Nacional

“Los Urabeños” amenazan de muerte a ocho periodistas más
28 de Septiembre de 2014


Según la banda criminal, "al que incumpla la orden de callar que está impartiendo Los Urabeños se le dará de baja y van a ser acribillados".


EFE


Ocho periodistas del departamento colombiano del Valle del Cauca fueron amenazados hoy de muerte por la banda criminal de "Los Urabeños", con lo que se suman a decenas de defensores de los derechos humanos, sindicalistas y dirigentes de izquierda víctimas de intimidaciones de distintos grupos armados.


Los amenazados trabajan en Cali, la capital de ese departamento del suroeste del país, y la ciudad portuaria de Buenaventura como corresponsales de Caracol Radio, Q Hubo Radio, El Tiempo y el Noticiero Más Pacífico de Telepacífico.


En el panfleto enviado a los correos de los amenazados, la banda de origen paramilitar declara "objetivo militar" a los periodistas Henry Ramírez, Cristian Abadía, Gildardo Arango, Yesid Toro, Julio César Bonilla, Óscar Gutiérrez, Álvaro Miguel Mina y Darío Gómez, denunciaron los medios para los que trabajan.


La banda acusa a los periodistas de dar información "dañina" y "mentirosa" sobre Fanny Grueso Bonilla, alias "La Chily", detenida esta semana en Chile y acusada por las autoridades de ser integrante de "Los Urabeños", también conocida como clan Úsuga.


Según la Policía, Grueso tenía en Buenaventura una vivienda en la que se practicaban torturas y descuartizamientos, lo que es cuestionado por la banda.


Agrega el panfleto que "Los Urabeños" lo que hacen es "acabar con las ratas de La Empresa", una banda con la que se disputan el control del narcotráfico y otros negocios ilícitos en Buenaventura.


Según "Los Urabeños", son los rivales de "La Empresa" los que se dedican a "extorsionar" y "asesinar" a personas de Buenaventura y de Cali.


"Estamos cansados de sus ataques y que nos señalen como si fuéramos los que matamos. Que averigüen lo que pasa de verdad", agrega la amenaza.


La Gobernación del Valle del Cauca rechazó "de manera tajante" las amenazas y pidió a las autoridades "aunar esfuerzos" para esclarecer el origen de esa intimidación "y brindar todas las garantías necesarias para que el periodismo continúe en su noble tarea de informar a los vallecaucanos".


"Esta es una acción cobarde de inescrupulosos que quieren atentar contra la libertad de prensa", señaló la Gobernación.


Estas amenazas se suman a las recibidas en las últimas semanas por 160 defensores de derechos humanos y otros periodistas por parte del grupo paramilitar "Águilas Negras" y la banda criminal "Los Rastrojos".


El pasado viernes el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, también denunció que ha recibido amenazas anónimas en las que se asegura que no "terminará su mandato" y que se le dará "una lección" por las políticas implementadas por su administración en la ciudad.