Economía

Trabajo infantil, una cuenta laboral por saldar
Autor: Duván Vásquez
11 de Octubre de 2014


En la última Comisión de Concertación Permanente de Políticas Laborales y Salariales; el Gobierno, los empresarios y las centrales obreras se comprometieron a seguir en la lucha por erradicar el trabajo infantil.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

La tasa de trabajo infantil para hombres es de 12,5 % y para mujeres de 6,6 %.

economia@elmundo.com 


Twitter: @duvanandvasquez


El 9,7 % de la población ocupada en Colombia es infantil, de acuerdo con el último registro del Departamento Administrativo Nacional de Estadística  (Dane), lo que significa que de los 21 millones de trabajadores colombianos, alrededor de 2,16 millones son niños, niñas y adolescentes.


Según ese último estudio, de esta población entre los 5 y 17 años de edad, los sectores económicos que concentran el mayor número de niños, niñas o adolescentes trabajadores son comercio, hoteles y restaurantes (34,6 %) y agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (34,3 %). Es decir, que cerca del 70 % se dedica a este tipo de trabajo, uno que pertenece a la zona urbana, y es de los más generadores de informalidad en el país, y el otro que pertenece, en gran parte, a las zonas rurales.


Sumado a ello, en Colombia se presenta, claramente, uno de los calificativos de las peores formas de trabajo infantil, debido a que casi la mitad (49,6 %) de los niños, niñas y adolescentes trabajadores no reciben una remuneración por su labor.


Por esa razón, uno de los planteamientos de la última Comisión de Concertación Permanente de Políticas Salariales y Laborales fue aumentar las estrategias para erradicar el trabajo infantil en el país, sin desconocer que ha habido “un avance importante” en esta materia, como lo destacó Estados Unidos esta semana en su Informe del Departamento de Trabajo.


Según el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, este reconocimiento se da por varias acciones del Gobierno Nacional en busca de la protección a la niñez como la creación de una unidad de inspección de trabajo para combatir esta práctica y la reestructuración del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) para el mejoramiento de la coordinación interinstitucional y proteger los derechos de los niños. Además, por la disposición de US$9 millones en el Presupuesto Nacional para combatir esta situación en los departamentos de Antioquia y Boyacá, que son los más afectados.


En ese sentido, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Luis Alejandro Pedraza, indicó que este punto, igual que los otros, es fundamental para la discusión de la política laboral que se debe hacer en este cuatrienio.


La erradicación del trabajo infantil junto al empleo como servicio público, la calidad del trabajo y las empresas productivas, formalización y la protección de la vejez son los cinco puntos que el Gobierno, los empresarios y las centrales obreras analizarán en las próximas comisiones laborales hasta el final del año.