Economía

“A structural tax reform is needed”
“Es necesaria una reforma tributaria estructural”
Autor: Federico Duarte Garcés
24 de Noviembre de 2014


Hoy se presenta la ponencia modificatoria del proyecto sobre los cambios en los tributos de los colombianos para su discusión en el Congreso de la República.



La tercera reforma tributaria del Gobierno busca balancear el presupuesto de $216.2 billones para el año entrante.

@Fededg1989


La primera pregunta es: ¿sí será que se requieren $12.5 billones? El planteamiento lo hizo Camilo Rodríguez, director de la firma Kpmg en Colombia, en su intervención como parte de un seminario de amplios temas de actualidad económica organizado por Bancoldex y Analdex en el hotel Irotama de Santa Marta. 


En su exposición, Rodríguez señaló que la iniciativa del Gobierno nacional presentada en octubre tiene una finalidad “eminentemente recaudatoria” dado el déficit fiscal de $12.5 billones que intenta cubrir con esta reforma. Sin embargo, para este experto en asesorías financieras, se requiere mucho más dinero, y aludió a las cifras de la Contraloría, según las cuales serían necesarios $22 billones. De otra parte, recordó que en un foro bien calificado de la International Fiscal Association (IFA), se hablaba de alrededor de $42 billones. 


Es por ello que es bien probable que el año siguiente haya otra reforma tributaria. De la actual afirma que es una “típica reforma tributaria”, cuya ponencia sólo puede tener un artículo, de los 53 que la componen, que hable del tema presupuestal, “y ahí tiene la primera contingencia de inconstitucionalidad”. 


Regla fiscal


En la exposición de motivos, el Gobierno acude al respeto de la regla fiscal que lo compromete a una disminución del déficit estructural de manera gradual para llegar al año 2022 con 1 % del PIB. 


“El Gobierno necesariamente tiene que generarse ingresos y limita la posibilidad de que crezca el endeudamiento”, explicó Rodríguez al señalar que de esta manera la única salida del Gobierno es generarse mayores ingresos. 


No obstante, el director de KPMG en Colombia insistió en que esta regla fiscal ha sido positiva, pues el solo anuncio en su momento de su implementación permitió que el costo financiero de los créditos se disminuyera. Y ese ahorro se destinó a inversión, pero señala que es un tema que está divorciado del sistema tributario. 


El presupuesto para el año 2015 es de $216, 2 billones (6.5 % respecto al presupuesto del año anterior). Esto al prever un escenario en que se reducen las fuentes de financiamiento, se disminuye el gravamen a los movimientos financieros, se acaba el  impuesto al patrimonio, además de la disminución del precio del petróleo. 


En su exposición de motivos, el Gobierno asegura que los recursos se destinarían, entre otros, para el incremento del pie de fuerza, apoyo a familias campesinas, financiamiento de salud y primera infancia. Pero según Camilo Rodríguez, esto solo busca “sensibilizar” al Congreso, pues comenta que esos 12. 5 billones de pesos no tienen destinación específica, solo entran al Presupuesto General de la Nación “y ahí verán cómo los distribuyen”.    


Para Rodríguez, el Gobierno le tiene “miedo al Congreso”, y aunque reconoce que le “gusta” esta reforma, por la necesidad imperante de intervenir el sistema tributario, insiste en que el país debe abordar alguna vez una reforma tributaria estructural.



Impuesto a la riqueza

“¿Quiénes son los sujetos pasivos del impuesto a la riqueza? Las personas jurídicas naturales y sociedades de hecho contribuyentes del impuesto de la renta”, cuenta Camilo Rodríguez al referirse a la normatividad actual. Pero señala que con esta reforma hay un nuevo sujeto pasivo: las personas naturales nacionales o extranjeras sin residencia en el país y las sociedades extranjeras, quienes son contribuyentes sobre lo que poseen en el país, independiente de que esa riqueza sea poseída directa o indirectamente. Rodríguez asegura que si lo que se busca es mandar un mensaje de estímulo a la inversión extranjera, esta medida va en contravía. “Si es una sociedad extranjera que tiene acciones en Colombia, pues sencillamente resta de la base y va a pagar cero”.