Fútbol en el Mundo

Three successful years for Simeone
Tres años exitosos para Simeone
29 de Diciembre de 2014


El argentino Diego Pablo Simeone ha dirigido 174 partidos con el Atlético, para un saldo de 113 victorias, 34 empates y 27 derrotas. Ha ganado cinco títulos con los Colchoneros. 


Foto: EFE 

Los jugadores del Atlético festejan con su entrenador, Diego Pablo Simeone, luego de conseguir la Liga de España después de 18 años. 

Redacción - EFE


El entrenador argentino del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, cumplió tres años en el banquillo del conjunto rojiblanco, al que llegó en una situación comprometida y elevó a la conquista de una Liga Europa, a la que siguieron una Supercopa de Europa, una Copa del Rey, la Liga del pasado año y la reciente Supercopa de España.


El técnico porteño arribó al conjunto madrileño el 23 de noviembre de 2011: “Como jugador cumplí una etapa y hoy llego como entrenador con otra responsabilidad. Sé la exigencia que tiene el Atlético. No me asusta, me entusiasma como todas las situaciones que generan desafíos. Esta es una más”, dijo Simeone el día 27, cuando fue presentado.


A partir de entonces, el Atlético logró la segunda Liga Europa de su historia con un inapelable 3-0 en la final ante el Athletic de Bilbao en el Arena Nacional de Bucarest, con dos goles de bella factura del colombiano Radamel Falcao.


La siguiente temporada comenzó con la victoria en la Supercopa de Europa ante el Chelsea (1-4), fue la de la confirmación y comienzo de la ruptura de algunos “techos” mentales del Atlético.


La victoria en la final de la Copa del Rey de mayo de 2013 (1-2), en el Santiago Bernabéu, supuso quebrar la estadística negativa ante el eterno rival.


Luego, para ganar la Liga, frente a la adversidad, un gol de cabeza del uruguayo Diego Godín, en el minuto 49, equilibró el duelo y dio el punto decisivo a los de Simeone para lograr el campeonato en el feudo rival, ante el Barcelona.


“Quería compartir este momento con mi gente, gente que no se ve en la televisión pero sí que trabaja igual o mucho más de los que salen en la televisión”, dijo en aquella ocasión.


El siguiente desafío esperaba a tan sólo siete días de distancia: la final de la Liga de Campeones, a la que el Atlético había llegado dejando por el camino a “cocos” como el Milan, el Barcelona o el Chelsea.


El gol del uruguayo Diego Godín en el minuto 36 hacía soñar a los rojiblancos con su primera Liga de Campeones, pero Sergio Ramos forzaba la prórroga en el minuto 93 y en el tiempo extraordinario el conjunto blanco se impuso físicamente y terminó perdiendo 4-1. Luego ganó la Supercopa de España en agosto, ante el Madrid, algo que sirvió como revancha.


Con el tercer puesto en Liga, clasificado tanto para octavos de la Copa del Rey, como para la misma ronda de la Liga de Campeones, Simeone cumple su tercer año al frente del Atlético.