Economía

Moderate prospects for Latin America
Perspectivas moderadas para América Latina
Autor: Federico Duarte Garcés
11 de Enero de 2015


Organismos multilaterales prevén un crecimiento en 2015 para la región de alrededor del 2,2 %, superior al 1,1 % previsto en 2014.


Basado en los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), una de las economías que presentaría mayor crecimiento dentro de la región latinoamericana en 2014 sería Colombia (4,8 %), apenas superada por Bolivia (5,2 %). Estos serían los impulsores de un exiguo crecimiento de América del Sur de 0,7 %, frente al 2,8 % registrado en 2013.  


Según el “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe”, publicado por la Cepal, en 2014 el Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina y el Caribe crecería un 1,1 %, dos puntos menos del pronóstico del FMI y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de 1,3 %. En cualquier caso, es la tasa de expansión más baja desde 2009, al inicio de la crisis financiera global, la cual trajo coletazos a los países de la región, pero que de acuerdo con el BID no había afectado en grandes proporciones su expansión.


El bajo crecimiento regional de este año obedece sobre todo al escaso dinamismo y a la contracción de algunas de las mayores economías de la zona: Argentina (-0,2 %), Brasil (0,2 %), México (2,1 %) y Venezuela (-3,0 %). La mediana de las tasas de crecimiento del PIB de los países latinoamericanos sería 2,8 %, similar a la observada en 2013 (ver gráfico).


En general, de acuerdo con el documento de una de las cinco comisiones regionales de la ONU, aunque el crecimiento de los países en desarrollo continuó desacelerándose en 2014, sus niveles fueron superiores a las economías del mundo desarrollado. 


La publicación advierte un crecimiento de 2,1 % en Estados Unidos, inferior por un punto al 2,2 % de 2013. Por su parte, en Europa uno de los más destacados sería Reino Unido con 3,1 %, mayor al 1,7 % del año anterior. Alemania crecería 1,5 % y España 1,3 %, en tanto que Francia sólo lo haría un 0,3 %, e Italia experimentaría una recesión al contraerse su actividad un 0,4 %. Japón, aun cuando presentó signos de recuperación durante los primeros meses de 2014, cayó en recesión en los últimos meses del año. 


En relación a ello, la Cepal anota que la demanda agregada externa que enfrentan los países de América Latina se ha debilitado debido al bajo crecimiento de las economías desarrolladas (ver recuadro) y a la desaceleración de las economías emergentes, sobre todo de China, el cual “se ha transformado en el principal socio comercial de varios países de la región, en particular los exportadores de materias primas”. 


Reto exportador


Según el BID, tres años de estancamiento de las exportaciones de América Latina hacen urgente la implementación de políticas para la facilitación del comercio. 


El propio informe de la Cepal reseña que los precios de las materias primas, en especial a partir del segundo semestre del año pasado, retomaron una tendencia descendente, aunque heterogénea entre los diferentes bienes. 


Este organismo estima, como promedio del conjunto de las materias primas, una caída de alrededor del 10,5 % en comparación con una disminución del 5,2 % en 2013. Por su parte, el valor de los metales bajaría 2,3 %, los alimentos 6,9 %, y la energía (hidrocarburos) cerca de un 17 %. 


El Monitor de Comercio e Integración 2014 del BID indica que la reducción en la demanda internacional y en los precios de muchos productos básicos exportados por la región ha puesto de manifiesto vulnerabilidades pre-existentes en el sector externo. 


“A pesar de los esfuerzos dirigidos a diversificar las exportaciones, en el último decenio la canasta exportadora de América Latina se ha concentrado en productos básicos y sus derivados, dejando la región más vulnerable al debilitamiento de los precios internacionales”, señala el informe. 


De acuerdo con la publicación, en 2013 las ventas externas de la región aumentaron sólo un 0,1 %, después de haber crecido 1.2 % en 2012. Para el 2014 el BID estima que este crecimiento sea inferior al 1 %. 


