Columnistas

Palabras que se escriben de 3 maneras
Autor: Juan David Villa
14 de Noviembre de 2014


Y hasta de cuatro maneras. Y, precisamente, quiero empezar por una que aparece en el Diccionario de las academias escrita de cuatro formas...

Juanda0812@gmail.com 


@juanvillar08 


Y hasta de cuatro maneras. Y, precisamente, quiero empezar por una que aparece en el Diccionario de las academias escrita de cuatro formas: 


- Cebiche: el nombre de ese plato, hecho de pescado o mariscos con jugo de limón, ají, cebolla, también se puede escribir ceviche, sebiche o seviche.


- Harapo: que significa pedazo de tela roto, raído, en jirones (“ese pobre hombre está en harapos porque lo golpearon”), también se puede escribir “arrapo” o “harrapo”.


- Acera: a la franja generalmente enlosada por la que caminamos en la vía pública también se la llama “hacera”, con hache, sí, aunque Word la corrija. En el Diccionario está asimismo la palabra “facera”, pero no se refiere a la franja en cuestión, sino a “la fila de casas que están a lado y lado de la vía”. Sin embargo, “hacera” viene de “facera”. Es muy normal, muy repetido en español que la efe de la palabra latina sea hache en la castellana, cosas bellas del idioma como gran manifestación humana: por ejemplo, hierro viene de ferrum, y hacer viene de facere, pero esto es otro tema.


- Kilo: esta no se escribe de tres maneras, solo acepta dos, la otra es “quilo”. Por lo tanto uno puede escribir “quilómetro”, “quilogramo”, etc. 


- Kiwi: esta sí es de tres. Me refiero al fruto color verde, comestible (hubo un tiempo en que estuvo de moda por estos lados para curar todo). También se puede “kivi” o “quivi”.


- Mayonesa:  esta salsa blanca también se llama “mahonesa”. 


- Samuray: a estos guerreros que cuidaban a los dueños de la tierra en Japón, también en castellano los llamamos “samuráis”, y samurái en singular.  


 De esas que casi nunca usamos


Puerperio: desde que una mujer da a luz hasta que su organismo vuelve a su estado normal (al de antes del parto) se llama puerperio. Su adjetivo es “puerperal”, por tanto, una “infección puerperal” es la que se produce en ese espacio de tiempo.