Economía

Temporary employment for miners of Amaga
Empleo temporal para mineros de Amagá
Autor: Federico Duarte Garcés
13 de Diciembre de 2014


El Departamento de Prosperidad Social, en convenio con el Ministerio de Minas, asignará 384 cupos de trabajo como medida de choque a la crisis laboral de este municipio.


Twitter: @fededg1989


"Sin un amor, pobre y sin fe”, es como dice la canción, cuenta en tono de resignación Byron Castrillón Trujillo, integrante de la Mesa Minera de Amagá, que se sienten hoy los mineros de este municipio del Suroeste de Antioquia, a un mes y medio del cierre de 18 minas a raíz de la tragedia que cobró la vida de doce obreros. Un mes antes habían cerrado otras tres para evitar un evento como este. 


Las cifras son relativas. Según Castrillón Trujillo, en coincidencia con los datos del alcalde de Amagá, Juan Carlos Amaya Cano, son alrededor de 500 empleos directos afectados. No obstante, Castrillón Trujillo alude al promedio de 400 que estima el Gobierno Nacional y lo confronta con el número de cinco miembros que en promedio componen el núcleo familiar, así señala que serían 2.000 personas como él “desamparadas, sin trabajo”. Por eso, el anuncio del Departamento de Prosperidad Social (DPS) de acoger a 384 de los trabajadores cesantes en su programa de Empleo Temporal es una pequeña luz en medio de la incertidumbre.   


Alternativa mínima


Hace un mes los mineros conocieron la propuesta para 224 beneficiarios de un empleo de medio tiempo en actividades como “arreglo de parques, mantenimiento de vías, mejoramiento de zonas comunes, guías cívicos, entre otros” (ver gráfico). Sin embargo, “uno con $70.000 semanales no hace nada”, en palabras de Castrillón Trujillo, y por eso esta no fue aceptada.


Hace 15 días se aceptó la iniciativa de 384 cupos para vincularse con contratos de tiempo completo y un ingreso de salario mínimo, lo que en palabras de Tatyana Orozco, directora del DPS, “es un primer paso para que estas personas obtengan ingresos a través de empleos formales. Con esto buscamos fortalecer el tejido social de la región y mejorar las condiciones de vida de Amagá con empleos dignos”. 


Orozco aseveró que las inscripciones ya empezaron este mes para que, a más tardar a finales de enero, se formalice el contrato de trabajo en labores que, acorde a la directora del DPS, se fijarán una vez entrado el convenio con la Alcaldía y el Ministerio de Minas de acuerdo con las necesidades del municipio. 


“Lo bueno es que este tipo de empleo es para los que sabemos trabajar en las minas”, dice Castrillón Trujillo, quien asegura que el Gobierno va a pagar para que aquellas minas que son viables se les haga un mantenimiento y no se deteriore su sostenimiento; colocar madera, sacar agua serían las funciones que asumirían mientras estas se legalizan. 


“Desde que tengamos este empleo para nuestra comunidad minera, no tendríamos ningún problema nosotros en esperar tranquilamente”, afirma Castrillón Trujillo, luego de precisar esta espera entre ocho y nueve meses, al final de los cuales volverá como siempre a buscar el pan de cada día en el fondo del socavón. 



Solidaridad para nuestra gente

Cuando dialogaba de manera telefónica con EL MUNDO sobre una nueva información que recibió ayer del subsidio aportado por las cajas de compensación para los mineros desempleados, el alcalde de Amagá, Juan Carlos Amaya, se vio obligado a abandonar la conversación. Del otro lado de la línea estaba Carlos Iván Márquez, director de la Unidad de Gestión del Riesgo, quien le notificaba la llegada de nuevas ayudas en mercados que recibirá la comunidad este domingo, que se suma a los cerca de 800 mercados que han sido entregados desde el cierre de las minas. Uno de los que más ha gestionado estas ayudas es Byron Castrillón, quien proclama que “estamos pidiendo solidaridad para nuestra gente porque llegó diciembre, viene el 24, sin trabajo”, y destaca a un señor de una vereda con 17 hijos al que desde la semana antepasada le ha entregado el mercado más grande. Byron comenta que si no fuera por esa ayuda “ahí sí que estaríamos llevando más del bulto”.