Política

Liberals with Rico
Liberales con Rico
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
22 de Enero de 2015


El posible apoyo de cuatro congresistas de este partido a este candidato enreda desde ya el panorama de una candidatura única de la Unidad Nacional a la Alcaldía de Medellín.


Foto: Cortesía 

Esta foto es la prueba de que varios congresistas liberales apoyarían la aspiración a la Alcaldía de Medellín de Gabriel Jaime Rico.

La competencia por la Alcaldía de Medellín tiene desde ayer un nuevo candidato ya oficializado, al anunciar el dirigente de origen conservador Gabriel Jaime Rico Betancur su aspiración a conducir la capital de Antioquia.


La confirmación ayer de esta aspiración tiene varias novedades y, además, puede originar un grave cisma dentro de los partidos de la Unidad Nacional en Antioquia, que podría llevar a una profunda división y como consecuencia a una contundente derrota.


La principal novedad es que Rico Betancur no será candidato con el aval de un partido político como lo hizo en anteriores ocasiones, sino que su opción electoral será por firmas, pero dejando las puertas abiertas a recibir el apoyo de las formaciones partidistas de la Unidad Nacional e inclusive de su partido de origen, el Conservador.


Es así como hoy inscribirá ante la Registraduría del Estado Civil de la ciudad el comité del movimiento significativo de ciudadanos “Juntos por Medellín”, y tras recibir los formularios de esa entidad comenzar la recolección de las 50.000 firmas que se requieren en esta capital para registrar una candidatura al primer cargo ejecutivo público municipal.


Otra innovación que tuvo ayer la presentación de la candidatura del exgerente de Plaza Mayor y exconcejal fue la confirmación que la dirección general de su campaña estará a cargo del profesor de Derecho y de militancia liberal Rodolfo Correa Vargas, quien además aseguró ayer que Rico Betancur cuenta ya “con el apoyo de las mayorías liberales en Antioquia”.


Para probar esa tenaz afirmación, Rodolfo Correa aseguró que cuatro congresistas liberales como son el senador Luis Fernando Duque, Julián Bedoya, John Jairo Roldán y Óscar Hurtado apoyarían el proyecto electoral en Medellín de Rico Betancur. Y además aportó una reveladora foto tomada el 30 de diciembre, en la cual aparece ese cuartero con otros dirigentes felices de la vida rodeando a Rico B.


Esos cuatro congresistas liberales fueron los mismos que en diciembre pasado armaron un sindicato contra las aspiraciones regionales de Eugenio Prieto, al otro día de haber renunciado al Senado.


Oscuro panorama


Esta encrucijada se presenta en el momento en que el Partido Liberal no ha decidido absolutamente nada en materia de avales a candidatos a alcaldías y gobernaciones, y solamente el codirector nacional de ese partido, el senador Horacio Serpa Uribe, afirmó que se entregarán avales a aquellos candidatos que acompañaron con su apoyo la candidatura de unidad nacional del presidente Santos, en la cual estuvo involucrado el liberalismo colombiano.


En caso de ratificarse públicamente el apoyo de los cuatro congresistas rojos a Rico B. se armaría una muy complicada y confusa situación liberal, en su propósito de disputar con éxito la Alcaldía de Medellín para continuar y completar la obra de gobierno del alcalde Aníbal Gaviria.


Las complicaciones se derivan del hecho que este partido tiene hoy tres precandidatos a la Alcaldía de la ciudad, como son Aura Marleny Arcila, Bernardo Alejandro Guerra y todo indica que Eugenio Prieto, quienes como primera tarea están buscando el aval de su colectividad.


Ahora, en caso de que uno de estos tres liberales obtenga el visto bueno de su partido, esta situación desautorizaría el apoyo de los citados cuatro legisladores a Rico B., toda vez que por disposiciones legales y estatutarias están obligados a apoyar al candidato liberal.


Mejor dicho, la Unidad Nacional Regional comenzó a complicarse la vida en materia de candidaturas, sobre todo porque Gabriel Jaime Rico también está buscando el aval y el apoyo de los partidos de esa coalición y, además, está apoyando las negociaciones de paz en La Habana.


Precisamente Rodolfo Correa explicó en detalle el propósito del camino que comenzó a transitar su candidato, al decir que se trata de constituir mediante el movimiento “Juntos por Medellín” una alianza donde quepa la ciudadanía y los partidos  políticos de la Unidad Nacional, como son el liberalismo, Cambio Radical, el Partido de la U y un sector del Partido Conservador.


Incluso ayer Correa Vargas también afirmó que corporados del Partido de la U como los congresistas Mauricio Lizcano y Juan Felipe Lemos ven con buenos ojos la opción de Rico B. Sin embargo, desde el año pasado se sabe que estos dos mismos legisladores también apoyarían la aspiración de Eugenio Prieto y en tal sentido participaron en Bogotá en varias reuniones sobre ese asunto.


Así las cosas, el panorama de candidaturas únicas en la Unidad Nacional en Antioquia y Medellín se vislumbra en el año nuevo con muchas dudas y enredos, con alto riesgo o jugando con candela.


Rico Betancur tendrá plazo hasta el 25 de junio para recolectar las firmas, pues en esa fecha comienza la inscripción de candidaturas.


Este será su tercer intento de ser alcalde de Medellín. En el 2007 lo hizo por el conservatismo y sacó casi 16.000 votos, en el 2011 pujó dentro de la U como precandidato pero perdió la nominación interna con Federico Gutiérrez y ahora se va por firmas.



Garro, al Concejo

Otra novedad política de las últimas horas es que el diputado liberal Héctor Jaime Garro Yepes declinó definitivamente su aspiración a la Gobernación de Antioquia y buscará una curul en el Concejo de Medellín.


El también médico dijo ayer que su aspiración al Concejo es de unidad, pues intentará dentro del Partido Liberal el apoyo de varias corrientes como la del movimiento Unidad Liberal, la de Ramón Elejalde, el liberalismo gavirista, la del liberalismo de Envigado y lo que él llama el molinismo, además de algunos amigos conservadores en la ciudad.


Su propósito en el Cabildo es defender la gestión que viene realizando en la ciudad el alcalde Aníbal Gaviria, gane el que gane en ese cargo en octubre próximo.


A la Alcaldía apoyará al candidato que obtenga el aval liberal y a la Gobernación de Antioquia el que salga de un acuerdo de la Unidad Nacional.


De esa forma no volverá a la Asamblea Departamental, en la cual ha sido protagonista en sus dos últimos cuatrienios y con muy buenas votaciones.