Fútbol en el Mundo

A goal making machine
Una máquina de hacer goles
29 de Diciembre de 2014


Jackson Martínez anotó 33 goles en el 2014. Aunque el Porto no pasa su mejor momento “Chachachá” es la amenaza de gol del equipo portugués.


Foto: Cortesía 

Por sus goles y rendimiento, Jackson Martínez fue elegido el mejor deportista del FC Porto este año.

Redacción EFE


El delantero chocoano Jackson Martínez sigue mostrando espectaculares registros en el campo individual y el 2014 no fue una excepción, a pesar de ser un año decepcionante y lleno de sinsabores para su equipo, el Porto.


En un contexto de extrema dificultad debido al bajo rendimiento de los Dragones, el internacional colombiano cerró el ejercicio con 33 tantos entre su club (31) y su selección (2), prácticamente las mismas cifras que el año anterior.


“Chachachá”, como es apodado, es el gran artillero de la Liga de Portugal. No en vano, acaba el año como máximo goleador de lo que va de temporada con once tantos y se llevó el título a mejor realizador de la competición lusa tanto en la campaña 2012-2013 (26 goles) como en la 2013-2014 (20 tantos).


Sólo en la competición doméstica, Jackson ha marcado once goles para los Dragones en catorce partidos disputados, lo que arroja una media de 0,79 tantos por encuentro.


El colombiano lidera un ataque de lujo al lado de nombres como el exbarcelonista Tello o el argelino Brahimi, un poderío ofensivo que, sin embargo, no ha evitado los numerosos tropiezos del equipo de Julen Lopetegui.


La puntería de Jackson hacia la portería también se extiende a la Liga de Campeones, donde el delantero fue una pieza clave en el pase a octavos del equipo liderado por el entrenador vasco.


Con una media de un gol por partido, sus cinco tantos en la fase de grupos ayudaron a los lusos a clasificarse para octavos de final en primer lugar del grupo sin sufrir una sola derrota.


Tres años en Portugal


Después de duras negociaciones, el delantero colombiano renovó su contrato con el gigante luso el pasado mes de agosto hasta el 30 de junio de 2017, aunque a cambio su cláusula de rescisión bajó de 40 a 35 millones de euros, lo que no ha hecho sino aumentar las especulaciones sobre su posible salida.


Llegado al Porto en 2012 del mexicano Jaguares por 9 millones de euros, Jackson rápidamente se convirtió en el talismán del equipo y demostró su capacidad de resolución. De cabeza, con el pie derecho y el izquierdo, de lejos o de refilón, el punta no deja de reflejar año tras año sus dotes rematadoras.


En su tercera temporada en la disciplina del Porto, Jackson está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera y termina un año de sueño en el campo individual al que le faltó el logro de los éxitos colectivos.



Mal año para los Dragones

El 2014 ha sido un año para olvidar para el Porto, que terminó en mayo una temporada “en blanco”, sin título alguno, y que en este primer tramo de la 2014-2015 ya se encuentra a seis puntos de distancia del líder de la Liga -su archienemigo, el Benfica- y eliminado de la Copa de Portugal. La única alegría para los aficionados blanquiazules ha sido la trayectoria del equipo en la Liga de Campeones, ya que el conjunto luso se clasificó como primero de grupo y es el único representante portugués en octavos.