Mundo deportivo

Brazil ruled in Doha
Brasil reinó en Doha
8 de Diciembre de 2014


En este certamen el único nadador colombiano en llegar a una final fue Ómar Pinzón, quién disputó la prueba definitiva de los 25 metros y terminó sexto en los 200 metros espalda.


Foto: EFE 

El equipo de Brasil de relevo 4x100 metros celebra con su medalla de oro.

EFE


Una última jornada para la historia, con cuatro oros, permitió a la selección de Brasil acabar en cabeza del medallero de los Mundiales de natación en piscina corta Doha 2014.


La delegación brasilera terminó la competición con siete oros, una plata y un bronce, y superó a Hungría, a la que lideró Katinka Hosszu, considerada la mejor nadadora del mundo este año.


Los magiares concluyeron con seis triunfos, tres segundos puestos y dos terceros, y Holanda cerró el podio del medallero con 5-1-6. Sudáfrica, al amparo de Chad Le Clos, concluyó cuarta con cuatro oros y una plata, por delante de España, que cerró la competición con los cuatro triunfos de Mireia Belmonte. 


Estados Unidos fue el equipo que más veces subió al podio, con 17, si bien tan solo dos fueron medallas de oro, lo que le dejó en la novena posición.


Los oros de César Cielo en los 100 metros libre, Etiene Medeiros, con nuevo récord del mundo incluido, en los 50 espalda, y de Felipe Franca en los 50 braza, así como el del equipo masculino de 4x100 estilos, confirmaron la progresión de la natación brasilera, que aspira a convertirse en la gran protagonista de los próximos Juegos Olímpicos de Río.


Triunfos que, sin embargo, no pudieron ensombrecer las gestas de la húngara Katinka Hosszu y del sudafricano Chad Le Clos, que se coronaron como los “reyes” de Doha con cuatro oros cada uno, los mismos que la española Mireia Belmonte.


Sin embargo, las cuatro medallas más que sumó la magiar, que ayer se tuvo que conformar con la plata en los 200 libre y el bronce en los 50 espalda, convierten a Hosszu en la gran triunfadora en la categoría femenina en estos campeonatos.


No obstante, Hosszu, que en los primeros días de competición fue eclipsada por Belmonte, con sus cuatro triunfos y dos récords del mundo, vio rebajado su protagonismo en la jornada final por Sarah Sjostrom.


La nadadora sueca logró en una hora dos medallas de oro, con récords del mundo incluidos en los 100 metros mariposa y los 200 libre, en los que arrebató el triunfo a Hosszu por cuarenta centésimas.


Hosszu (izquierda) y Le Clos (derecha) fueron los grandes ganadores de este Mundial.


Chad Le Clos, elegido mejor nadador del año por la Federación Internacional (Fina), justificó su título, tras sumar ayer su cuarto triunfo en la capital catarí al imponerse en la final de los 200 mariposa al japonés Daiya Seto, que encaró los últimos 50 metros de la prueba en cabeza.


Dos largos finales en los que Le Clos, el hombre que batió al legendario Michael Phelps en la final de los 200 mariposa de los Juegos de Londres, exhibió todo su potencial para arrebatar el oro al japonés por 31 centésimas.


Fue la cuarta victoria del nadador sudafricano en los mundiales, tras subir al primer escalón del podio en los 200 libre, 50 mariposa y 100 mariposa, prueba en la que Le Clos estableció una nueva plusmarca mundial con un tiempo de 48.44 segundos.