Columnistas

Neblinero - No competitivos - ¡Claro!
Autor: Alberto Maya Restrepo
27 de Octubre de 2014


Sobre los caminos que sigue Santos es complicado opinar por sus continuos cambios de rumbo y contradicciones; es como predecir para dónde irá una barca sin motor, sin remos y sin velas en una noche sin luna y con neblina.

Sobre los caminos que sigue Santos es complicado opinar por sus continuos cambios de rumbo y contradicciones; es como predecir para dónde irá una barca sin motor, sin remos y sin velas en una noche sin luna y con neblina. En fin, dentro de esa incertidumbre, Dios quiera que la campaña bajo el lema “Soy Capaz” no pase a ser una especie de lavado de cerebro a los colombianos para que, si llega el momento, en un referendo den el sí a cualquier acuerdo que se firme en Cuba con las Farc.


Como simple ciudadano no adivino para dónde van en La Habana. A veces da la impresión de que todo está ya arreglado y que tantos viajes, reuniones, etc. no son sino para distraer y para pulir detalles y presentar en forma creíble lo ya negociado y pactado. Pero a veces pareciera que la copa se le llenó a alguna de las partes y están a punto de romper los diálogos. Aunque también pareciera que no hay afán, no hay prisa, porque, entre tanto, Santos habla de lo que presumiblemente vendrá después, lo que le da pie para pedir se legisle en materia de más impuestos, de los que una tajada, de no corregir el comportamiento, iría a la corrupción, a la mermelada. Y, dentro de ese neblinero, el Comisionado de Paz Sergio Jaramillo apuntó que lo que sigue en la mesa es muy complejo y complicado. En fin, se espera que no sea cierto lo que se ha escuchado desde hace tiempo en el sentido de que lo de La Habana está orientado por las Farc, por lo que Santos, sumisamente, cumpliría con la agenda dictada por la contraparte, con el agravante, por si fuera poco, de que los Castro y Maduro no son ajenos al evento y estarían haciendo sus aportes ideológicos a sus amigos farquianos. Mejor dicho, como decía alguien: aquí lo más probable es que quién sabe.


***


Escuché en CNN que se hará una nueva planta de Volkswagen en Puebla, México. Pasaron 3 o 4 días y en el mismo canal me enteré que Toyota estaba buscando en México en dónde construir otra fábrica de automotores. Me pregunto: tanto cacareo del gobierno colombiano sobre las bondades y oportunidades que ofrece nuestro país y, entonces, ¿por qué de aquí, al contrario, se fue Mazda? Es que crear ilusiones, es que hacer populismo, es que mentir por estructura mental es sencillo, pero cuando se confronta el discurso interno con la realidad internacional se aterriza en la dura verdad: no somos competitivos. Así lo dijo hace poco el presidente del Grupo Corona: hacer manufacturas en Colombia es más caro que en México o en Perú. Ah! o es que cuando llegue la paz será cuando seremos competitivos (¿?) y para aclimatar la paz hay que prepararnos y esa preparación requiere dinero y ese dinero se busca atropellando el patrimonio y los ingresos de los colombianos, pero sin combatir contundentemente la corrupción y la ineficiencia en el recaudo.


***


Dos personas, que parecían ganaderos, conversaban en el lobby de un hotel en Medellín. Uno de ellos decía: el ministro de Hacienda nos entiende. ¿Por qué? preguntó el compañero, y recibió esta respuesta: porque el impuesto a la riqueza se basará en el patrimonio a 1° de enero de 2015, así que la declaración de renta sobre 2014 (que se presentará en 2015) contendrá los datos a 31 de diciembre de 2014, pero resulta que en la noche de Año Nuevo se va a morir mucho ganado y por eso el inventario a 1° de enero será menor que el del día anterior; ¿comprendes? - ¡Claro!


***


P.S.- En Venezuela un alto funcionario del gobierno dijo que el papel higiénico escaseaba allá porque la gente estaba comiendo más. ¡Qué “explicación” tan estúpida! Aquí, al estilo chavista-madurista, se ha dicho que las monedas escasean porque la gente las está guardando en marranitos. ¡Qué cosa! Menuda y alcancías siempre ha habido, así que en el mandato Santos II el problema real bien podría ser otro.