Columnistas

緾olegios participantes?
Autor: Rub閚 Dar韔 Barrientos
30 de Octubre de 2014


Honda preocupaci髇 reina entre muchos colegios de la ciudad, por la profusi髇 de avisos de rumbas de largo metraje en nombre de destacad韘imas instituciones educativas de Medell韓.

Honda preocupación reina entre muchos colegios de la ciudad, por la profusión de avisos de rumbas de largo metraje en nombre de destacadísimas instituciones educativas de Medellín. En la actualidad, se viene promocionando por las redes sociales -con una monstruosa y sanguinaria figura de zombi con ojos diabólicos y faz ensangrentada a más no poder- que este viernes, en Llanogrande, habrá una rumba hasta el amanecer para “vivir el verdadero Haloween”. Y debajo de esa estrambótica ilustración, aparece espuriamente el crédito para diez insignes colegios participantes: “Marymount, San José de las Vegas, Cumbres, San Ignacio de Loyola, Alemán, Los Alcázares, Pinares, Jesús María, La Enseñanza y Montessori”.   


Gravísimo hecho, sin duda. En primer lugar, se suplanta el auspicio de estas dignísimas instituciones educativas; en segundo término, se abusa de la buena fe de los padres para cernir el engañabobos de que si los colegios les dan el beneplácito al evento rumbero, es porque podrán asistir los hijos adolescentes con tranquilidad, y en tercera instancia, hay una sed de dinero de los organizadores, creando el impresionismo de fijar un telón garantista de que allí asisten educandos granados de la más alta calidad. No voy a decir que las personas que se congregan en esa rumba, sean discutidas en sus condiciones personales. En absoluto. Pero sí debo enfatizar que con estas farsas y con imágenes vampirescas, se presenta un raponazo a la legitimidad de promocionar eventos bajo la verdad. Es la pérdida de la autonomía moral.


No es la primera vez que esto ocurre. Las redes sociales han desplegado tendencias virales para rumbas, con apoyos apócrifos. Es toda una impostura en juego para hacer creer que estos colegios dan el visto bueno para realizar estos festejos hasta el amanecer. Hay traslado en busetas y barras libres, por doquier. Esta semana, muchos papás han llamado a estos colegios para constatar la información acerca de que se patrocinan estas rumbas. Por supuesto, que hay libertad constitucional para montar eventos, pero que no se haga en nombre de instituciones educativas que nada tienen que ver. Hay ilegalidad, hay corrupción, hay patrones de crianza arrevesados. La comunidad reacciona contra estas mentiras. ¿Cuáles colegios participantes?


Al parecer los organizadores de estas rumbas, tienen bases de datos porque también hacen fuera de Medellín festines de igual o superior derroche (Panamá, San Andrés). Allí los educandos dejan la huella tanto de sus nombres como de las instituciones a las cuales pertenecen. Ni cortos ni perezosos, estos insufribles señores que montan los espectáculos hacen visible que los colegios adscritos forman parte de la garantía de adhesión. Eso es actuar de mala fe y por antonomasia. Redpapaz se ha pronunciado con entereza y viene alertando sobre estas irregularidades. Incluso, desde las quejas recibidas en su línea “Te Protejo”, ya ha puesto en manos de las autoridades competentes esta miserable mentira. ¿Cuáles colegios participantes? Vuelve y se pregunta uno. Ninguno de la lista ha entregado el aval. Hay enojo manifiesto en todos.


Dicen en la invitación que solo quedan los “últimos tickets”. Así, agringadamente quieren que el que menos corra, vuele. Producen la sensación de que hay agotamiento de entradas. Y se acuestan tranquilos a sabiendas de que están entregando una información falaz, cautivando sobre la mentira y remitiendo mensajes apacibles de que estos colegios les marchan al evento. ¿Hasta cuándo seguiremos soportando patrones antiéticos y ficticios?