro, ya hemos visto que no es tan seguro”, advirtió.


El vicealcalde dijo que “este sector ha tenido unos retos muy grandes, no la ha tenido fácil, con dos de sus socios internacionales han tenido dificultades grandes y además se afectaron los negocios con dos países vecinos. Pero a pesar de todos estos complejos temas, el Clúster de Textil, Confección, Diseño y Moda sigue siendo líder en varios aspectos, por ejemplo: es todavía el que emplea el 33 % de la mano de obra del sector industrial de Medellín y el área metropolitana con 121.000 empleos de los 360.000 que hay; es de forma increíble el clúster que contabiliza la mitad de las exportaciones de los seis clúster que hay en la ciudad. Del total de exportaciones de los clústeres que está cercana a los US$600 millones el año pasado, las exportaciones de este clúster fueron de US$444 millones, así que aunque ha ido reduciéndose sigue manteniendo el liderazgo, los otros clústeres son muy robustos pero no son fuertes en el tema internacional”.