Economía

An exemplar Antioquian departed
Partió un antioqueño ejemplar
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
20 de Septiembre de 2014


En la madrugada de ayer se registró el deceso del doctor Jaime Tobón Villegas, quien fue alcalde de Medellín y de Rionegro, gran dirigente gremial, rector de dos universidades y poeta.


Foto: Cortesía 

Jaime Tobón Villegas en su última entrevista a EL MUNDO, previa a sus 95 años.

economia@elmundo.com 


Twitter: @olgarendonm


Cumplir 95 años para el doctor Jaime Tobón Villegas  era como un presagio, la certeza del deber cumplido y cuando todo estaba listo la partida a donde ese Dios en quien creía, era inminente. Así que aprovechó la ocasión para hacer pública su fe, para comulgar frente a sus familiares, amigos y compañeros de lucha política, gremial y empresarial y de alguna manera despedirse, como recuerdan sus más cercanos compañeros que desde aquel 18 de julio sabían que llegaría la triste llamada anunciando su muerte, como ocurrió en la madrugada de ayer.


Jaime Tobón Villegas nació en la vereda El Tablazo de Rionegro, pero siendo un niño, tomado de la mano de su madre y de sus tres hermanos, se fue a vivir a Medellín, en procura de una mejor educación. En esta ciudad se hizo bachiller y más tarde abogado, carrera que inició en la Universidad de Antioquia y que terminó en la Universidad Libre, un paso fundamental para llegar al servicio público. Inició además una carrera por mejorar la educación del país, siendo así fundador de la Facultad de Educación de la universidad de la que egresó y de la que más tarde sería su rector así mismo como lo fue en la Universidad de Medellín.


El dirigente gremial


Entre sus principales pasiones estuvo siempre la organización de los gremios, fue fundador y posterior presidente Nacional de la Federación Nacional de Comerciantes de Colombia (Fenalco). En ese sentido, Sergio Ignacio Soto, director Ejecutivo de Fenalco Antioquia, recordó que entre 1953 y 1957, difícil época de dictadura, Tobón Villegas con gallardía recorrió el país para agrupar a los comerciantes e instarles a salir adelante. El director gremial lo recuerda como un hombre que siempre quería proponer soluciones a las problemáticas del país, tanto así que hasta tres días antes de su muerte estuvo acompañándolo a planear lo que serían los 70 años de la organización.


Asimismo, fue fundador de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), director de Fedecajas, presidente de Fedefondos, gerente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y del Fondo Ganadero de Antioquia, fundó a Cornare y a la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño, en la que hasta el último de sus días fue presidente de su Junta Directiva.


“El doctor Jaime Tobón fue uno de los colombianos más ilustres, fue uno de los más dignos representantes del Oriente Antioqueño a nivel nacional, participando en escenarios internacionales y nacionales junto a la más reconocida dirigencia, dejando muy en alto también a Rionegro, su tierra natal”, expresó Rodrigo Antonio Zuluaga Mejía, presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño.


El alcalde soñador


Todo el aporte que desde diferentes sectores le había dado al país, le otorgó al doctor Tobón Villegas las credenciales para ser nombrado alcalde de la ciudad de Medellín en 1967. En ese cargo estuvo dos años que fueron suficientes para pensar en el crecimiento vial, del que recordaba él mismo, muchos años después, “se lo dije a los ricos de El Poblado cuando se unieron para rechazar mi iniciativa de construir calzadas de tres carriles en cada dirección, convencidos de que ese sería un sector pequeño, sin mucha demanda. Hoy están pagando las consecuencias”.


Pero el proyecto del Palacio de Exposiciones, en cambio, sí se realizó; fue un sueño con el que llegó después de una visita al Ecuador. “En 1968 cuando Jaime Tobón Villegas fue a Ecuador se dio cuenta que a Medellín le faltaba un centro de eventos o un centro de exposiciones y vino con la idea de hacer el Palacio de Exposiciones y Convenciones, radicó el acuerdo en el Concejo de la ciudad de Medellín y hoy, gracias a esa idea de Jaime Tobón Villegas, tenemos a Plaza Mayor como el corazón de Medellín. Él fue un visionario del mundo de los eventos del arte y la cultura, muy convencido de la importancia de la transformación de las ciudades a través de las expresiones artísticas y culturales”, dijo Gabriel Jaime Rico, gerente de Plaza Mayor.


