Política

Proposal to the reform
Ponencia a la reforma
17 de Septiembre de 2014


Tras el cabildeo previo que hizo el Gobierno con los partidos políticos, luego de la presentación televisiva que adelantó el presidente Santos, de su radicación en el Congreso, de su envío a la Comisión Primera del Senado...


Foto: Cortesía 

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y dos de los ponentes Armando Benedetti y Viviane Morales explicando a la prensa los avances del proyecto de reforma de poderes.

Nacho


Tras el cabildeo previo que hizo el Gobierno con los partidos políticos, luego de la presentación televisiva que adelantó el presidente Santos, de su radicación en el Congreso, de su envío a la Comisión Primera del Senado, de la primera audiencia de la semana pasada y de los múltiples pros y contras iniciales que ha suscitado, en la tarde de ayer se esperaba la radicación de la ponencia del proyecto de reforma constitucional sobre equilibrio de poderes y ajuste institucional.

Todo este camino recorrido por el proyecto de Acto Legislativo 018 ha requerido casi dos meses desde que se instalaron las sesiones ordinarias del Congreso de la República el pasado 20 de julio y en cuya apertura Santos anunció modificaciones a la política, en lo electoral y al sistema de justicia, temas que son la columna vertical de ese proyecto gubernamental, básicamente orientado a la eliminación de la reelección presidencial.


Pero como también se radicaron proyectos de la misma índole presentados por los partidos políticos con asiento en el Legislativo, se deben acumular con la propuesta original del Gobierno. Además de las ideas sugeridas por los partidos de la Unidad Nacional, también se presentaron proyectos por parte del Partido Alianza Verde, por el Centro Democrático y la semana pasada el Polo también anunció su propia iniciativa, sobre todo contra la desaparición de la lista con voto preferente porque atenta contra la existencia de las minorías políticas.


Se procedió a la acumulación de las propuestas, pero queda en discusión si las del Centro Democrático y la del Polo se estudian por separado o al mismo tiempo del proyecto original, toda vez que ambas llegaron después de la acumulación.


Una iniciativa de ley o de reforma a la Constitución requiere de la elaboración de una ponencia como paso previo para que despegue la discusión del proyecto en una comisión permanente y que para el caso de la reforma de poderes se anticipa complicada y extensa.


Para que este proyecto sobreviva legalmente tiene que estar aprobado en cuatro debates en su primera vuelta el 16 de diciembre, día en que concluye el primer periodo de la actual legislatura y así continuar con vida para afrontar la segunda vuelta, con otros cuatro debates, a partir del 16 de marzo y hasta el 20 de junio del 2015.


La ponencia


Como el interés del Gobierno Nacional, representado por el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo Bustos, es que la discusión de la reforma comience cuanto antes porque solo restan trece semanas de trabajo regular parlamentario, durante el fin de semana pasado, todo el lunes y ayer se llevaron a cabo reuniones entre los ponentes y el ministro para ultimar el texto final de la ponencia.


Su contenido es clave para establecer en qué asuntos se lograron acuerdos entre los ponentes y el Gobierno.


El tema que impedía un texto definitivo de ponencia era la creación de un tribunal de aforados que sustituya la inoperante Comisión de Acusaciones de la Cámara, que según sus críticos no ha funcionado desde Bolívar y Santander, y desde hace rato la ridiculizan al denominarla “Comisión de Absoluciones”.


Según el coordinador de ponentes, el senador Armando Benedetti, ayer no se había logrado un consenso con el Gobierno en torno a esa figura, que busca que los altos funcionarios del Estado tengan un juez efectivo y no sigan gozando casi de una inmunidad eterna.


El senador uribista antioqueño José Obdulio Gaviria Vélez aseguró que tenía informaciones que en la noche del lunes el Gobierno había tirado la toalla sobre el tema del tribunal de aforados.


No obstante, en la mañana de ayer el mininterior Cristo Bustos seguía defendiendo esta figura en los medios radiales nacionales.


Por eso existe expectativa acerca del texto de la ponencia en lo relacionado a si el tribunal de aforados entra o no a discusión en los próximos días en la Comisión Primera del Senado.


Entre tanto, desde Bogotá trascendió que ya existen acuerdos en por lo menos siete temas fundamentales.


Se habría avanzado en la ponencia sobre la eliminación de la reelección de todos los funcionarios, en la lista cerrada, en la circunscripción regional y territorial, en acabar el Consejo Superior de la Judicatura, en decretar silla vacía por corrupción administrativa, en que  el vicepresidente no puede ser candidato a la Presidencia si no ha renunciado un año antes y que los magistrados tengan que tener 55 años para las altas cortes.