Fútbol en el Mundo

The “verdolaga” people celebrate
Festeja el pueblo verdolaga
Autor: Jonny Andrés Sampedro
27 de Noviembre de 2014


Atlético Nacional logró una nueva gesta internacional y se clasificó a la final de la Copa Sudamericana. El “Verde” iniciará de local en el partido de ida, el cual se celebrará el próximo miércoles 3 de diciembre. Su rival saldrá del ganador entre River Plate y Boca Juniors que juegan hoy.


Foto: EFE 

Atlético Nacional se sacó la espina y eliminó a Sao Paulo, que lo había sacado de varias competiciones internacionales.

Twitter: @JonnySampedro 


Los penales. Los cuestionados y temibles penales le dieron ayer el paso a Nacional a una nueva final continental. A esa que estaba buscando el equipo “Verdolaga” hace doce años y de manera obsesionada su entrenador Juan Carlos Osorio.


Es la segunda oportunidad que el elenco antioqueño llega al juego por el título en este certamen, pues ya lo había logrado en el 2002, también por la misma vía, en esa ocasión ante su tocayo, el Nacional uruguayo en el estadio Centenario de Montevideo.


Igual como en esa edición el paso fue sufrido, luchado y dramático, pues al frente hubo un equipo de jerarquía, de envergadura, que jugó de la mejor forma y que puso en calzas prietas al “Verde”, que le tocó correr más de lo esperado en este compromiso.


Con un mediocampo que manejó el esférico de muy buena forma, los brasileros salieron a imponerse. No fue un equipo que bombardeará con centros para buscar la paridad. Ellos apostaron por la tranquilidad, el manejo y tenencia del esférico, así le costara en el primer tiempo penetrar y generar opciones en el arco de Armani.


Los muchachos de Osorio, por su parte, se defendieron bien en su tercio defensivo, evitaron que las figuras de su antagonista le hicieran daño en ese periodo, pero debió renunciar en gran parte al ataque, pues sus mismos hombres ofensivos pasaron la línea de la pelota y se les vio defendiendo y presionando con mucho sacrificio.


La más claras en esa fracción del juego fueron para Luis Fabiano con remate cruzado que salvó Armani (16’) y la de Edwin Cardona, sólo, mano a mano ante Rogeiro Ceni, que no pudo definir en un magnífico contragolpe agonizando los 45 iniciales y que hubiera cambiado la historia del partido.


En el complemento el planteamiento fue igual en ambos bandos, pero la situación cambió y se puso color de hormiga para Nacional. Los ataques de su rival fueron más claros y peligrosos, surtieron más efectos con Bastos, Kaká y Luis Fabiano como protagonistas. 


Así encontró el gol con Ganso en tiro libre de costado (53’), en el que nadie pudo rechazar la pelota, se paseó en el área y fue a dar al palo que no cubría nadie. Posteriormente llegó una seguidilla de opciones que estuvieron a punto de noquear al onceno colombiano, que aguantó pese al palo en el remate de Kaká (69’) y a las jugadas de Luis Fabiano (70’ y 71’).


A Nacional le costó reponerse, pero consciente que un gol lo hacía casi inalcanzable adelantó líneas. Presionó mucho más arriba. Envió a Copete al campo y tuvo una opción con Ruíz (78’). Sin embargo la respuesta física y el buen momento del rival no le permitieron hacer más. El tiempo corrió y la serie tuvo que definirse desde los doce pasos.


En esta parte los jugadores del equipo colombiano mostraron más cabeza fría y determinación. La serie empezó de la mejor manera con el cobro desperdiciado de Kardec. Los verdes cobraron de buena forma. Armani aportó su granito de arena con un penal atajado y Luis Carlos Ruiz selló el paso a la final, a esa que añoraban los hinchas hace más de una década y que por lo hecho en el Atanasio también se merecía el equipo de Osorio.



Los penales

Sao Paulo (1): 1-Kardec (lo botó). 2-Ceni (gol). 3-Toloi (tapó Armani). Atlético Nacional (4): 1-Bocanegra (gol). 2-Valencia (gol). 3-Cardona (gol). 4-Ruiz (gol).