Economía

Sustenance price for coffee growers of the Southwest region
Precio de sustentación para cafeteros del Suroeste
Autor: Federico Duarte Garcés
2 de Diciembre de 2014


La Cooperativa de Caficultores de Andes comprende 3.600 asociados que generan 100.000 empleos en el Suroeste de Antioquia.


Twitter: @fededg1989


En su finca del municipio de Jardín, en el Suroeste de Antioquia, Libardo de Jesús Castrillón Gaviria produce unas 60 cargas de café al año. Sin embargo, durante este 2014 el precio interno por compra de carga ha oscilado entre los $430.641 a finales de enero y $795.097 en abril, para luego decaer a $646.299 en julio y alcanzar los $803.060 en octubre pasado (ver gráfico). Por eso, el anuncio de la Cooperativa de Caficultores de Andes de garantizar un precio mínimo de $800.000 por carga para proteger el ingreso de los pequeños caficultores desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2015 es un alivio para él y 3.600 familias más del Suroeste de Antioquia. 


“Es supremamente importante para nuestras familias porque es que la mayoría de los caficultores de nuestra cooperativa somos pequeños. Entonces, que a nosotros nos aseguren un precio base, es de vital importancia”, aseguró Castrillón Gaviria, quien a su vez es vicepresidente del Consejo de Administración de delosandes Cooperativa.  


Los pequeños caficultores que se acerquen a vender el café, siempre y cuando esté por debajo de $800.000, lo venderán y se acercarán a las oficinas de la cooperativa a reclamar la diferencia.


“Esto enmarcado en una estrategia de protección de precio y de ingreso al caficultor, que puede ser complementado con otros mecanismos financieros para hacer de la actividad caficultora una actividad empresarial y rentable”, afirmó Juan David Rendón Cañaveral, gerente de delosandes Cooperativa, quien señaló que para garantizar este mecanismo la cooperativa hizo una inversión de $2.000 millones. 


Cosecha larga


Según Rendón Cañaveral,  a diferencia de años anteriores que ha habido una cosecha concentrada en octubre y noviembre, esta vez se va a extender durante los meses de diciembre, enero y febrero. Por ello habla de una “cosecha larga”.


Según él, el promedio de compra ha sido de $730.000 por carga. Para quienes este año colocaron café a futuro ha sido de $815.000 pesos. “Eso significa ingresos adicionales estimados en $5.000 millones para nuestra base social que a la vez dinamizan, irrigan la economía regional”.


Para este año, Rendón Cañaveral pronostica que la cooperativa cerrará con exportaciones cercanas a 200.000 sacos a doce países, que generarán alrededor de US$50 millones para la región antioqueña.  


Por su parte, para el 2015 Rendón Cañaveral planteó la consolidación en los mercados internacionales con generación de valor agregado, y resaltó la iniciativa anunciada que asegurará el ingreso del caficultor y una mayor transferencia de precio. “Con estas volatilidades que tenemos en el mercado del café, que no sabemos qué va a pasar, lo mejor es ir asegurando los precios para poder seguir siendo cafeteros por otros cien años más”, concluyó. 



Cultivo social

Las utilidades de la cooperativa van enfocadas al servicio social. Uno de sus mayores  ejemplos es el fondo de educación formal, en que 788 jóvenes han sido subsidiados por la cooperativa con una inversión de $1.500 millones. De estos jóvenes beneficiados, 460  ya son profesionales. Es decir que de cada cinco familias de la cooperativa, hay un profesional de cuenta de este fondo. Si se tiene en cuenta que hay 3.600 asociados en cerca de 35.000 hectáreas, Juan David Rendón Cañaveral estimó que en época de cosecha hay tres empleos por cada hectárea, por lo cual se pueden generar unos 100.000 empleos en el Suroeste de Antioquia. Según Rendón Cañaveral, hay un acompañamiento en asocio con el Sena y otras entidades “amigas” para que “nuestras nuevas generaciones no vean las ciudades como su norte sino que vean la educación, el campo y la caficultura como una actividad viable, próspera y que puede desarrollarse”.