El Monitor argumenta que dada la incertidumbre sobre las negociaciones multilaterales en materia de facilitación del comercio, los países de América Latina deben implementar reformas unilaterales y otras medidas en el ámbito de los acuerdos preferenciales regionales para relanzar las exportaciones. 


El informe indica que la región tiene un trecho importante por recorrer, e indica que sólo el 20 % de los compromisos del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio negociados en la Organización Mundial del Comercio (OMC) están ya vigentes en acuerdos preferenciales de la región.


Pronósticos 2015


Tanto el BID como la Cepal proyectan un crecimiento para América Latina en 2015 del 2,2 %, un punto menos de lo previsto por el informe de proyecciones globales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) para sus países miembros (2,3 %), entre los cuales está Colombia (ver recuadro).


La Ocde destacó que “el crecimiento económico ha sido sólido pero se proyecta que sea moderado en 2015 debido a una reducción de la inversión por unos precios de exportaciones más bajos y a una ralentización (disminución) del consumo privado por condiciones más rígidas en el acceso a crédito”. Sin embargo, la organización prevé que en 2016 el crecimiento volverá a tomar su ruta debido a la aceleración de la inversión en infraestructura, así como de la demanda externa. 


“La respuesta hoy, más que antes, está en las fuentes de crecimiento de orden interno”, indicó hace unos días Luis Alberto Moreno, presidente del BID. Este hizo un nuevo llamado a los países para implementar reformas que aseguren un crecimiento sostenible frente al delicado escenario externo por la caída de los precios de las materias primas. 


Un comunicado del organismo refiere que para ello se debe profundizar la integración comercial, modernizar la infraestructura y los servicios públicos, ampliar el acceso a servicios financieros y reducir la alta proporción de empleos informales en los mercados laborales.


En este mismo sentido, el estudio de la Cepal señala que a partir de la crisis financiera de 2009 la demanda interna ha sido el principal motor de crecimiento de la región, mientras que la contribución de las exportaciones netas al crecimiento ha sido negativa desde 2010 hasta 2013. 


De esta manera, el informe resalta que junto con promover el potencial exportador, la región debe ser capaz de sostener e incrementar  la demanda interna para revertir la desaceleración. 


“Un componente clave de la demanda interna es la inversión.  La pérdida de dinamismo de la inversión ha sido uno de los factores esenciales para explicar la desaceleración en  muchas de las economías de América Latina y el Caribe. Es por ello que el principal desafío que hoy enfrentan los  países de la región para acelerar el crecimiento económico es aumentar las tasas de inversión pública y privada”, concluye el documento.




Escampa en EE.UU., nubarrones en Europa

Este viernes se conocieron los datos de empleo en Estados Unidos: a lo largo de 2014 se crearon en el país unos 2,95 millones de empleos, de los cuales 252.000 corresponden al mes de diciembre. Es un indicador que avala las políticas de estímulo del Gobierno de Barack Obama y de la Reserva Federal (Fed), aun cuando presidentes de bancos regionales han señalado el lento crecimiento salarial y baja inflación para pedir que se aplace hasta el próximo año el aumento de las tasas de interés. Por su parte, la firma financiera JP Morgan ha advertido que la eurozona “se verá envuelta en un escenario medianamente deflacionista”, con una inflación muy por debajo del objetivo del 2 % impuesto por el Banco Central Europeo (BCE), si los precios del petróleo no comienzan a subir. 




Colombia lidera, pero decrece

De acuerdo con el informe de proyecciones globales de la Ocde, Colombia lidera el ranking entre los países de Latinoamérica, con crecimientos de 4,4 % en 2015 y 4,7 % en 2016.  Este pronóstico va en consonancia con el reporte del FMI, según el cual la economía colombiana se expandiría 4,5 % este año, sin embargo sería el único país de la Alianza del Pacífico cuyo PIB caería respecto al del 2014, previsto en 4,8 %. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha dicho que este porcentaje como meta de 2015 seguramente reducirá “porque obviamente el escenario de precios del petróleo es menor”.