Economía

The boom of Public-Private Partnerships
El boom de las Alianzas Público Privadas
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
20 de Noviembre de 2014


Desde ayer y hasta el viernes se lleva a cabo en Cartagena de Indias el 11° Congreso nacional de la infraestructura, que congrega las experiencias más importantes de desarrollo en el mundo como ejemplo para Colombia.


Twitter: @olgarendonm


*Enviada especial a Cartagena de Indias.


La construcción de las vías de cuarta generación (4G) en Colombia tendrá un costo aproximado de $47 billones y en vista del hueco fiscal que hay en el Presupuesto General de la Nación de 2015, las Alianzas Público Privadas (APP) pueden ser una salida de financiamiento, así lo indicaron los expertos internacionales que acudieron al panel de experiencias exitosas convocadas por Procolombia en el marco del 11° Congreso nacional de la infraestructura.


Infrestructura es igual a progreso pero es de las inversiones más costosas en los planes de desarrollo de los países, por lo que actualmente hay dos opciones, hacer lo que se puede con el presupuesto nacional o invitar a las empresas privadas a participar de los proyectos necesarios a cambio de beneficios económicos a futuro y esa ha sido la apuesta de varios países de América que han logrado transformar su territorio con aportes  privados a través de las APP.


Proyectos como carreteras y trenes; equipamientos sociales como hospitales, escuelas, cárceles; infraestructura de distribución de energía, de gas natural y de agua potable; aeropuertos y puertos marítimos; minería y otro sin fin de desarrollos que son necesarios en las comunidades para ser competitivos y apalancar la lucha contra la pobreza, han sido financiados con el modelo APP en el mundo.


Para Juan Esteban Medina, gerente de Exportación de Servicios de Procolombia, antiguo Proexport, “es muy importante para nosotros tener a diez personas de ocho países diferentes para presentar sus importantes proyectos de infraestructura como ejemplo para Colombia”.


Honduras, por ejemplo, es uno de los países que recientemente tuvo que crear una institución que le permitiera acudir a la inversión privada, para este caso Coalianza, dirigida por Henry Acosta, quien indicó que en su país “hay un gran problema porque no hay recursos en el presupuesto para la inversión, por lo que acude a la inversión de instituciones de carácter privado y así esperamos que en 2015 se invertirán US$250 millones. Nosotros creemos mucho en nuestro sistema financiero y las licitaciones públicas las hacemos a través de nuestra banca y de fideicomisos, garantizando el reparto equilibrado de beneficios y riesgos entre el privado y el estado. De esta manera se evita la concentración de mercados y que todos los procesos sean de libre competencia a nivel nacional e internacional. Además hemos desarrollado un procedimiento acelerado de inversiones a gran escala que en el término de un mes puede acceder a todas las licencias y permisos que sean requeridos para llevar a cabo los proyectos”.


Asimismo, William Granadino, presidente de Proesa, el organismo de Promoción de la Exportaciones y de la Inversión en El Salvador, explicó que la ley de inversión de su país garantiza el trato igualitario a inversionistas nacionales y extranjeros, acceso a financiamiento local y libre transferencia al exterior de utilidades y dividendos.


Los peruanos también mostraron cómo en los últimos años han podido generar proyectos de transformación y aunque sus procesos de contratación y licitación, como ellos mismos lo reconocen, son lentos, han garantizado los recursos para proyectos que con sus ingresos nunca hubieran podido ni pensar.


“Aquí se han presentado proyectos cercanos a los US$25.000 millones, que al ser de APP internacional nuestros constructores pueden participar, así que ustedes como asistentes tienen la oportunidad de ampliar su horizonte de negocios e ir por esos proyectos”, concluyó Argelino Durán, presidente de la Junta Directiva de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI).


*Invitada por la CCI.




Situación de las APP en América Latina

Richard Cabello, gerente de Asesoría de APPs para América Latina y el Caribe de la Corporación Financiera Internacional (IFC), indicó que las 4G es un esquema que vale la pena analizar en el ámbito internacional porque fue pensado como un todo y no como proyectos desarticulados, aun cuando son diferentes tramos y diversos plazos, por lo que  su  aplicación facilita el movimiento de capitales y lo hace mucho más rentable.


En la región, según el experto, muchos países se aventuran a hacer APP pero no tienen cómo financiar los estudios, lo que hace que esos proyectos no sean atractivos para las entidades privadas, por lo que hay que generar financiamiento técnico para garantizar que los proyectos sean exitosos y financieramente sostenibles.


Con respecto a las iniciativas privadas, Cabello manifestó que los países no están en la capacidad logística de atenderlas y los privados están invirtiendo en estudios técnicos y financieros y no obtienen respuestas positivas. Chile puede ser un ejemplo interesante porque su experiencia conduce a la libre competencia y a la inclusión de las empresas privadas a las necesidades locales.




La Florida podría ser el futuro de Colombia

Richard Biter, delegado del Departamento de Transporte de la Florida – EE.UU.- dijo que ese Estado “es el corredor más concentrado del país, para el 2020 vamos a ser el tercer estado más ocupado de los EE.UU. y necesitamos tener una infraestructura de transporte para poder atender esa demanda que ya atiende a 20 millones de residentes y 100 millones de turistas”.


Y para lograrlo han desarrollado un Sistema Multimodal Estratégico: un sistema porque integra las distintas instalaciones, servicios, formas de transporte, y los puntos de enlace en una sola red de transporte integrado; multimodal porque contiene todas las formas de transporte para el traslado de personas y mercancías, incluidos los enlaces para la transferencia fluida y eficaz entre los modos de transporte y las principales instalaciones; y estratégico porque consta de instalaciones y servicios importantes a nivel estatal y regional.


Este Sistema se creó para servir eficientemente las necesidades de movilidad de los ciudadanos, negocios y visitantes de La Florida y para ayudar a este Estado a convertirse en un líder económico mundial, mejorar la prosperidad económica y la competitividad, enriquecer la calidad de vida y reflejar una gestión ambiental responsable.