Años después fue alcalde de su pueblo natal, Rionegro, donde también hizo aportes importantes para el crecimiento del que hoy es uno de los polos de desarrollo de la región.


Y es que Tobón Villegas siempre tenía entre ceja y ceja el deseo de ayudar a las comunidades y de aportar ideas para generar desarrollo, recordó el periodista César Pérez quien fue amigo suyo, y aseguró que “él siempre pensaba cómo le devuelvo a la sociedad todo lo que ha hecho por mi”.


El bohemio


Sus amigos más cercanos definieron al doctor Jaime Tobón Villegas como un hombre serio en su trabajo, pero profundamente bohemio, al que le gustaba el aguardiente, la música vieja colombiana, un gran conversador y un buen poeta.


El poeta Hugo Álvarez indicó que él era conocedor de muy buenos poetas, y que podían pasar horas y horas hablando de poesía, recitando y declamando, que lo llamaba cada que le gustaba alguna de las columnas que escribía para EL MUNDO y que en medio de tantas conversaciones le mostraba sus mejores composiciones. Hace poco, para un especial que le hizo Teleantioquia, Tobón Villegas le dijo a Álvarez: “yo quiero aparecer ahí con un trago de aguardiente”.


El escritor Álvaro Tirado dijo que la vida de Jaime Tobón Villegas fue una vida modelo, intensa y fecunda, que al resumirla habría que decir que fue un hombre cívico porque dispuso una vida al servicio de la sociedad 


En la mente de sus más cercanos Tobón Villegas queda como un hombre integral y consecuente, de ideales liberales, profundamente apasionado por el progreso, visionario como pocos, simpático, de muchos amigos y de una memoria extraordinaria.


Con el paso de los años se fue enfermando, Cesar Pérez dijo que sufría de una extraña enfermedad: almidón en el corazón. Una patología de difícil tratamiento, pero aunque sabía que estaba en los últimos días se mantuvo siempre lúcido.


El lunes fue la última vez que habló por teléfono, lo hizo con Sergio Ignacio Soto y con César Pérez, de ahí en adelante se fue durmiendo hasta que ayer a las 3:30 a.m., cuando en los brazos de su esposa, Norella Marín Vieco, y mientras ella le cantaba, partió.



Galardones y condecoraciones

Entre otras, estas fueron las principales condecoraciones que recibió el doctor Jaime Tobón Villegas:


 


Alcalde Vitalicio de Rionegro en 2008.


Mercurio de Oro de Fenalco en 2007.


Presea de Oro de Camacol en 2007.


Busto Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño en 2006.


Plomada de Oro de Camacol en 2004.


Cruz de Boyacá, categoría Gran Cruz, de la Presidencia de la República 2003.


Destacados líderes cívicos y empresariales de Comfenalco 1999.


Medalla militar “Servicios distinguidos” del Ministerio de Defensa Nacional en 1998.


Premio en Vida de Comfama en 1994.


Medalla Alcaldía de Medellín, categoría Oro, de la Alcaldía de Medellín 1992.


Hijos distinguidos de la Diócesis Sonsón – Rionegro.




Así despidieron a un ilustre

Desde la madrugada de ayer con el anuncio de su muerte las manifestaciones no se hicieron esperar. Estas son algunas de las despedidas y manifestaciones de sus admiradores y amigos.


Álvaro Uribe Vélez, expresidente y senador de la República: “Murió un grande, irreemplazable: Jaime Tobón Villegas”.


Aníbal Gaviria Correa, alcalde de Medellín: “Homenaje a Jaime Tobón Villegas, ejemplo de carácter, voluntad de servicio y capacidad de trabajo. Solidaridad a familia y su esposa Norela”.


Concejo de Medellín: “Tobón Villegas es un ejemplo a seguir por su liderazgo y servicio a la comunidad. Deja un legado imperecedero, no solo para la ciudad, sino también para Antioquia y el país”.


Gabriel Jaime Rico, gerente de Plaza Mayor: “Con la construcción del ‘Palacio de Exposiciones’, Jaime Tobón Villegas impulsó la economía, el desarrollo y el turismo de Medellín. Q.e.p.d”.