Política

Panorama
27 de Octubre de 2014


Tras vencerse el pasado viernes el plazo para renunciar los altos funcionarios nacionales, regiones y locales para no inhabilitarse de cara a las elecciones territoriales dentro de un año, en el caso de Antioquia y de Medellín quedó más o...



El empresario y político antioqueño Mauricio Zuluaga Ruiz fue en lo años ochenta dirigente del Nuevo Liberalismo en Antioquia y desde hace unas semanas atrás regresó al galanismo, pues comenzó a trabajar de lleno y con sede propia con el senador Carlos Fernando Galán Pachón, el hijo de Luis Carlos Galán, y hoy también presidente de Cambio Radical. Zuluaga Ruiz anunció que sacarán candidato a la Asamblea de Antioquia y al Concejo de Medellín en la lista de CR.

Nacho


Las candidaturas


Tras vencerse el pasado viernes el plazo para renunciar los altos funcionarios nacionales, regiones y locales para no inhabilitarse de cara a las elecciones territoriales dentro de un año, en el caso de Antioquia y de Medellín quedó más o menos o por el momento un posible abanico de jugadores que disputarán la Gobernación y la Alcaldía. Y parece más despejado el panorama para el Gobierno seccional que el de la capital antioqueña. Esto sería el 50 % del proceso, pues el segundo es cómo serían las alianzas, las coaliciones entre partidos y movimientos, y sobre todo las fórmulas electorales, lo que comenzaría a materializarse en el primer trimestre del 2015. Nadie o muy pocos van a gastar plata en este diciembre, pues la campaña saldría muy costosa. Hay mucha pobreza.


Gobernación


El resumen del panorama político-electoral para la Gobernación de Antioquia va a la fecha más o menos  así: el Centro Democrático tendrá candidato y dentro de este partido de estirpe uribista hay una inusitada oferta de precandidatos que podrían incluso llegar a siete y se los menciono desde ya: Andrés Guerra, Fernando Correa, Liliana Rendón, Jaime Restrepo Cuartas y los tres últimos que andan presionando con eventuales ganas son Benicio Uribe, Jorge Honorio Arroyave y Andrés J. Rendón. Mejor dicho, los mismos con las mismas de los azules y rojos. El CD no tiene nada novedoso. El fajardismo ya cuenta con Federico Restrepo, los conservadores pueden mostrar ya a Carlos Mario Montoya, el Polo a Jorge Gómez, los liberales de pronto a Eugenio Prieto o Héctor Jaime Garro y tal vez a nadie y el vargallerismo a Luis Pérez.


Alcaldía


Por el lado de las elecciones para la Alcaldía de Medellín, el abanico muestra en concreto a los siguientes candidatos: Federico Gutiérrez por firmas, Juan Carlos Vélez por el uribismo, Gabriel Jaime Rico, Jesús Aníbal Echeverri y Juan Felipe Campuzano por el Partido de la U, mientras que de Claudia Restrepo no conozco su militancia o a lo mejor es del gavirismo liberal, mientras que Bernardo A. Guerra ya anunció su aspiración liberal. Y Luis Bernardo Vélez figura como candidato de la ASI. El fajardismo no movió a nadie, por lo cual se estima que estaría buscando una coalición.


Quinterito


Cuentan y yo escuché que la aspiración que había trascendido hace semanas atrás para la Alcaldía de Medellín de Juan Camilo Restrepo la pararon en seco, le notificaron que no lo podían apoyar, le contaron que la candidata era Claudia Restrepo y efectivamente se concretó desde el miércoles pasado. A mí que me esculquen.


No cuadra


Existe mucha especulación sobre quién sería una probable fórmula electoral a la Alcaldía de Medellín del candidato fajardista a la Gobernación de Antioquia, Federico Restrepo. Pero el asunto no nos ha podido cuadrar. Unos aseguran que sería con Claudia Restrepo, pero en el fajardismo no saben nada, toda vez que en una reunión reciente de toda la patota mayor estuvo Federico Gutiérrez, quien tras una reunión larga con el mismísimo senador Uribe, se despidió como candidato del CD, pese a que Uribe casi le imploró que se pusiera de acuerdo con Juan Carlos Vélez para definir un mecanismo de selección de un candidato único. Este Federico dijo que no y por eso ya está hoy más cercano al fajardismo.


El por qué


Y hay una razón muy válida de Federico Gutiérrez para no estar en el proceso de escogencia de un candidato a la Alcaldía de Medellín por el uribismo. Si aceptaba serlo dejaría de ser candidato y se bajaría a ser precandidato y lo meterían en ese remolino que es el CD antioqueño y corría el riesgo de que lo molieran. Por eso se va por firmas.


