Columnistas

Con que fot骻rafo 縩o?
Autor: Mariluz Uribe
10 de Noviembre de 2014


Veo en publicaciones, en todas partes, en mensajes Internet con fotos tomadas con aparaticos que no son c醡aras de fotograf韆 y que no me recuerdan para nada las viejas Kodak cuadradas que se pon韆n al nivel de la cintura para mirar encima de ellas lo que se iba a fotografiar, siempre de espaldas al sol, por supuesto.

Veo en publicaciones, en todas partes, en mensajes Internet con fotos tomadas con aparaticos que no son cámaras de fotografía y que no me recuerdan para nada las viejas Kodak cuadradas que se ponían al nivel de la cintura para mirar encima de ellas lo que se iba a fotografiar, siempre de espaldas al sol, por supuesto.


Ahora veo fotos tristes, con cuerpos deformes, pigmeos que no lo son y otras falsas, irreales, dizque photoshopiadas. 


Toda la vida fui amiga del gran fotógrafo Hernán Díaz, y tengo maravillosas y reales fotos tomadas por él, algunas modelando para el modisto  lux-francés Michel Feron  y otras  con el célebre bailarín  Jorge Valencia.


Creo haber aprendido algo con tantos años de ver trabajar a Hernán frente a mí, sentado por largas horas, en el suelo.


Estas son algunas ideas útiles: Una persona alta no debe fotografiar una persona  baja o sentada, estando la más alta de pie, es posible que para saber esto no solo haya que estudiar fotografía sino algo de lógica, física, geometría, dibujo! ¡Miren las fotos que tengan gente de pie! Si el fotógrafo está tan impedido que no se puede agachar, doblar, ni plegar, pues que se siente, si no es capaz de bajar al suelo por lo menos a una silla y que baje las manos, no las alce! 


Y usted, si un ignorante lo va a fotografiar, incline su cuerpo hacia atrás a ver si así mejora la situación! Avance una pierna hacia adelante y apóyese en la de atrás doblada ligeramente, su cuerpo quedará levemente inclinado hacia atrás para contrarrestar el error del improvisado fotógrafo. Y Ud. quedará tal cuál es en la foto.


Claro que nadie puede saber esto porque en colegios y universidades no lo enseñan. 


Pero por mi parte me permito decir: “Yo viví eso”. 


Fijo que si el fotógrafo es más alto que el fotografiado inclinará la cámara, inconsciente y automáticamente!  Pero no debe hacerlo, al contrario!  Debe bajarse para que el modelo no quede cabecigrande y paticortico, como veo todos los días en todas las publicaciones!


Además hay que recordar que si uno es flaco, debe vestir de claro, si gordo debe vestir  de oscuro y no usar líneas horizontales, no cinturón, ni falda y blusa de diferente color. 


Los labios se pintan de rojo para que los dientes se vean blancos. ¿Por qué creen que a las personas de piel negra  se les ven esos dientes divinos? ¡Por sus labios oscuros!


El pelo negro es para los jóvenes, endurece las facciones, las marca, el pelo claro es cuando uno va envejeciendo, y por eso  salen las sabias canas, para que la piel se vea menos contrastante y por lo tanto más fresca. Así que si se va a teñir tíñase de ¨mona¨! (Informaciones traídas de París).


Si se quieren lucir las manos se pintan las uñas y de rojo para que la piel se vea mejor, ensayen una mano pintada con rosado y otra con rojo  y tómenles fotos.  Y las manos hacia arriba, nunca colgando!


Y ojo: la luz debe estar abajo y no encima del fotografiado, ensayen con una linterna sobre la cabeza y luego la ponen debajo, en los viejos teatros de candilejas todo el mundo se enamoraba de los actores, por más que estos fueran envejeciendo porque no se les notaba. Ahora con esas luces arriba pobres actores! 


¡Y cuidado con la luz fuerte encima de la puerta de la casa adentro y afuera!


Las velitas son para que uno se vea lindo. ¿Será por eso que las prenden en los cumpleaños, para consolarlo a uno de esa mayoría de edad? ¡Qué hacemos si todo entra por los ojos!


* Psicóloga PUJ y Filóloga U de A