Mundo deportivo

Between the tradition and the honor
Entre la tradición y el honor
8 de Enero de 2015


No son los mejores, sus tiempos no están para darle pelea a los favoritos y tampoco para llenar páginas de los diarios con sus hazañas. Son una especie en “vía de extinción” en el Rally Dakar.


Foto: Cortesía 

Antonio Nariño, uno de los ocho representantes colombianos que iniciaron esta versión del Rally Dakar. 

EFE


Sus 18 nombres se inscriben por fuera de los grandes equipos que dicen presente en el Dakar pero los hombres de la categoría “Malles Motos” o “Valijeros” reviven en cada nueva edición la vieja tradición del legendario trazado europeo-africano.


En esta séptima edición sudamericana los “Valijeros” son 17 motociclistas y un quad, de diez nacionalidades distintas que recorren a su ritmo y con distintas historias, el tramo de esta exigente prueba.


Tal es el caso de Antonio Nariño, un colombiano radicado en Estados Unidos de 49 años de edad, que enfatiza: “Este es el verdadero Dakar y sintetiza la esencia de la prueba que recorrió el continente africano”.


“Yo soy colombiano nacido en Bogotá y desde hace 20 años vivo en San Diego (USA). Siempre fui un apasionado de las motos y vengo al Dakar para sentir esta experiencia”, le dijo a EFE el colombiano que se dedica al negocio del riego por aspersión en Estados Unidos.


“No se crea una comunidad entre este grupo de competidores porque cada uno está muy encima de dejar su vehículo en condiciones para la próxima etapa y no nos sobra el tiempo, pero sería lo ideal”, completó el piloto que corre con la Husqvarna con el dorsal 164.


Una historia parecida es la del argentino Roberto Gajdosech, quien con su Yamaha WR450 había corrido bajo la órbita de un equipo en 2012 y ahora optó por esta nueva experiencia.


“Yo mismo armé la moto para correr y me gustó la sensación de este desafío. Por ahora estoy contento con mi actuación y espero poder completar el recorrido”, enfatiza este mendocino de 44 años nacido en la ciudad de San Rafael.


Con la maleta que le proporciona la organización, Gajdosech terminó bien la tercera etapa en Chilecito y marca su objetivo en esta carrera: “Quiero terminar la carrera y hacerlo lo mejor posible porque lo tomo como un desafío casi personal”.


Otro de los argentinos es León Amespil, oriundo de la localidad bonaerense de Olivos, que luego de fallar el año pasado y abandonar en la tercera etapa va por la revancha en este 2015.


“El equipo que nos asiste de la organización en los maleteros es brillante. No nos falta nada a pesar de que corremos en solitario y debemos lidiar con muchos contratiempos. Ahora mi objetivo es llegar”, dijo el argentino de 45 años que corre con Yamaha.


El único representante español es Manuel García Murchi, quien luego de dos experiencias con equipo en 2006 y 2010, va por una revancha con estos aventureros.


“En 2010 acabé pero fue un milagro. Cada día tenía algún problema con mi KTM 525 que llevaba ya 29.000 kilómetros. Pero lo conseguí sin perder ni un punto de control en toda la prueba. Este año, por cuestión de presupuesto y de reto personal, estoy viviendo el Dakar con los malles”, enfatizó el calagurritano.


En la competencia paralela que tienen estos deportistas el más destacado era hasta la tercera etapa el sueco Thomas Berglund, mientras que a él lo escoltaba el holandés Jurgen van den Goorbergh, otro piloto que compite más por diversión que por otra cosa.


Ambos, luego de la experiencia de correr bajo una bandera de un equipo, optaron por sumarse al grupo de los “valijeros” para este 2015, experiencia que les ha resultado grata.


“En busca de nuevos desafíos y tras seis experiencias anteriores, ahora quiero sobresalir en este grupo y tratar de mantenerme entre los mejores”, expresó Berglund, capitán del ejército sueco, que fue decimoséptimo en 2007 y duodécimo en 2012.


Van den Goorbergh también experimenta esta nueva sensación de “Valijero” luego de seis ediciones con un mejor resultado en 2009 cuando fue decimoséptimo.


“La organización nos da un baúl para transportar herramientas y una muda de ropa. Nuestro lema es ir etapa por etapa hasta llegar a la meta», agregó el piloto holandés, de 45 años, que fue corredor en MotoGP.



Así quedó la cuarta etapa

En motos


Etapa


Piloto/nacionalidad/marca Tiempo


1. Joan Barreda (ESP/Honda) 3h.27:28


2. Marc Coma (ESP/KTM) a 1:59


3. Pablo Quintanilla (CHI/KTM) a 2:49


Tabla general


1. Joan Barreda (ESP/Honda) 13h.10:33


2. Marc Coma (ESP/KTM) a 12:49


3. Paulo Gonçalves (POR/Honda) a 20:29


En coches


Etapa


Piloto/nacionalidad/marca Tiempo


1. Nasser Al-Attiyah (Catar/Mini) 03:09:18.


2. Nani Roma (España/Mini) a 02:40


3. Giniel de Villiers (Sudáfrica/Toyota) a 02:57


Tabla general


1. Nasser Al-Attiyah (Catar/Mini) 12:30:44.


2. Giniel de Villiers (Sudáfrica/Toyota) a 08:15


3. Yazeed Al Rhajhi (Arabia Saudita/Toyota) a 23:33.


 


En la cuarta etapa del Dakar, disputada entre Chilecito y Copiapó, el colombiano Mateo Moreno (Yamaha) terminó en la casilla 79 (a 01:15:58 del ganador), mientras que su compatriota, Juan Esteban Sarmiento (KTM) culminó en la casilla 87 (a 01:28:56). El primero se ubica 71 en la tabla general (a 05:02:14), mientras que el segundo se instala en la posición 72 (a 05:03:37). Al cierre de esta edición no habían cruzado la meta los otros colombianos.