Mundo deportivo

They dressed as heroes
Se vistieron de héroes
Autor: Jonny Andrés Sampedro
22 de Enero de 2015


Las fases decisivas del Ponyfútbol arrojan jugadores destacados e influyentes para sus equipos, que por sus gestas serán recordados en sus respectivas escuadras. Drama, lágrimas, abrazos y alegrías arrojó la jornada matutina de ayer en el torneo de chicos para grandes.


Foto: Cortesía 

La alegría samaria reflejada en las niñas del equipo Ciudadela 29 de Julio. En el centro la jugadora Maryeris González Daza.  

Cortesía Los Paisitas

En Twitter: @jonnysampedro


Escasamente tienen doce o trece años, pero ya saben lo que es sentirse heroínas y héroes. En la edad en la que muchas situaciones de la vida no se asimilan tan fácilmente, circunstancias como las vividas en el Ponyfútbol los ayudan a madurar y a experimentar que la vida tiene momentos gratos e inolvidables. Luego vendrán los tristes y amargos.


Por el momento disfrutan del sabor dulce de la victoria. De los halagos y abrazos que esta trae, de las alegrías colectivas que genera y cómo no, individuales, pues pasar de ser un elemento más en un equipo de once jugadores, a convertirse en el referente y el protagonista es un gran premio para ellos, una gesta que marcará sus infancias por siempre.


Tal vez por eso Breidis Barrios salió ayer tan conmovido de la Cancha Marte Uno. Sus lágrimas eran incontenibles, su respiración agitada y al ser solicitado para una entrevista pidió un tiempo prudente para recuperarse de ese sube y baja de emociones. Luego se pasó una toalla por su rostro y más tranquilo, aunque con la voz todavía quebrada, atendió a quien lo buscaba.


“Estoy muy emocionado, es la primera vez que juego una semifinal del Ponyfútbol y nunca pensé que iba a hacer lo que hice”, dijo Breidis con un marcado acento costeño, recordando que el martes, en los octavos de final, atajó tres lanzamientos desde el punto penal y ayer volvió a contener otro, para que no queden dudas de sus destrezas.


Sucedió en el partido entre su equipo, el Olaya Herrera de Magangué y la Riviera de Cúcuta. Juego que empezaron perdiendo rápidamente, pero que luego lograron igualar 1-1, marcador con el que llegaron a la definición desde los doce pasos en el que su equipo ganó 3-2.


En esta proeza del equipo bolivarense Breidis atajó el cuarto cobro a Sebastián Martínez y en el quinto de ellos, el último de la serie, tuvo cierto protagonismo, pues le dijo sonriendo a Yosef Rayo, su contrincante: “Este no me lo haces”, y resultó tal cual lo mencionó, debido a que el remate de Rayo impactó en el vertical y con esto los chicos de Olaya Herrera se metieron a la semifinal.


“Él es un gran arquero. Sé que llegará a Europa con el favor de Dios. Yo vi que él miró al pateador a los ojos y con eso lo desconcentró”, dijo Mateo Morón, compañero del chico Barrios, que fue abrazado y homenajeado por todos sus compañeritos.


Los compañeros de equipo le agradecen a Breidis (centro) por su gesta, gracias a él su equipo llegó a las semifinales, tras siete participaciones poco exitosas en las primeras fases de clasificación. 

Cortesía Los Paisitas 


Foto: Cortesía 

Un poco más calmado y afuera de los camerinos, Breidis contó ser gran admirador del alemán Manuel Nuer y reveló uno de los secretos, que lo tienen en la lista de los arqueros con más penales atajados en el historial del Ponyfútbol y como uno de los héroes de esta edición.   


“El entrenador de arqueros siempre me dice que aguante hasta que el pateador remate, y como no todos los remates van fuerte, a lo mejor puedo alcanzar a desviar alguno si no va muy esquineado. Ojalá la estrategia me siga funcionando cuando sea necesario y podamos jugar y ganar la final”, aseguró el novel cancerbero


Breidis Barrios en acción. Fue ayer, en el lanzamiento que le desvió a Sebastián Martínez. 


Foto: Cortesía 

La heroína 


En el segundo compromiso de la jornada se midieron la Ciudadela 29 de Julio (Santa Marta) y Cañaveral de Ibagué, partido que ganaron las costeñas por 2-0, quienes comenzaron arriba tras un autogol de María Camila Mazo (3’).


La heroína en este juego fue Maryeris González Daza, pues cuando las tolimenses se acercaban con peligro y buscaban lograr la paridad antes de terminar el primer tiempo, esta se hizo presente en el marcador (28’) para erradicar las dudas y empezar a edificar la victoria que las llevó a las semifinales.


Todo sucedió en una acción preparada. “Una jugada ya practicada, que siempre la hacemos en los entrenamientos”, dijo Ramón Zúñiga, asistente técnico del 29 de Julio, quien fue respaldado por la misma anotadora.


“La jugada del gol la ensayamos el martes. Teníamos una palabra para identificar esta maniobra y esa era terror, pues a cada jugada nosotros le cambiamos los nombres, entonces mis compañeras ya sabían cuál era, por eso me enviaron el balón al centro del área, en donde pude definir un poco incómoda, pero pude asegurar la victoria para el equipo”, dijo Maryeris, quien conquistó su tercer gol en el campeonato.


“Todos los goles me han gustado. El que le hice a Nechí, el que le hice a Florencia, pero este es más significativo, por lo que representa y por la emoción tan grande que siento, pues desde los cinco años soñaba con jugar este torneo y que me sucedan a mí y a mis compañeras estas cosas, es realmente increíble”, concluyó González Daza. 



El Ponyfútbol y la Sub 20

Varias son las curiosidades que presenta el Ponyfútbol y entre esas rescatamos el vínculo que los une con la actual Selección Colombia Sub 20, la cual tiene futbolistas que jugaron anteriormente este festival.


En la actual plantilla que tiene a su mando el técnico Carlos “Piscis” Restrepo, la cual enfrenta el Campeonato Suramericano Sub 20 en Uruguay, hay seis elementos que pasaron por la Cancha Marte Uno, ellos son: el portero Yasser Chávez (Talentos Bellanitas, año 2008), los defensas: Jeison Angulo (Deportivo Cali, año 2008) y Juan Sebastián Quintero (Deportivo Cali, año 2008), los volantes: Joao Rodríguez (Fátima, año, 2009), Andrés Felipe Tello (Moscú Uno, año 2008) y Alexis Zapata (Efisae Envigado, año 2008).