Columnistas

Educación: árbol que nace torcido
Autor: Lázaro Tobón Vallejo
16 de Octubre de 2014


Durante el atravesado receso escolar, en Medellín se llevó a cabo la jornada de reflexión por la educación en la Primera Cumbre Nacional de la Educación, con la intención de mirar cómo transformar el modelo educativo del país, hacia una formación con calidad.

www.visionadministrativa.info


Durante el atravesado receso escolar, en Medellín se llevó a cabo la jornada de reflexión por la educación en la Primera Cumbre Nacional de la Educación, con la intención de mirar cómo transformar el modelo educativo del país, hacia una formación con calidad.


En este medio el día lunes 13 de octubre se hizo un cubrimiento especial, sobre todo desde la didáctica de las matemáticas, y la lectoescritura, como ejes vitales para la transformación que se requiere. No ahondaré en estas reflexiones conocidas por todos.


Pero sí deseo llamar la atención de conversación que tuve con un colega, quien es docente de educación superior y a la vez docente en un colegio de carácter oficial de la ciudad. Hablando sobre el dolor de cabeza que tienen los docentes en la educación superior porque muchos estudiantes llegan con los cimientos bastante débiles, tanto en matemáticas como en otras áreas, sobre todo en lengua materna, con bajo niveles de comprensión lectora, ortografía y redacción, me expresaba que la culpa no era del bachillerato, sino de la primaria, en otras palabras, la culpa es de la vaca. Incluso, lamentó recibir presiones de las directivas de la institución educativa para que evite la pérdida del año por los estudiantes, así, su rendimiento académico no sea suficiente. Además señalaba que el facilismo de los estudiantes es extremo, todo lo quieren molido, sin el menor esfuerzo; pero cuándo se da el fracaso, el responsable es el docente.


Otro aspecto a considerar es la remuneración de los docentes, tema tratado por el columnista Alejandro García Gómez, en su columna del pasado sábado, razón que él, y otros directivos docentes, señalan como causa de que la docencia sea ejercida por profesores sin vocación.


Ahora el Ministerio de Educación Nacional, a través de un monitoreo, desea observar la transformación de los estudiantes por su paso por la educación superior, haciendo la comparación entre las pruebas Saber (aplicadas en grado 11) y la pruebas Saber Pro (realizadas al final de la formación universitaria). Esta decisión impone asignarle una responsabilidad a la educación superior que no le corresponde, sacarla de su norte, que es la formación técnica, tecnológica y profesional, para que trate de enderezar el tronco y las ramas torcidas de un árbol que no fue abonado y cuidado con la debida responsabilidad en los niveles precedentes.


Por muchos diálogos y encuentros que se realicen buscando la modernización de la educación que serán “cantos a la bandera”dad el sistema educativo, empezando por la remuneración y la dignificación del docente, y siguiendo por los padres de familia que siguen delegando en el centro educativo toda la responsabilidad de la formación de los muchachos.


Por el momento el árbol seguirá creciendo torcido.