Mundo deportivo

The Dakar heats up
El Dakar toma temperatura
6 de Enero de 2015


La segunda jornada del Rally Dakar estuvo marcada por las altas temperaturas y por la continuidad del español Nani Roma en la competencia, quien pese a sus problemas mecánicos sigue en carrera.


Foto: EFE 

Los ocho colombianos continúan en competencia.  

Redacción EFE


El príncipe catarí Nasser Al-Attiyah, con su Mini, recuperó el liderato de la prueba de autos del Dakar 2015, al adjudicarse la segunda etapa que unió las ciudades de Villa Carlos Paz y San Juan.


Al-Attiyah, con un tiempo de seis horas, 19 minutos y 40 segundos le sacó siete minutos y 42 segundos al escolta, el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota), y nueve minutos y 42 segundos al tercero, el holandés Bernhard ten Brinke (Toyota).


De esta manera, el príncipe catarí se recuperó tras la sanción recibida ayer de dos minutos por sobrepasar el límite de velocidad en un punto de control, y volvió a tomar el control de la prueba.


El argentino Orlando ‘Orly’ Terranova, con Mini, que había quedado como ganador ayer ante la sanción a Al-Attiyah, perdió mucho terreno y quedó rezagado tras dar cuatro tumbos con su coche y quedar en la décima colocación de la general.


La gran recuperación de la jornada fue la del español Nani Roma, quien el domingo demandó casi 17 horas para realizar la primera especial, en este exigente segundo día de competencia demostró sus ganas y finalizó en una meritoria vigésima segunda posición de la especial para reducir a ocho horas, 26 minutos y ocho segundos la diferencia con el líder.


El mejor colombiano fue Juan Esteban Sarmiento, quien ocupó el puesto 70 de la etapa, ubicándose en la casilla 73 de la clasificación general. Por su parte Mateo Moreno finalizó en el puesto 76.


En motos el piloto español Joan Barreda (Honda) ganó la segunda etapa del Dakar, entre Villa Carlos Paz y San Juan, por delante de los portugueses Paulo Gonçalves (Honda) y Rubén Faría (KTM). El oriundo de Torreblanca, que había sido cuarto en la etapa inicial, logró rápidamente hacerse con el liderato que logró mantener hasta el final, llegando con seis minutos y 13 segundos de diferencia con Gonçalves y a nueve minutos y 16 segundos de Faría, aún convaleciente de una fractura de clavícula que sufrió en noviembre. De esta manera, Barreda sumó su undécima victoria en un Dakar en cinco participaciones (una en 2012, cuatro en 2013 y cinco en 2014).


Por su parte Marc Coma (KTM), defensor del título, quedó relegado en la última parte de la especial por un problema en un neumático y finalizó octavo.


Coma se mostró satisfecho con la manera en que ha podido solventar su inconveniente de neumático sobre el final de la especial. “Si bien perdí muchos minutos, llegué al campamento sintiendo que arribar a la meta fue una victoria, porque lo más normal hubiese sido quedarme en la pista esperando que alguien me cambie una rueda”, dijo.



Jornada de calor en el Dakar

Los organizadores del Dakar decidieron dar por terminada la segunda etapa de motos y quads (cuatrimotos) pasada la media tarde, para evitar un mayor desgaste de los pilotos que todavía estaban en competencia. Esta segunda etapa de la 36ª edición del Dakar tuvo al español Joan Barreda (Honda) como ganador en motos y al polaco Rafal Sonik (Yamaha) como vencedor en quads. El termómetro, que llegó a marcar los 36 grados, determinó que la extensa y complicada segunda especial se dé por terminada antes de la llegada de todos los pilotos de motos y quads. De esta manera, la organización tomó nota de la mala experiencia del año pasado, cuando el motociclista belga Eric Palante falleció al intentar completar la exigente quinta etapa que unió las ciudades norteñas de Chilecito y San Miguel de Tucumán.