Columnistas

Cree, inclusión y equidad en educación superior
Autor: Eugenio Prieto
26 de Octubre de 2014


Como hemos señalado en anteriores artículos, durante el trámite legislativo de la Ley 1450/11 -PND-, llamamos la atención sobre una ambiciosa pero interesante meta y sobre los mecanismos e instrumentos propuestos para alcanzarla...

Como hemos señalado en anteriores artículos, durante el trámite legislativo de la Ley 1450/11 -PND-, llamamos la atención sobre una ambiciosa pero interesante meta y sobre los mecanismos e instrumentos propuestos para alcanzarla: Lograr al 2014 una tasa de cobertura en educación superior del 50%. 


Pasar en 4 años del 37 al 50%. Es decir, incrementar más de 3 puntos promedio año-. Difícil meta si tenemos en cuenta el antecedente de la última década, en la cual, con mucho esfuerzo, logramos incrementar un punto promedio año y pasar del 30 al 40%.


No obstante el optimismo y buena voluntad del Gobierno, expresamos en su momento nuestro respetuoso escepticismo por lo inalcanzable de la meta propuesta del PND de alcanzar cobertura de 50% al 2014, sin la existencia de otros instrumentos reales de acceso y fuentes ciertas de recursos para financiar un modelo de educación superior realmente incluyente y equitativo.  


Por tal razón y con el propósito fundamental de buscar esa fuente cierta de recursos para el aumento de cobertura en educación superior pública e ir cerrando semejante brecha de exclusión, en el marco de la discusión y aprobación de la Reforma Tributaria -Ley 1607/12-, propusimos y fue aprobada -con la Bancada del Partido Liberal y el apoyo de congresistas de todos los partidos-, un punto adicional al Impuesto de Renta para la Equidad -CREE-. 


Inicialmente en la Plenaria del Senado, se aprobó el punto adicional del CREE de carácter permanente. Que era ideal en el propósito país de cerrar la brecha. Pero al final se aprobó temporal, para las vigencias 2013, 2014 y 2015. Se logran recursos adicionales por alrededor de $4 billones, para distribuirlos así: $1.2 billones para el sector agropecuario, $1.2 billones para salud, $1.5 billones para educación superior.


En lo referente a la educación superior, tema de nuestro énfasis, en el 2013, el Gobierno Nacional trasladó los primeros $200 mil millones a 59 Instituciones Públicas de Educación Superior en Colombia.  En esta primera asignación, Antioquia, Medellín y Envigado -que han hecho enormes esfuerzos para ampliar cobertura con recursos propios-, recibieron mediante giro directo a sus instituciones, alrededor de $18.000 millones.


El pasado 17 de octubre, el Gobierno Nacional suscribió la Resolución 3960 de 2014 mediante la cual distribuyen $391 mil millones entre 72 instituciones públicas de educación superior del país, duplicando los $200 mil millones asignados en el 2013. Estos recursos provenientes del punto adicional al CREE que propusimos; benefician en Antioquia a las Instituciones públicas de educación superior con alrededor de $36 mil millones de pesos, como explico en el cuadro a continuación:


Nos satisface profundamente que una iniciativa nuestra, un esfuerzo conjunto del Congreso de la República, acompañado por el Gobierno Nacional, estemos irrigando recursos ciertos para mejorar la ruta de inclusión y equidad de millones de jóvenes del país, que deben tener todas y todos, por sus condiciones y capacidades, en igualdad de condiciones, las mismas posibilidades y oportunidades de acceder a una educación superior, pertinente y de calidad, independiente de su ubicación, condición económica, política, social, religiosa o cultural.


Sin embargo no podemos dejar de reiterar que el hecho de que estos recursos no sean concurrentes hace que no sean permanentes ni suficientes para garantizar la continuidad en la ampliación de cobertura, por tal motivo es necesario avanzar –de la mano del Gobierno Nacional, que ha reconocido públicamente nuestro aporte- modificando las disposiciones de carácter transitorio y volviéndolas permanentes hasta que se cerremos la brecha en la educación superior y podamos decirle al mundo que Colombia sí es, la más educada de América. 


Además, es importante empezar.


Invitamos a la ciudadanía en general y en especial al Gobierno Nacional a través del Ministerio de Educación, a ejercer mecanismos de seguimiento e interventoría, que nos permitan evidenciar el impacto real de estos recursos del Cree, en el acceso real de más jóvenes al sistema nacional de educación superior, a  seguir buscando fuentes ciertas de recursos que posibiliten la financiación y construcción de una política pública incluyente y equitativa, que garantice la continuidad en la ampliación de cobertura  en la educación superior en el país, en aras de la equidad social e igualdad de condiciones para todas y todos los jóvenes de Colombia.