Economía

Agreement of workers of the Banco Popular
Acuerdo de trabajadores del Banco Popular
Autor: Federico Duarte Garcés
12 de Diciembre de 2014


Un día antes de la fecha pactada para el inicio de la huelga prevista por el sindicato del banco fue aprobada la convención colectiva.


Twitter: @fededg1989


Ayer a las 4 p.m. se materializó el acuerdo convencional que beneficiará a los 4.900 trabajadores del Banco Popular, 85 % de los cuales votó a favor de una huelga en caso de no concretarse la negociación, y se conjuró así la posible parálisis de 226 oficinas del banco en el país. 


Después de casi dos meses de que los miembros del sindicato presentaran la convención colectiva, los directivos de la entidad accedieron a las peticiones más sensibles que había de por medio para alcanzar un acuerdo definitivo


“Nosotros creemos que la convención es el vehículo para que las condiciones de quienes prestan servicio al banco sean de manera igualitaria”, afirmó Faustino Ramiro Arbeláez, presidente de la Unión Nacional de Empleados Bancarios (Uneb) subdirectiva Medellín, quien antes de conocerse la decisión había asegurado que dentro de las 22 sucursales del banco en el área metropolitana, sumada la sede en Urabá y de Rionegro, unos 250 trabajadores estaban dispuestos a participar de la huelga. 


El asunto de fondo que distanciaba a los miembros del sindicato con los directivos del Banco Popular en la negociación era la contratación. Según Hildebrando León Cortés, secretario general de la junta directiva de la Uneb, más del 30 % de la planta de trabajadores del banco está tercerizada (1.500), y por tanto carecen de las garantías de quienes están vinculados de manera directa a término indefinido (3.400). 


No obstante, según el propio Cortés se logró la vinculación de 453 de los 1.500 trabajadores temporales, un número cercano a los que acogió la convención anterior hace tres años.


Costo y beneficio


El mismo Cortés había aseverado que el 100 % de sus peticiones implicaría un aumento en el 1 % de los gastos totales del banco. “Una cifra irrisoria frente a la solidez y a los estados financieros del banco”, manifestaba el dirigente sindical al recordar que las utilidades del banco estuvieron por encima de los $400.000 millones el año pasado y $200.000 millones a junio de este 2014. 


Por ello la insistencia en que los beneficios de pactos anteriores no fueran retirados, como lo pretendían las directivas. Entre ellos la tabla indemnizatoria, las primas extralegales y los quinquenios (ver gráfico). Todos estos se mantuvieron.


Así mismo hubo un acuerdo en el tema de salario, con porcentajes similares a lo pactado en otros bancos (ver recuadro). Así quedó fijado un aumento salarial del 6.80 % para el primer año, un 2.20 % más con respecto al Índice de Precio al Consumidor (IPC) para el segundo año y 2.50 % más frente al IPC para el tercero.


“Yo soy muy optimista de que de aquí a la noche se arregle todo”, había asegurado en la mañana de ayer Libardo Jaramillo, asistente regional de personal del Banco Popular, mientras en Bogotá la mesa estaba reunida y 4 millones de clientes del banco permanecían en vilo de verse afectados en medio de la negociación.



Convenciones exitosas

El Grupo Aval, a través de sus bancos, participa con el 27 % de los activos, depósitos y cartera del mercado bancario nacional. A esta organización pertenecen, entre otros, además del Banco Popular, el Banco de Occidente, el cual también acabó de firmar el fin de semana pasado una nueva convención colectiva que tendrá vigencia del 1 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2017. Esta incluyó un aumento salarial del 6.5 % para el año 2015 + IPC + 2.5 % para el año 2017. Por su parte, los acuerdos salariales del Banco Popular son similares a lo pactado en Bancolombia hace poco más de un mes: 7 % para el primer año, IPC + 2 % para el segundo y tercer año.