Nacional

Rama judicial suspende huelga de tres meses para hablar con Gobierno
13 de Enero de 2015


La rama judicial, en huelga desde hace tres meses, suspendió hoy temporalmente su protesta para dialogar con el Gobierno, anunciaron hoy el presidente del Consejo Superior de la Judicatura, magistrado Ovidio Claros Polanco, y el presidente del sindicato Asonal, Fredy Machado.


EFE   


Tras una reunión que ha ocupado casi toda la mañana, Claros Polanco y Machado llegaron a un acuerdo para establecer mesas de diálogo y así superar la crisis que atraviesa la rama judicial, según explicaron en rueda de prensa en Bogotá.   


"En las mesas de negociación estará sentado el presidente de Asonal (Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial) e invitaremos al Gobierno nacional y a la rama legislativa para poder superar la crisis", señaló el magistrado.   


No obstante, la suspensión de la huelga, que se inició para pedir mejoras salariales y de las condiciones de trabajo, durará solo hasta febrero, momento en que evaluarán si las partes consiguen un acuerdo definitivo satisfactorio.   


El presidente del Consejo agregó que aceptan "el diálogo abierto" pero no así el "paro", por lo que recordó que, quien no trabaje, no recibirá el salario.   


Claros Polanco confió en que se pueda solventar esta crisis y el ciudadano reciba respuesta a su solicitud judicial "en un tiempo determinado y no que sea intemporal como ha venido sucediendo".   


Por otro lado, Machado aseguró que Asonal "insistirá en una nivelación salarial para trabajadores de la rama", una de sus principales reivindicaciones al convocar la huelga, junto a la petición de que no se reestructure la Fiscalía General de la Nación.   


En su comparecencia ante la prensa, Machado solicitó además al Gobierno examine con detalle las condiciones de trabajo y la aspiración salarial para que abogados y jueces "tengan garantías para trabajar".   


El líder de Asonal afirmó que "los paros deben tener un punto final, pero el Gobierno pensó que esto era una guerra" y aseguró que si en febrero no hay solución volverán a la huelga.   


La protesta judicial, que inició en el pasado octubre y que ha durado en total 95 días, empezó con el cierre del complejo judicial de Paloquemao en Bogotá, para afectar después a los demás despachos de la ciudad.   


De hecho, según últimos datos oficiales, desde que el paro inició se ha impedido la realización de 23.000 diligencias solo dentro del ámbito de la Fiscalía.   


Según datos de la Presidencia facilitados la pasada semana, la huelga es secundada sólo por el 1 % de los trabajadores de la Fiscalía y por algo menos del 12 % en la rama judicial.