Economía

Caída del crudo desvaloriza petroleras
Autor: Duván Vásquez
10 de Noviembre de 2014


La menor demanda de hidrocarburos de países como China y Estados Unidos han generado una sobreoferta del petróleo que ha bajado los precios unos USD 20 por barril en los últimos cuatro meses.



Colombia tiene reservas petroleras para cerca de siete años.

Twitter: @duvanandvasquez


Colombia no ha estado exenta del golpe que ha sufrido el precio internacional del petróleo que cerró este fin de semana en USD 78,65 por barril, luego de estar en niveles superiores a los USD 105 tan sólo cinco meses atrás.


Esto ha generado que el país reciba menos ingresos, ya que más del 70 % de sus exportaciones es hidrocarburos. Lo que de inmediato se sintió en el valor de las petroleras colombianas.


De hecho, la valoración de Ecopetrol cayó 26,5 % en lo que va del año, debido a que el precio de la acción pasó de $3.670 en enero a $2.695 al cierre del mercado bursátil este fin de semana. Pero la situación no es mejor para otra importante petrolera que opera pozos de la Nación, ya que Pacific Rubiales se ha desvalorizado un 31,8 % en estos once meses, porque su cotización en la Bolsa de Valores cambió de $40.400 al inicio del 2014 a $27.520.


Estos precios son una muestra de lo que valen las compañías, como lo explicó el experto en Valoración de Empresas, Armando Lenin Tamara, quien señaló además que, por ejemplo, “en Ecopetrol la base es el petróleo y si está bajando el precio del crudo, pues la valoración de esa empresa se empieza a disminuir”.


Así las cosas, el precio actual de la acción, multiplicado por todas las acciones distribuidas por la petrolera, “es la cruda realidad de lo que vale Ecopetrol hoy en día”.


Todo eso es el resultado de una baja del precio en el ámbito internacional. “Ahí uno no puede decir que los comisionistas están haciendo manejo de oferta y demanda para bajar el precio de la acción, porque ese es el típico reflejo de un mercado que lee que si el precio del producto está bajando, la empresa que lo produce se desvaloriza”, aseguró Tamara.


Aparte de eso, la desvalorización de las empresas tiene que ver con que la caída del valor del crudo tiene implicaciones sobre las utilidades, lo que acarrea también un menor dividendo de las acciones, manifestó Hernán Humberto Herrera, director de la Maestría en Educación Financiera de Eafit, lo que está en línea con los analistas de la renta variable, que estiman que los dividendos de Ecopetrol bajarían un 16 % este año.


De hecho, en el tercer trimestre del 2014 las ganancias de Ecopetrol cayeron un 41,1 %, porque fueron por $2,27 billones entre julio y septiembre, a diferencia del mismo periodo de 2013 cuando alcanzaron los $3,86 billones. Es decir que se dejaron de percibir $1,59 billones.


Así mismo le sucedió a Pacific Rubiales, que en el periodo en mención tuvo una disminución de las utilidades del 95,8 %, debido a que ganó USD 3,5 millones, prácticamente una reducción de USD 80,5 millones, porque en el mismo lapso de 2013 logró USD 84 millones. Esto se debió, según la misma compañía, “principalmente a la depreciación de la moneda colombiana”.


Otra de las razones de las desvalorizaciones de las compañías petroleras es porque al estar muy bajo el precio internacional del crudo, los costos de explotación se hacen más notorios. Lo que, según Camilo Ignacio Coronado, director del Departamento de Economía de la Universidad Nacional sede Medellín, hará que las empresas sean menos rentables.


“Y los mercados anticipan eso de manera casi instantánea. Hay que advertir que en Colombia los avances de la exploración no se han establecido como en el pasado y si a eso le sumamos la circunstancia actual se puede entender por qué hay un proceso de desvalorización de las compañías, que no han tenido muchos logros ni nuevos hallazgos”, aseveró Coronado.


La caída del precio del barril de petróleo se ha visto un poco compensada con la revaluación del dólar.

 


Efecto manada


El mercado reacciona por un efecto de manada, dijo Herrera, quien agregó que cuando se perciben noticias que pueden ir en contra de la valoración de una acción, pues inmediatamente algunos inversionistas comienzan a retirar su participación. Entonces, muchos otros, cuando analizan un riesgo, rebalancean también sus portafolios quitándole participación a la acción de Ecopetrol, por ejemplo, porque ven un riesgo de reducción.


“Entonces se genera un efecto manada y, a la vez que se negocie, se vendan y haya más oferta de las acciones, pues el precio seguirá tendiendo a la baja. Pero muchas veces esa tendencia del precio a la baja no muestra cuáles son las expectativas de largo plazo de la compañía”, apuntó Herrera.


De todos modos, los analistas coinciden en que el actual valor al alza del dólar, que alcanzó los $2.136,25, puede compensar un poco los irrisorios precios internacionales del barril de petróleo.


Perjuicio en la Nación


La coyuntura actual del petróleo en el mundo afecta tanto a los accionistas privados como al Estado, ya que sus ingresos dependen altamente de la rentabilidad y dividendos de este tipo de compañías y sobre todo de Ecopetrol. Esta situación es compleja porque con la renta petrolera se financian muchas obras de infraestructura, salud, etc., en el país, y de hecho, según el propio ministro de Minas y Energía, Tomás González, por cada dólar que baja el precio internacional del crudo, la Nación deja de percibir alrededor de $400.000 millones para sus ingresos anuales, lo que afectaría el Presupuesto General para 2016.



Caída del petróleo

La caída del precio internacional del crudo se debe a varias razones asociadas a la sobreoferta mundial. Por ejemplo, Estados Unidos, que históricamente ha sido un gran importador de hidrocarburos, ha hecho importantes hallazgos de yacimientos no convencionales. De hecho, tiene una alta apuesta en la producción del shale gas (gas de esquisto), lo que ha generado que se reduzcan sus compras.


Asimismo, la desaceleración de economías como la europea y la china muestran una menor producción mundial y por ende una baja necesidad de demanda de materias primas como petróleo.


Todo esto ha dejado con más inventarios a los productores de petróleo y ocasionado una sobreoferta del crudo, es decir, que se produce hoy más de lo que se requiere en el mundo.


Ante esa situación, Arabia Saudita, el mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), tomó una decisión que empeoró la situación, porque ha reducido sus precios y, frente a la sobreoferta del crudo, se inicia una carrera de quién puede vender más barato, lo que sin duda mantendrá el valor internacional a la baja.




¿Comprar acciones petroleras?

Aunque parezca que no sería muy inteligente comprar acciones petroleras en este momento, el director de la Maestría en Educación Financiera de Eafit, Hernán Humberto Herrera, señaló que “todo depende de cuál es el horizonte de rentabilidad. Si el plan es tener rentabilidad a muy corto plazo, pues seguramente no es la mejor opción. De hecho, ningún inversionista que tenga un plan de rentabilidad de corto plazo y que requiera dentro de muy poquito la liquidez, es decir, que tenga que salir a cancelar su posición en acciones, vería como recomendable hacer inversiones en estas compañías por ahora”.


Por el contrario, Herrera explicó que “estas acciones son más recomendables para inversionistas que están dispuestos a esperar, porque tienen un horizonte de rentabilidad de mayor largo plazo. Ahí sí es interesante comprar acciones y, sobre todo, porque ahora está bajando el precio”. Pero subirán una vez retorne a la normalidad el mercado petrolero.