Fútbol en el Mundo

James opened the way
James abrió el camino
11 de Enero de 2015


El Real Madrid volvió a sonreír en el fútbol español, en el que ya se hablaba de una pequeña crisis de resultados en el club “Merengue”. Los madridistas volvieron a la victoria en su feudo gracias al aporte de James Rodríguez y Gareth Bale.


Foto: EFE 

James Rodríguez.

Redacción y agencias


El atacante colombiano James Rodríguez continúa siendo un hombre importante en el esquema del Real Madrid, con sacrificio, generación de juego y goles, el futbolista cafetero sigue impresionando en el balompié ibérico, en el que ayer volvió a ser determinante ante el Espanyol y consiguió su noveno gol con la camisa madridista.


El visitante tan sólo apareció en el inicio del partido. Sintió que el peso de la duda podía instalarse en un Real Madrid alejado de la firmeza con la que firmó su racha histórica, pero desaprovechó sus dos llegadas claras y padeció el resto. 


El regreso al 4-3-3 de Carlo Ancelotti prometía velocidad en su fútbol. Benzema estuvo más participativo que en los dos primeros partidos de 2015, generó espacios que aprovecharon a la perfección dos “balas” como Bale y Cristiano. Fue el francés el que lanzó el primer aviso.


Las intenciones madridistas se traducían en un potente disparo, con gran gesto técnico de Benzema, que, de un balón suelto en el área tras una falta lateral, sacó un tiro que estrelló en la madera. Era el minuto 10, dos después todo se puso de cara para el Real Madrid con una jugada perfecta. Pelota cruzada y medida de Bale que sobrevoló el Bernabéu hasta la bota de Cristiano, pase atrás de primera y remate en carrera de James.


Fue una nítida jugada a tres bandas, sí, con la precisión de los billaristas en la que la cereza del pastel la puso el colombiano, quien definió sutilmente, con clase y tranquilidad.


El momento goleador de Cristiano se hacía esperar, pero mientras el portugués buscaba inflar las redes, se reivindicaba Bale, quien no tuvo tranquilidad en los días previos, acusado por sus compañeros de ser egoísta en la cancha. El galés aprovechó una falta a borde del área para colocar su lanzamiento en la escuadra de Casilla. Disparo que fue imparable. Ejecución magistral con la zurda y el esférico entró a la portería tras besar un poste (28’). 


Fue una losa para el Espanyol, al que le faltó fe para intentar reaccionar. Una tímida llegada de Montañés era su único balance ofensivo, mientras que la falta de agresividad e intensidad marcaba su defensa. Los madridistas remataban todo lo que podían. Bale lo intentó de nuevo.


Cambió el panorama nada más nacer el segundo acto. Se repitió la inercia, con el Espanyol pisando el área pero chutando en tres ocasiones sin encontrar la portería madridista, cuando llegó la acción polémica del partido. Un duro choque, a ras de césped y con tacos elevados entre Coentrao y Cañas, acabó con roja directa al lateral portugués. 


Era el minuto 53 y el Real Madrid cambiaba su idea para pasar a jugar al contraataque. El colombiano James Rodríguez salía sacrificado pero aplaudido por la grada. Al campo fue Nacho por él y hasta ahí llegó la participación del cucuteño que cumplía un destacado partido.


En inferioridad numérica, curiosamente, fue cuando más llegó. Aprovechó el paso obligado al frente del Espanyol para encontrar espacios y explotarlos a la perfección. Le faltó acierto en los últimos metros, especialmente con Cristiano Ronaldo que no marcó en esta ocasión y mostró su impotencia por ello. 


Además, Bale también tuvo una acción clara de gol y por no cedérsela a Cristiano Ronaldo, como sucedió en un juego reciente, el portugués le hizo un reclamo airado manoteándolo. La grada respondió y empujada por el enfado de Cristiano silbó al británico que era hasta el momento el mejor jugador del partido.


La situación se calmó gracias al tercer tanto madridista. Otra acción de Arbeloa, que actuó bien tanto por la izquierda como por la derecha, este le centró a Nacho, quien remató en el segundo palo y le dio un nuevo tanto al Real que rompió una racha de tres derrotas seguidas y que no se sintió inferior jugando con diez jugadores. 



Otros goles colombianos

Con un gol se despachó en esta ocasión el colombiano Jackson Martínez, quien marcó ayer el primer tanto (10’) con el que su equipo, el Porto, derrotó 3-0 al Belenenses en la fecha 16 de la Liga de Portugal, en la que Académica igualó 2-2 con Pacos Ferreira y Vitoria de Guimaraes cayó 3-0 ante el Bénfica. 


Los otros dos goles del Porto fueron obra de Oliver Torres (47’) y Evandro (90’). 


Cabe recordar que el viernes, en la noche, otro colombiano se había destacado en la liga mexicana. Se trató de Leiton Jiménez, defensor colombiano que marcó en dos ocasiones, en la victoria del Veracruz, en condición de visitante 1-2.