Mundo deportivo

Sad ending
Triste desenlace
17 de Noviembre de 2014


Cuando los aficionados al tenis en Londres esperaban una nueva batalla deportiva entre Roger Federer y Novak Djokovic, por el título del Torneo de Maestros, las malas noticias llegaron a las gradas tras el retiro del suizo por lesión, con lo cual el balcánico se coronó campeón sin jugar una sola bola.


Foto: EFE 

Novak Djokovic. 

EFE


El suizo Roger Federer tomó el micrófono ayer, media hora antes de lo previsto para el comienzo de la final del Masters ante el serbio Novak Djokovic, y anunció que no podía competir debido a problemas en la espalda.


Sin el habitual traje con el que comparece en los actos públicos, Federer dijo: “Siento estar aquí con un chándal, pero no estoy en condiciones de jugar”. El ganador de seis Masters dejaba así en bandeja el título, cuarto y tercero consecutivo, a Djokovic.


Nunca en las 40 ediciones del Masters un jugador finalista se había retirado antes por problemas físicos.


La comparecencia de Federer y el anuncio oficial de su retirada tuvo lugar inmediatamente después de la ceremonia de entrega de premios en la final de dobles, en la cual expresó: “No puedo competir a este nivel con Novak. Sería demasiado arriesgado a mi edad”, dijo el suizo, de 33 años. “Quería decíroslo personalmente. Me encanta jugar en el O2”, añadió.


“Me hubiera encantado jugar. No quería que el final fuera este. Lo he intentado todo, pero no puedo jugar”, dijo el suizo, que el próximo fin de semana debe competir en la final de la Copa Davis contra Francia, en Lille, junto con Wawrinka.


Es la tercera vez en la carrera de Federer que se retira de un torneo por lesión. Antes le sucedió en 2008 en los cuartos de final de París Bercy frente al estadounidense James Blake, y la última hasta este domingo en el torneo de Doha en 2012 ante el francés Jo-Wilfried Tsonga.


Federer ganó en semifinales a su compatriota Stan Wawrinka después de dos horas y 49 minutos, por 4-6, 7-5 y 7-6 (6), salvando cuatro bolas de partido, y acabó su trabajo en la madrugada de ayer.


Wawrinka dejó entrever en su conferencia de prensa que después del gran trabajo que habían hecho ambos en su duelo, quizás Djokovic “sería algo más favorito en la final”.


El rumor de la baja de Federer fue aumentando progresivamente durante la mañana en Londres, pues la pista de entrenamiento que tenía reservada estuvo vacía en todo momento, mientras su equipo, su entrenador Stefan Edberg y el capitán de Copa Davis de Suiza, Severin Luthi, mantenían completo silencio.


De esta forma, Djokovic iguala al estadounidense de origen checo Ivan Lendl y al rumano Ilie Nastase, con tres Masters consecutivos y cerró con broche de oro este 2014, en el que se ratificó como el número uno de la temporada.



Los de siempre

Los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan, la mejor pareja de la historia, ganó ayer su cuarto título de dobles en el Masters, al vencer en la final al brasileño Marcelo Melo y al croata Ivan Dodig por 6-7 (5), 6-2 y 10-7 en una hora y 25 minutos.


“Thank you, London” (gracias, Londres), firmaron los americanos en la cámara, poniendo la frase en un corazón. Los Bryan no ganaban este torneo desde 2009, pero ayer se hicieron con el título 103 de su carrera y suceden en el palmarés a los españoles David Marrero y Fernando Verdasco, sus verdugos en la final del año pasado.


Catorce años después de que el brasileño Gustavo Kuerten se convirtiera en el primer jugador de esta nacionalidad en ganar un Masters, en Lisboa, su compatriota Marcelo Melo luchaba por ganar el de dobles, tras ser semifinalista el pasado año.


El propio Kuerten presenció y comentó la final en el O2, para la televisión de Brasil, y se sentía emocionado por la gesta de su compatriota. “Es la primera vez que vengo a un Masters en trece años, el último fue en Australia y Marcelo tiene la oportunidad de igualarme ahora, en este torneo, uno de los cinco mejores del mundo”, dijo.


“Para nosotros es muy raro, en el fútbol es más cotidiano y en el voleibol también, pero en el tenis son conquistas históricas. El año pasado llegaron a las semifinales y estuvieron cerca. En esta han hecho una semana fantástica perdiendo sólo un partido antes de alcanzar la final”, añadió.