Política

Montoya looks at the governorship
Montoya mira la Gobernación
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
25 de Octubre de 2014


Acepta que es muy templado, duro, pero cariñoso. Y enfatiza que Antioquia no necesita de un cantinflas de gobernador, sino a un líder serio y sensible.


Foto: Cortesía 

El médico Carlos Mario Montoya todavía ve muy enredado el panorama de candidaturas para la Alcaldía de Medellín.

Ya había renunciado a la dirección del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y estaba acabando de desocupar su escritorio, cuando Carlos Mario Montoya Serna nos recibió y accedió a platicar de política electoral.


Dialogamos en el balcón de la oficina del que se divisa la vecina estructura de la Gobernación de Antioquia que miraba permanentemente, demostrando con ello las ganas de ser su habitante.


Y no paró de hablar. Dijo que efectivamente renunció para ser candidato a la Gobernación, que buscará el aval conservador para luego salir a conseguir alianzas con otros partidos políticos, sobre todo con aquellos que están jugados con la paz, pero que también tiene amigos en el uribismo.


-¿Usted renunció al Área Metropolitana del Valle de Aburrá para volver a la política y es verdad que aspirará a la Gobernación de Antioquia?


 “Yo regreso a la política, de la cual nunca me he desligado. Estaba en un cargo público en representación de un partido político que acompañó la candidatura de Aníbal Gaviria y ahora regreso al activismo político y buscando que el Partido Conservador tenga la opción de llegar a un cargo tan importante como la Gobernación de Antioquia. Y voy a buscar el respaldo para esa posición”.


-¿Por qué la Gobernación?


 “Yo soy un hombre de región, la cual necesita personas que tengan gran sensibilidad por lo social y creo que los aportes que podemos hacer en las otras regiones de Antioquia, tras conocer al Valle de Aburrá, pueden ser supremamente importantes”.


“Entonces, lo hago por dos situaciones. Una por capacidad y conocimiento y otra por arraigo, por  ser un hombre de provincia y de querer trabajar por ella”.


-¿Pero están dadas las condiciones para una aspiración suya a ese cargo?


 “Yo esperaría generarlas. Primero hay material, hay una persona formada, con capacidad, experiencia y resultados en la vida pública y administrativa”.


“Y ahora salgo a generar el ambiente dentro de lo político, a convocar a los partidos, quiero hacer una campaña con la clase política y convocar también a la opinión y a los ciudadanos, y será un reto recobrar su confianza en un político”.


-¿Pero usted es una buena opción o es atractivo electoralmente para ese cargo?


 “Soy la mejor opción”.


-¿Usted no ha sido exitoso electoralmente, porque fracasó en sus últimas aspiraciones a la Cámara y al Senado?


 “No, yo he sido muy exitoso electoralmente”.


-¿Cómo así?


 “Fui la mejor votación la primera vez que aspiré a la Asamblea de Antioquia y en la segunda oportunidad me tocó en plena guerra en el Oriente antioqueño. En Cocorná, donde saco 3.000 votos, sólo obtuve ochenta y en San Francisco únicamente siete sufragios y aún así fui una de las mejores votaciones”.


“En mi primera aspiración a la Cámara no hubo votación en los municipios del Oriente, porque la guerrilla la impidió y aún así solo me quemé por  700 votos”.


“Y en la elección para el Senado no estaban dadas las condiciones porque si no aspiraba mi equipo desaparecía, pero había que hacer el ejercicio y el sacrificio. Lo hice solo, sin la ayuda de nadie y sin apoyo económico”.


-¿No lo ayudaron Juan Gómez y tampoco Fabio Valencia?


 “Juan Gómez me ayudó, pero Fabio Valencia estaba en el Ministerio cuidándose de no caerse por el problema familiar que afrontaba. No metió la mano en mi campaña y fui el único candidato de un ministro que no ha salido elegido”.


“Yo no le echo la culpa a nadie, pero es que las circunstancias no estaban dadas. Pero logramos mantener la cohesión de un equipo y sacamos 38.000 votos. Pero acepto que no ganamos, pero mantuvimos al equipo, lo que nos permitió mantener una representación en el escenario de la política antioqueña”.


“Hoy mantenemos un proyecto político siempre con un concejal, con diputado y ahora tenemos un representante a la Cámara y una senadora”.


“En política los buenos políticos son los que ganamos y perdemos. En la política hay momentos, en la política inciden cosas como un aguacero, pues cae una granizada el día de elecciones y chao”.


“En Colombia han incidido muchas cosas en las votaciones como los paramilitares y la guerrilla. Yo he ganado y he perdido pero nunca he estado involucrado con ellos”.


-¿Pero además de esos factores externos hay otros internos como que dicen que usted es muy mal genio, arrogante, creído, templado y soberbio. O será que lo interpretan mal y es que usted es de carácter, con criterio y temperamental. O será talante?


 “Mi temperamento nunca ha sido problema ni con mi equipo político ni con mis equipos de trabajo en lo administrativo y en lo público”.


“Por el contrario, mi temperamento y criterio es lo que me ha permitido alcanzar los logros que hemos tenido”.


“Y electoralmente no ha sido problema y nadie ha dejado de votar conmigo por mi forma de ser”.


“Que yo soy muy templado, lo soy, que soy duro, lo soy. Y cuando me propongo metas hago todo el esfuerzo por conseguirlas, pero de ahí en adelante soy una persona cariñosa. Estricto y exigente pero cariñoso y amigo, y así hago política”.


-¿Seguro que es cariñoso?


