Columnistas

TLC, General Motors, y sus trabajadores inválidos (2)
Autor: Alejandro Garcia Gomez
20 de Diciembre de 2014


A raíz de un artículo publicado en esta columna de opinión, referido a una denuncia pública que aparece en varios videos en internet –de los que señalé dos direcciones- acerca de las quejas y reclamos...

pakahuay@gmail.com


Hablan los lectores. 


A raíz de un artículo publicado en esta columna de opinión, referido a una denuncia pública que aparece en varios videos en internet –de los que señalé dos direcciones- acerca de las quejas y reclamos de quienes dicen haber sido trabajadores de General Motors Colmotores, una persona que dice llamarse Luz Ángela Isaza y dice ser su gerente de Comunicaciones y Relaciones Públicas, ha hecho llegar a mi correo electrónico una comunicación fechada en Bogotá el 10 de diciembre del presente año, que hoy se publica literalmente, a pesar de que esta columna de opinión es de opinión y de ninguna manera es vocera ni publica reportajes o similares ni de empresarios presuntamente justos o injustos ni de trabajadores activos o cesantes por presuntas justas o injustas causas. Para eso están los tribunales. Se publica en aras de equidad. 


 “El 29 de noviembre del presente año, fue publicada una columna de opinión en el periódico EL MUNDO de Medellín, firmada por usted y titulada ‘TLC, General Motors, y sus trabajadores inválidos’. En ella se relata la versión de un grupo de extrabajadores de GM Colmotores, sobre un reclamo que vienen haciendo a la empresa. Sin embargo hay varias afirmaciones que no corresponden a la realidad del origen y motivaciones de esta acción unilateral iniciada por estas personas.


“Vemos con preocupación que dicha publicación no expone la posición de GM Colmotores, con el objetivo de que sus lectores puedan conformar una opinión objetiva sobre el caso que describe. Por eso queremos compartirle nuestro punto de vista.


“Para GM Colmotores la salud y el bienestar de sus empleados es su principal prioridad y para ello la empresa mantiene un nivel constante de inversiones en procesos de seguridad,  ergonomía y salud ocupacional, cumpliendo con las normas legales vigentes en estas materias y aplicando estándares corporativos que en algunos casos superan dichas normas.


“A pesar de no estar obligada a ello la empresa, voluntariamente y de buena fe, trató de conciliar las reclamaciones infundadas de estas personas, incluyendo un proceso de mediación orientado por una entidad de facilitación reconocida internacionalmente. Los esfuerzos de la empresa han sido constatados por las entidades pertinentes del orden distrital y nacional, así como por diversas organizaciones extranjeras. Lamentablemente, los extrabajadores rechazaron categóricamente la propuesta formulada por la Compañía.


La Compañía lamenta que estas personas adelanten acciones de hecho para protestar por supuestas violaciones de sus derechos laborales y los ha invitado, en repetidas ocasiones, a que hagan uso de los mecanismos que la ley colombiana pone a su disposición para esos efectos.


“GM Colmotores aclara que siempre ha sido absolutamente respetuosa de la independencia de los medios de comunicación. Por tal razón nunca ha presionado o influido de manera directa o indirecta, a través de pauta comercial o de algún otro medio, con el objetivo de controlar la información periodística que publican.


“Le agradeceremos la revisión detallada de la columna y que, en aras del equilibrio informativo, comparta con sus lectores nuestro punto de vista.


“De antemano me pongo a su disposición para atender sus requerimientos informativos futuros sobre nuestra compañía.


“Cordialmente,/ Luz Angela Isaza/ Gerente de Comunicaciones y Relaciones Públicas


GM Colmotores”. 


Los lectores sacarán sus propias conclusiones y los jueces y tribunales emitirán sus fallos, ojalá oportunos y justos, como es su deber.