Nacional

Santos invita al expresidente Uribe a reunirse para hablar del proceso de paz
21 de Octubre de 2014


El presidente de Colombi invitó hoy a su antecesor y fuerte crítico del proceso de paz, el senador Álvaro Uribe, a que se reúnan para hablar del proceso de paz que realiza el Ejecutivo con las Farc en Cuba.


EFE


"Invito al senador @AlvaroUribeVel a que nos reunamos y hablemos, con criterio patriótico, de paz", señaló Santos a través de su cuenta en Twitter.


En una entrevista que dio esta noche al canal de televisión Noticias RCN, Santos ratificó su intención de hablar con Uribe, que fue presidente en el periodo 2002-2010, y de quien fue ministro de Defensa.


"Si el presidente Uribe quiere venir aquí al Palacio será bienvenido para discutir los asuntos primordiales de la Nación, entre ellos el más importante: la paz", aseguró el mandatario.


Santos fue elegido presidente en 2010 con el apoyo de Uribe, de quien luego se distanció y hoy están en orillas contrarias, con el exmandatario convertido en jefe de la oposición a su Gobierno y al proceso de paz con las Farc desde las trincheras de su partido, el Centro Democrático.


"Yo estoy más que dispuesto a reunirme con el senador Uribe, con el Centro Democrático, para discutir todos estos temas, con criterio patriótico, con miras a lograr una buena paz para todos los colombianos", agregó el jefe de Estado.


Santos recordó que hace unas semanas le sugirió al exalcalde de Bogotá Antanas Mockus que hiciera de mediador para buscar un acercamiento entre el Centro Democrático y su Gobierno.


"Yo estoy convencido que los colombianos debemos poner a nuestro país y el valor supremo de cualquier país que es la paz, por encima de cualquier diferencia personal, cualquier diferencia política", explicó.


El mensaje del Jefe del Estado se conoce justo en el momento en que el Centro Democrático ha arreciado sus críticas hacia el proceso de paz que el Gobierno y las Farc celebran en La Habana desde noviembre de 2012.


El pasado viernes, Uribe presentó a la prensa un documento de su partido en el que concluye que los acuerdos parciales a los que han llegado los negociadores de paz del Gobierno y las Farc, son "claudicaciones" ante los insurgentes.


Uribe y su partido señalaron 52 objeciones sobre la propiedad de la tierra, la participación política y las drogas ilícitas, que son los temas en los que se han llegado a acuerdos.


En una de sus más fuertes críticas, el CD señala que "en ninguna parte del acuerdo se le pide a las FARC que reconozcan sus vínculos estrechos con el narcotráfico" y consideran que de aplicarse el acuerdo sobre drogas ilícitas "se estaría legalizando en Colombia la más grande operación de lavado de activos que jamás haya tenido ocurrencia en el territorio nacional".


Ante las críticas uribistas, el jefe negociador del Gobierno en el proceso de paz con las Farc, Humberto de la Calle, señaló que es falso que el Ejecutivo claudique ante la guerrilla.


De la Calle insistió en que el Centro Democrático "hace afirmaciones inexactas sobre los acuerdos" y enfatizó que "no es cierto" lo que el documento del partido de Uribe dice sobre, por ejemplo, "expropiación y extinción del dominio" de tierras.