Columnistas

¿Pasado o futuro?
Autor: Hernán Cárdenas Lince
20 de Septiembre de 2014


Varias personas me han preguntado sobre la “era tipográfica”; tal expresión la he citado en mis artículos y al respecto hago la siguiente nota: por allá en el año 1450 Gutenberg...

Varias personas me han preguntado sobre la “era tipográfica”; tal expresión la he citado en mis artículos y al respecto hago la siguiente nota: por allá en el año 1450 Gutenberg inventó un modo de imprimir libros muy rápidamente, gracias al uso de tipos de imprenta que se podían intercambiar rápidamente, lo que hizo que fuera posible imprimir en pocos días un libro como la Biblia que, cuando lo hacía un amanuense, tardaba hasta siete años. El nuevo invento de la tipografía móvil hizo que por toda Europa surgieran imprentas, las que al mismo tiempo hicieron aparecer cientos de fábricas de “papel”. La edición de miles de libros también hizo posible que se principiaran a editar periódicos y revistas, lo que produjo que la población principiara a aprender a leer, al mismo tiempo que lo impreso cambió políticamente a toda Europa trayendo rápidas informaciones que cambiaron a todas las potencias políticas europeas.


Inglaterra ordenó que en lo que hoy llamamos Estados Unidos se iniciara la impresión de libros mientras España ordenaba que en sus colonias de México y de Lima se instalaran las primeras imprentas de tipos móviles, lo que hizo  que mucha parte de la población de colonias principiaran a aprender a leer. Simultáneamente en Europa y en las colonias americanas la sociedad entera fue controlada por la imprenta y se aceleró la fabricación de papel. Ese maravilloso invento de la tipografía rápida hizo que durante unos 450 años la sociedad entera dependiera de la imprenta, la que al mismo tiempo controlaba toda la sociedad. Esa rápida edición de libros sirvió a todos los procesos científicos, a la política y a lo cultural, al mismo tiempo que la política y lo comercial dependían de la edición de periódicos. Posteriormente aparecieron inventos maravillosos como la luz eléctrica, la radio, el telégrafo y recientemente se vieron en la sociedad elementos  como la televisión, los teléfonos celulares y los computadores interconectados, inventos maravillosos que hoy controlan a toda la sociedad, advirtiendo que lamentablemente las nuevas y actuales generaciones no están recibiendo una educación adecuada para utilizar correctamente todos esos inventos maravillosos.