Fútbol en el Mundo

Real Madrid conquered the world
Real Madrid conquistó el mundo
21 de Diciembre de 2014


Sergio Ramos fue galardonado con el Balón de Oro al mejor jugador del torneo, mientras que Cristiano Ronaldo recibió el Balón de Plata e Ivan Vucelich, del Auckland City, el Balón de Bronce. Por su parte, Iker Casillas se quedó con el premio al juego limpio.


Foto: EFE 

Iker Casillas levantó al cielo de Marrakech el trofeo que acredita al Real Madrid como campeón de la Copa Mundial de Clubes 2014, el cuarto título del conjunto del italiano Carlo Ancelotti este año.

Redacción/Agencias


El Real Madrid conquistó su primer Mundial de Clubes imponiendo su fútbol a la  batalla que presentó San Lorenzo y plasmando su superioridad para convertirse en el mejor equipo del mundo, con un gol de Sergio Ramos y otro de Gareth Bale en el broche de oro a un año histórico.


El equipo “Merengue” toca el cielo convertido en una máquina de ganar. Convirtiendo una final en un partido más de una racha victoriosa que no tiene fin. Veintidós encuentros consecutivos tumbando rivales que van dando forma a un equipo de leyenda. Tras cumplir el ansiado sueño de la Décima Copa de Europa conquistó el título que faltaba en la sala de trofeos del Santiago Bernabéu.


El fútbol salió victorioso del Mundial de Clubes. El crecimiento del fútbol europeo contrasta con las dificultades económicas del sudamericano. Provoca duelos desiguales en un torneo intercontinental que refleja la realidad. Asumiéndola hay formas de recortarla y hacer sufrir al favorito. En ese apartado los conjuntos argentinos son maestros.


Era el partido de la vida de San Lorenzo. Así lo sentía y fue lo que marcó los días previos a la final tras ser un manojo de nervios en su estreno en el Mundial. No iba a regalar nada. Cada pelota la pelearía como si fuera la última, cada minuto que pasaba alimentaba una esperanza, mientras aguantase en pie al poderoso Real Madrid. 


Era el partido que esperaba el Real Madrid que se ha convertido en un canto al buen fútbol, guiado por un técnico que enterró tiempos oscuros con una apuesta clara por el buen gusto. Carlo Ancelotti inculcó una filosofía que encaja a la perfección con la historia madridista. Cambió la mentalidad para, primero querer el balón, y desde la posesión mostrar un fútbol directo demoledor. Sin espacios estuvo incómodo pero con Iker Casillas como un espectador más, el triunfo era cuestión de tiempo.


Con la posesión no crearía peligro el Real Madrid. El “Patón” Bauza corrigió todos los errores tácticos de la semifinal. Juntó líneas y esperó al Real Madrid.


Luego apareció de nuevo Sergio Ramos vestido de salvador. El héroe de la Décima lo volvió a repetir. El defensa con alma de goleador remató con el corazón a la red y cambió el guion. 


San Lorenzo ya estaba obligado a atacar, pero los espacios permitieron al Real Madrid reencontrarse con su verdadera imagen y anotar el segundo a través de Bale.


El segundo tanto era el punto final al partido. San Lorenzo, inoperante en ataque, no tuvo fútbol para remontar. Suficiente mérito tuvo su presencia en Marruecos tras premiar su crecimiento con una Libertadores inolvidable. Sin poder más en el verde la exhibición llegó en la grada donde sus 12.000 seguidores dieron una lección.


Reacciones


Al final del juego el entrenador Carlo Ancelotti expresó: “Estoy muy feliz porque hemos terminado bien este año inolvidable para todos nosotros. Puedo sentir felicidad y orgullo por estar en un club con jugadores que son realmente fantásticos”.


Por su parte, Sergio Ramos dijo: “Es un día muy especial para todo el madridismo. Es fruto del esfuerzo y del sacrificio de la campaña anterior”.