Columnistas

“Aproximadamente unos”: ¿por qué es incorrecta?
Autor: Juan David Villa
9 de Enero de 2015


Onomatopeya: es una palabra que se forma para imitar un sonido, como “miau” para el sonido que hacen los gatos, o la secuencia “ja, ja, ja” para representar la risa.

Juanda0812@gmail.com


En Twitter: @juanvillar08


“Cifras del ICF revelan que entre 2010 y 2013 Honduras registró apróximadamente unos 3640 incendios forestales”.


“‘Apróximadamente unos 26 millones de usuarios se verán afectados…”.


El primer error en ambos textos es la tilde en “aproximadamente”. Supongo que la colocan porque “próxima” sí la lleva.


Ahora, ¿por qué es incorrecta esta expresión? Se usa para indicar la idea “más o menos”, es decir, “más o menos 3640 incendios forestales” (en el primer texto). El error está en su condición redundante, porque ambas palabras significan lo mismo. “Aproximadamente 3640 incendios” está diciendo que hubo casi esa cantidad de incendios, poco más, poco menos.  “Unos” también puede indicar esa idea. Entonces, lo adecuado sería usar una o la otra: “unos 26 millones” o “aproximadamente 26 millones”.


¿Se usa punto después del signo de pregunta?


Cuando se juntan varios signos de puntuación, la situación se complica. La primera y necesaria norma es que después de signo de interrogación no va punto. “¿No te vas?. José respondió que no”. Esa combinación nunca va, en ningún caso.


Al revés tampoco es correcto: “.?”. Salvo que, por ejemplo, el último elemento de la pregunta sea una abreviatura (que siempre siempre llevan punto:  Dr., tel., EE. UU., etc.): “¿dónde está EE. UU.?”.


De esas que casi nunca usamos


Onomatopeya: es una palabra que se forma para imitar un sonido, como “miau” para el sonido que hacen los gatos, o la secuencia “ja, ja, ja” para representar la risa. Hay onomatopeyas que se han lexicalizado, por decirlo más claro: que se han convertido en palabras normales: clic, originalmente onomatopeya del sonido que se produce cuando uno oprime el botón del mouse, es una palabra (sustantivo) que, además, permitió crear el verbo cliquear (o clicar).