Economía

Mining and health, the most poorly perceived industries
Minería y salud, las industrias peor percibidas
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
12 de Octubre de 2014


Por primera vez Colombia participa en un indicador global de percepción corporativa.


Twitter: @olgarendonm


Mientras las industrias de tecnología, hospitalidad y automotriz fueron las mejor calificadas en Latinoamérica, las de minería y salud fueron las más desfavorables, según el Indicador de Percepción Corporativa realizado por Cnbc, una de las principales cadenas de televisión de los Estados Unidos, y el Burson Marsteller, la empresa líder en comunicaciones estratégicas.


De manera exclusiva. la empresa de investigación de mercado Penn Schoen Berland encuestó a más de 25.000 personas  y  a unos 1.800 ejecutivos de empresas en 25 países del mundo, incluyendo por primera vez a Colombia, acerca de  los roles y responsabilidades de las corporaciones en la sociedad y su contribución a la economía.


Miguel Ángel Herrera, director de Burson Marsteller Colombia, indicó que este estudio de alcance mundial no evalúa el comportamiento sino la percepción y la opinión de los entrevistados, y que aunque es la primera entrega pretenden establecer el indicador anual del mundo corporativo.


En el análisis para Latinoamérica, en el que participaron Brasil, México y Colombia, la percepción general es que los gobiernos son los que tienen más responsabilidad en el crecimiento económico, los avances sociales, la creación de trabajo y la igualdad económica, se observa, además, una gran diferencia en cuanto a la percepción del papel que juegan las grandes empresas con la creación de trabajo. En Brasil, el 43 % de los encuestados cree que estas son las que tienen más responsabilidad en ese campo, muy por delante de las pequeñas empresas (23 %) y del Gobierno (21 %), mientras que en Colombia y México, son más los que piensan que la creación de trabajo es responsabilidad del Gobierno (40 % y 32 % respectivamente), seguido de las pequeñas empresas (25 % y 27 %). 


Pasaron el examen


Las industrias más amigables para los latinoamericanos  fueron tecnología, hospitalidad y automotriz, la primera porque está asociada a innovación, dinamismo y juventud; la segunda que es la conformada por hoteles, servicio y turismo, es asociada con crecimiento económico, altas tasas de empleo y el importante desarrollo de la infraestructura hotelera, sobre todo en México y Brasil; y por último la industria automotriz que, para los encuestados, está relacionada con el lujo y el éxito, explicó Miguel Ángel Herrera.


Los mal librados


Según los encuestados, el sistema de salud es supremamente inestable, con grandes problemas en su transformación legislativa porque las expectativas de los usuarios rebasan las capacidades del sistema. Y la peor percibida es la minería, que para el estudio no equivale a la industria petrolera, porque se asocia al desfavorable impacto ambiental y a malas prácticas, lo que no sorprende a Miguel Ángel Herrera porque es un índice común para el mundo.



Estudios de percepción

Carlos Andrés Aristizábal, docente del Departamento de Sociología de la Universidad de Antioquia, explicó que la percepción es “un nivel de un proceso cognitivo, es una cognición que aún no se ha logrado concebir como un concepto ni se ha logrado constituir como una noción. Por eso, cuando se hacen estudios de percepciones, lo que se está midiendo es un momentito no más, una percepción es una leve emoción que se va. Así que la percepción es muy volátil. Entonces no tiene necesariamente relación con la realidad sino con un momento específico de la realidad”.


En ese mismo sentido, Miguel Ángel Herrera, director de Burson Marsteller Colombia, indicó que las percepciones que se analizan en un estudio como este tienen relación con lo que pasa por los sentidos de las personas encuestadas y no con hechos reales y contundentes.


“Cuando estás midiendo la percepción lo que estás midiendo es que los sujetos usaron sus emociones y sus sentimientos para poder tomar una posición frente a un instante, pero no se mantiene”, concluyó el profesor Aristizábal.