 “Pregúntele a la gente”.


-Para conseguir votos hay que recibir al feo, al negro, al indio, al pobre, al chiquito.


 “Pero es que yo en eso no tengo problema, porque yo soy un hombre de pueblo y mi vida todavía transcurre en un pueblo. Todavía voy a mi pueblo y me siento en una esquina y gozo hablando con los campesinos”.


“Una cosa es que uno tenga temple y otra cosa es que uno sea una persona afín a las personas, a la sociedad, a los ciudadanos y sensible a lo que viven y padecen”.


“Tengo muy claro que este departamento no necesita precisamente un cantinflas gobernando. Antioquia necesita una persona seria, con temple y sensible”.


-Ahora, ¿será un candidato conservador para salir  a buscar alianzas pues los candidatos de partido ya no ganan?


 “Espero ser candidato desde el Partido Conservador, buscando alianzas con otros partidos como debe ser y como se han ganado las últimas elecciones en Medellín y en Antioquia”.


“Creo en buscar alianzas con la clase política y también con quienes empiezan estilos nuevos de hacer política”.


“Creo que hay que abrir puertas y no cerrarlas con nadie, porque Antioquia deberá ser a futuro una muestra de la cohesión nacional y una disputa política con altura, con amistad y reconocimiento de los logros que otros hayan tenido en el pasado”.


“No quiero enfrascar a Antioquia en una contienda política como la que tuvimos en la pasada campaña presidencial”.


-¿Esas alianzas las buscará dentro de la Unidad Nacional Regional o con los uribistas como se especula por ahí?


 “Abriría puertas con todos los partidos políticos. En el uribismo hay grandes amigos como Juan Gómez, como Ana Mercedes Gómez, como el representante Santiago Valencia, el mismo doctor  Fabio Valencia, con Óscar Darío Pérez”.


-¿Ha peleado con muchas personas en política?


 “En política con muy pocas personas he peleado, lo que he tenido son diferencias y he tenido la oportunidad, gracias a Dios, de hacerla con criterio y eso sí he tomado decisiones, pero sin pelear. Y que quede muy claro, yo soy un hombre de decisiones”.


-Venía diciendo que tiene amigos en el uribismo.


 “Tengo amigos allá, pero también he formado unas alianzas del pasado con sectores del Partido Liberal, he apoyado a Aníbal Gaviria en dos ocasiones, respaldé a Eugenio Prieto a su aspiración a la Gobernación, he sido muy cercano al senador Luis Fernando Duque”.


“Tengo gran amistad con los dirigentes políticos regionales que me conocieron en el Área Metropolitana y yo entendí sus preocupaciones de región y los acompañé en las soluciones. También  hice alianzas entre el Área Metropolitana y la Nación para solucionar problemas de región”.


“He tenido alianzas con los directivos del Partido de la U que son de mi generación y con ellos somos coetáneos en el ejercicio político, nos conocemos y muchos de ellos provienen del Partido Conservador, como también provienen muchos de Cambio Radical”.


“Hoy hay una generación y ese es el punto de quiebre. O la generación nuestra asume responsabilidades o papeles de liderazgo o le toca a la generación que viene empujando”.


“En esta generación nuestra hay políticos de varios partidos, nos reconocemos nuestro trabajo y nos respetamos”.


-¿Pero para qué lado va a coger en las alianzas, con los santistas o los uribistas?


 “El país en estos momentos se debate entre dos alternativas y yo soy amigo de la paz, a la cual  hay que darle una oportunidad y esa es una línea de pensamiento que marcará en el futuro cercano las decisiones políticas”.


“Quienes estén en esa línea de pensamiento, de darle una oportunidad a la paz, serán las personas con las que yo creo, en primera instancia, que haré alianzas”.


-¿Con eso lo está diciendo todo, o sea, está más cerca del santismo que del uribismo?


 “Pero no estoy lejos de muchos de los amigos de Uribe y del mismo Uribe. Yo al expresidente le tengo reconocimiento por su gestión, hay temas en que puede haber alternativas mejores, pero a Uribe hay que reconocerlo”.


-Un momentito que esto tiene que quedar claro. ¿Más santista que uribista para ser candidato a la Gobernación?


 “Más del pensamiento de darle una oportunidad a la paz, yo no le creo a Santos ni a Uribe como caudillos, sino en una propuesta de paz que es a la que yo le juego, porque viví y padecí la guerra en mi pueblo Cocorná y en el Oriente antioqueño”.


Carlos Mario Montoya seguía contemplando la Gobernación y hablando de temas políticos que iremos presentando.



Panorama de candidaturas

 -Cuáles serían sus posibles rivales?


 “Hay un panorama claro. El doctor Álvaro Uribe ha congregado a un grupo de personas donde está el ramismo, un sector que fue del Partido Conservador, los amigos tradicionales de Uribe y algunos liberales”.


“Allí están promoviendo unas candidaturas, pero la que veo más viable es la de la exsenadora Liliana Rendón”.


“Veo al gobernador de Antioquia con la idea de proteger su futura aspiración y pretende tener a alguien de su confianza y creo que es el doctor Federico Restrepo”.


“Veo a un hombre de esa izquierda bien formada y valiosa como es el diputado Jorge Gómez”.


“Y veo al doctor Luis Pérez buscando una alternativa”.


“Si hay conciencia de región se podrían bajar uno o dos candidatos, buscando unas grandes alianzas, posesionando un estilo o proteger a la región de una candidatura que algunos podrán considerar inadecuada”.