Gente

The tough ones for money
Los duros del billete
Autor: Carmen V醩quez
24 de Noviembre de 2014


Plata es plata y la plata llama la plata. A trav閟 de los siglos, el dinero ha tenido su valor representado en muchas cosas



Carlos Raúl Yepez, presidente Bancolombia, y Martha Elena Acosta, directora comunicaciones Bancolombia. Anfitriones de la noche de banqueros.

Plata es plata y la plata llama la plata. A través de los siglos, el dinero ha tenido su valor representado en muchas cosas. Los animales, la agricultura, la ganadería, las obras de arte, la arquitectura, el papel, la minería, las joyas, y hasta el mismo ser humano fue vendido y comprado con un valor.


En este siglo, los cheques, los billetes y las monedas circulan con sus valores en los bancos, que siguen siendo la representación del poder del dinero. En este nuevo siglo los medios electrónicos hacen parte fundamental de las transacciones y las tarjetas, simples cuadritos de plástico, son la comodidad para pagar y comprar. Hay publicaciones especializadas en poner en lista a los hombres y empresas más importantes en el mundo por la cantidad de dinero que tienen en propiedad.


lDesde el fin de semana pasado, aquí en la ciudad de Medellín, se reunieron los más importantes hombres representantes de los prestigiosos bancos de Latinoamérica en la “Felaban”, la edición número 48 de la asamblea anual de banqueros de latinoamérica. Billete por todos los lados. Ejecutivos que se quedaron enamorados de esta ciudad donde  sus contactos amistosos y de negocios comenzaron desde el sábado hasta el día martes. Todo un festín de negocios. El coctel de bienvenida fue en la bellísima sede de Bancolombia y, lógico, con atenciones de alto contenido de amabilidad.


lCon dinero se proyecta el comercio. De fiesta al llegar a su aniversario número diez como centro comercial, está el “Unión Centro Comercial”, el mismo que fuera el centro social más importante de la ciudad, como el club de la gente más encopetada de la Medellín de aquellos hace 120 años.


Los tiempos, con su desarrollo económico y social, van apretando las ciudades. El “centro” de Medellín ha tenido fama desde su fundación, decir aquí que se nacía en pleno “Parque Berrío” era decir que se nacía con cuna paisa. El Club Unión fue lo máximo, los bailes sociales en su Salón Dorado marcaron historia. El Unión sigue famoso ahora que es un centro comercial con 140 locales comerciales, punto de unión para conversar, hacer negocios, hablar de ideas y proyectos. No ha perdido su referencia de “juniniar”, como en aquellos años. Su arquitectura republicana se ha conservado y llegar a él es fácil con todos los medios de transporte.


Su gerencia y administración desde hace ocho años están en manos de una mujer maravillosa y activa, Luz Dary Isaza Montoya, quien no pierde un minuto del día en darle novedades y atractivos en su oferta gastronómica y comercial. Por este motivo, el brindis de celebración fue una gran fiesta con sus colegas de Asocentros, clientes y amigos. Felicitaciones.