Una prueba


Ojo a esto. El precandidato Andrés Guerra le propuso a Federico Gutiérrez que fueran formula electoral por firmas a la Alcaldía y la Gobernación, pero no le paró bolas, toda vez que ya tiene res amarrada con el fajardismo, por lo cual no cuadra lo de Claudia Restrepo con los fajardistas. A propósito de Andrés Guerra. Le dirigió una carta muy templada al presidente del CD, el excandidato a la Presidencia, Oscar Iván Zuluaga, pidiendo garantías y contra la autocracia dentro de ese movimiento. Esta semana la publicaremos y otros detallitos más que nos hacen deducir que el tema de las candidaturas en el uribismo antioqueño anda hirviendo. Y tenía que ser así, pues dentro de él hay muy poco liderazgo nuevo, ya que su dirigencia es la misma que se fue de los rojos y los azules trasteando los vicios de siempre. Pero al menos llevaron algunos votos.


Por ética


Y definitivamente Federico Restrepo Posada, quien no tenía que renunciar, al fin lo hizo a la gerencia de las Autopistas de la Prosperidad, cargo del orden nacional. Y me cuentan que lo hizo “por ética”. Todavía hay apóstoles en la política doméstica.


Candidato de Néstor


Y el equipo liberal que comanda el rector Néstor Hincapié, tal como lo anunció previamente, definió el pasado viernes su candidato a la Asamblea de Antioquia. El escogido es el concejal de Girardota, Hernán Darío Torres Alzate. Antes de hablar de él, rememoremos que este grupo liberal ha tenido diputado con Iván Agudelo, actual congresista, y hace cuatro años fallaron por pocos votos con Rodrigo Ardila Vargas, quien sacó casi 21.000 tarjetones y hoy es el personero de Medellín. Torres Alzate es abogado, con posgrado y especialización en Derecho Empresarial, además de haber cursado muchos diplomados. Ha trabajado en muchos y buenos puestos en los municipios de El Peñol, Ebéjico, Valparaíso y Ciudad Bolívar. En Corantioquia, en el Idea, en la Gobernación de Antioquia y en el Municipio de Medellín y en Municipios Asociados del Valle de Aburrá, Masa. En Girardota ha sido secretario de Gobierno y alcalde encargado. Y es profesor de la U. de M.


Nuevo look


El politólogo Diego Corrales anunció que después de dos años y medio de estar trabajando en su consultora, decidieron transformar su imagen y marca corporativa. Desde ahora serán DC Estrategia, firma integral en proyectos & estrategias especializada en asuntos públicos, políticos y gubernamentales. Suerte.



Congresistas eluden controles: Estrada

El analista político Armando Estrada Villa advirtió que en un artículo del actual proyecto de acto legislativo sobre Equilibrio de Poderes, que se discute en el Congreso, los legisladores pretenden evadir controles disciplinarios.


Comentó que el Artículo 36, sobre las funciones del Procurador, dice lo siguiente: “6. Ejercer vigilancia superior de la conducta oficial de quienes desempeñan funciones públicas, inclusive los de elección popular, excepto los congresistas, que estarán sometidos exclusivamente a lo previsto en el Capítulo VI Título VI de esta Constitución”.


Al respecto dijo que “vale la pena preguntar a qué se refieren este título y este capítulo. La respuesta es clara: al régimen de inhabilidades, incompatibilidades y prohibiciones de los congresistas y al juicio de pérdida de investidura ante el Consejo de Estado por violación de estos regímenes y por tráfico de influencias”.


¿Qué pasaría, entonces, con otras faltas de conducta en que puedan incurrir los congresistas? Nada. Absolutamente nada. Porque los senadores están legislando en su propio beneficio, suprimiendo el control disciplinario. Cuando todos los servidores públicos están sometidos a este control, los congresistas serían los únicos exentos de él. Son muchas las faltas que quedarían sin control disciplinario por no ser competencia del Consejo de Estado, ni de la Corte Suprema de Justicia.


Casos como el del senador Merlano que, prevalido de su cargo y de sus votos, se niega a atender una orden policial y amenaza a los agentes, podrían quedar impunes. Pero hay otros ejemplos de conductas que no tendrían control: omitir o retardar injustificadamente el cumplimiento de sus funciones, utilizar el cargo para presionar políticamente, mentir en las informaciones oficiales o suministrar datos inexactos, propiciar escándalos en estado de embriaguez, votar por una persona a cambio de un beneficio personal y presionar servidores públicos para que decidan en favor propio o de terceros.


“No cito otros ejemplos para no ser demasiado exhaustivo. Es una lástima que cuando más desacreditado está el Congreso, sean los congresistas lo que busquen eludir controles sobre sus actuaciones”.